The Newsroom, pesadilla en la redacción

The Newsroom photo

Aaron Sorkin no es nuevo en esto. Tras la olvidada Sports Night, la inolvidable El Ala Oeste y la fugaz Studio 60 on the Sunset Strip nadie sería indiferente a un nuevo producto con la marca del escritor. Con el impulso cogido tras firmar el guión de La Red Social, Sorkin se lanzó a retratar la realidad bajo su óptica moralista, demócrata e idealista que se reflejaba en unos personajes perfectos en lo profesional y caóticos en lo personal. Episodio a episodio sometía a análisis y crítica con la ventaja de la perspectiva cada evento reciente en la vida de una América cada vez más polarizada.

Si bien a los seguidores de Sorkin les gustó la mezcla, que contenía esos guiones precisos y esos diálogos vertiginosos y afilados, todos apreciaron la falta de la magia de sus dos anteriores series en muchos de sus episodios. Estaba ahí, necesitaba pulirse un tanto, pero hasta el momento solo eran atisbos que episodios como el piloto habían dejado. Y sus detractores siguieron con la retahíla de críticas tan tendenciosas como el propio Sorkin: personajes femeninos inferiorizados, republicanismo de su protagonista como pose, carencia de una trama real y demás.

Así que tras superar el ecuador de esta temporada, veamos cómo ha evolucionado la serie – con posibles detalles de la trama – en su segundo año tras el salto.

The Newsroom pic

Aaron Sorkin puede dar la imagen de cabalgar en solitario en la misión para civilizar que su personaje protagonista Will McAvoy proclama a los cuatro vientos. Pero no lo está, ya que de alguna manera todos los comentarios y las críticas sobre la primera temporada de The Newsroom han calado en la segunda – que vio como su creador tiraba a la papelera sus tres primeros episodios y los reducía a dos nuevamente rodados – y tienen en esta su contestación, en mayor o menor medida.

Alguno de estos casos es un simple detalle, como que el personaje de Jeff Daniels apoye una decisión militar impopular como muestra de por qué dice que es republicano, pero otras implican un verdadero giro de ciento ochenta grados en el rumbo de la serie. Este es el caso de la trama horizontal que estamos viviendo a lo largo de la temporada, que abandona los hechos reales como eje de los episodios y sitúa el foco en una revisión del escándalo producido por la falsa noticia lanzada por la CNN en 1998, en la que acusaba al gobierno de los Estados Unidos de lanzar gas sarín en una operación militar. Aquello era la “Operación Tailwind“, ahora estamos ante la “Operación Genoa“, la reivindicación de Sorkin de que sus personajes no son profesionalmente perfectos y de que también puede construir una trama que enarbole la temporada.

A lo largo de estos siete primeros episodios hemos visto como una historia, que desde el principio sabíamos inventada, va calando entre los distintos personajes hasta estos concentrar todas sus atenciones en Genoa. Cómo la mala suerte, la investigación defectuosa y el mal hacer de algunos personajes llevan a la redacción de News Night a fallar estrepitosamente al acusar al Ejército de crímenes de guerra sin que estos se hayan producido. El brillante Will McAvoy falla, la intrépida MacKenzie McHale falla, el recto Charlie Skinner falla.

Estábamos acostumbrados a que fuesen un desastre en sus vidas personales, pero no nos esperábamos esta hecatombe en sus trabajos.

The Newsroom shoot

Tanto es así que a lo largo de los seis primeros episodios en todo momento nos hemos sentido fuera de lugar. Simplemente no funcionaban, no era el The Newsroom de la primera temporada. La aventura de Maggie Jordan, el personaje de Allison Pill, por África en ningún momento llegó a calar en el espectador, el mayor atractivo del seguimiento de la campaña de Mitt Romney por parte de Jim Harper era ver a la actriz Grace Gummer – hija de Meryl Streep – en pantalla y que el personaje de Dev Patel a su vez estuviese metido en el tema del Occupy Wall Street solo hacía que desviar el foco del espectador.

Solo tuvimos una sensación de plenitud cuando Sloan Sabbith – cuya actriz es la atractiva Olivia Munn – tal y como decía Stefanie Williams en el Huffington Post nos daba una pequeña victoria a todos al, literalmente, patearle la entrepierna a aquel hombre que publicaba unas fotos desnuda de la presentadora en el momento que esta rompía la relación con aquel. Un pequeño respiro que nos alivió, los malos no siempre ganan. Otra contestación a los que critican a los personajes femeninos de Sorkin.

Y entonces llegó el séptimo episodio de la temporada y último emitido hasta el momento. Bajo el título de “Red Team III” se nos presenta el momento más bajo de la redacción de News Night pero sin duda el más alto de la temporada y probablemente de la serie. ACN decide sacar a la luz la “Operación Genoa“, que inmediatamente se demuestra un fraude. Todas las piezas del puzzle encajan para los espectadores pero no para los protagonistas de la historia. Pero si The Newsroom ha demostrado que es hija de su padre con todo lo ocurrido durante la mayor parte del episodio, decide elevar el listón de la mano de la incombustible Jane Fonda en forma de una escena final en forma de discurso de esta que permanecerá en la memoria de todos los seguidores de la serie.

The Newsroom ha vuelto, media temporada tarde, pero con las ganas de combatir acumuladas.

2 comentarios en “The Newsroom, pesadilla en la redacción

  1. Pingback: Series a Toda Vela | Noticias de Ultramar: Semana III (del 31 de agosto al 6 de septiembre)

  2. Pingback: Series a Toda Vela | La Mesa del Capitán: Episodio III, la Venganza de las Sombras de Grey

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s