Pilotando el navío, los estrenos de la temporada (y II): Comedia

Pilot

Tras el repaso la semana pasada a los pilotos de drama que nos había dejado el inicio de esta temporada, pasamos al segundo tiempo con los pilotos de comedia. Si con anterioridad aquellos pilotos nos habían satisfecho en mayor o menor medida, solo oponiéndonos a la propuesta de Hostages, no hemos tenido tanta suerte con las comedias.

No nos entendáis mal, de seis propuestas que hemos visto, al menos tres nos han convencido lo suficiente como para seguir con ellas. El problema es que las que no lo han hecho, ni se han acercado a un mínimo de calidad humanamente decente. Volvemos a la época de las risas enlatadas y las series noventeras casposas y sin gracia. Al concepto de la comedia familiar mal entendida.

Nos ha parecido una regresión significativa de la comedia más ácida que se ha visto en cadenas como la NBC – dejando aparte el género de comedia incómoda, propia del cable – o incluso de ese punto de equilibrio que alcanzó el humor blanco de Modern Family. Entremos en materia.

Brooklyn Nine Nine photo

Brooklyn Nine Nine

El espíritu de la comedia de la NBC, aquí recogido. El año pasado fue un año traumático para la comedia de la cadena del pavo real, ya que tuvo que afrontar la marcha de The Office en su novena temporada y 30 Rock en su séptima. Así que nuestras esperanzas estaban puestas en la nueva serie de Michael Schur, creador de la primera y de Parks and Recreation junto con Greg Daniels. Y hemos sido recompensados, al menos parcialmente.

Si bien no tiene la acidez y el virtuosismo cómico de las citadas, si que tiene ese espíritu mamarracho y de comedia sincera pero no por ello fácil. La serie, protagonizada por Andy Samberg – hasta hace poco un pilar de Saturday Night Live – se centra en las peripecias de los detectives de una comisaria de Brooklyn a la que llega un nuevo capitán, Andre Braugher – que la temporada pasada le vimos en Last Resort -, que quiere cambiar el ambiente de la estación e implantar sus normas.

Tanto The Office como Parks and Rec empezaron siendo una fracción de lo que luego llegarían a ser, por lo que le damos plena confianza a la serie policíaca. Especialmente por los ingredientes que componen su mezcla y por tener una competencia tan pobre.

Dads photoDads

El horror, ¡el horror!

La peor comedia que hemos visto en mucho tiempo. Recitaba Marlon Brandon las anteriores líneas de su personaje el Coronel Kurtz en el entorno del Vietnam, pero nunca sabríamos que aventuraba el resultado de la primera serie de comedia de imagen real creada por Seth McFarlane. Tras el éxito de su película Ted – que rescataba conceptos de sus series de animación – se decidió finalmente a llevar a cabo para FOX la serie protagonizada por Seth Green y Giovanni Ribisi.

Con desastroso resultado, ya que está probado que lo gratuito y polémico que funciona a la perfección en la animación, no lo hace en la imagen real. Cero sutileza, cero inteligencia. Simplemente comentarios sexistas y estereotipos raciales indignos de la comedia más noventera. Y si a eso le sumas el nulo carisma de los padres de los protagonistas, los que se supone que son la carga cómica del show, nos quedan veinte minutos sin una leve sonrisa, la absoluta nada.

Bueno, Seth Green haciendo mímica. Y risas enlatadas, muchas risas enlatadas. Tantas, que el espectador tendría que estar en una carcajada perpetua de ser por la guía que le hace el show en ese aspecto. Hasta cuando dan los buenos días.

Mom photo

Mom

La nueva comedia de la CBS – que ha llegado a estrenar hasta tres comedias de esta lista – tenía distintos ingredientes que aportaban muy variados sabores al plato.

Algunos de ellos de entrada no nos convencían, tal y como que la mente detrás de la serie fuese Chuck Lorre – que en la cadena ya tiene The Big Bang Theory y Dos Hombres y Medio, malos antecedentes -. Otros nos eran indiferentes, como que la protagonista fuese Anna Faris – protagonista de varias Scary Movie y co-protagonista en El Dictador -. Y algunos nos hacían pensar en que podíamos estar ante algo con potencial, la querida Allison Janney entre ellos – ¿en serio tenemos que recordar que era C.J. Cregg en El Ala Oeste? -. Pero como pasa con algunas especias, hay ingredientes que acaparan todo el sabor del plato.

Y que sea la enésima serie de Chuck Lorre es el culpable de que nos hallemos ante otra serie sin gracia alguna, con otra infinidad de risas enlatadas y con chistes reciclados de otras series del productor. Hasta tenemos un cameo gratuito de Jon Cryer, para nuestra desgracia. No nos interesaba la interacción entre madres ex-alcohólicas, solo queríamos que acabara cuanto antes.

The Crazy Ones photo

The Crazy Ones

Sin salir de la CBS, llegamos a la mejor comedia de la temporada. Esta propuesta concentraba un reparto muy sugerente, pero al mismo tiempo bastante extraño. Al archiconocido Robin Williams se le sumaban actores como Sarah Michelle Gellar (Buffy de Buffy Cazavampiros), James Wolk (Bon Benson de Mad Men) o Hamish Linklater (Jerry Dantana en The Newsroom).

Un reparto heterogéneo que juntaba David E. Kelley que quería o, mejor dicho, necesitaba que su próxima serie funcionase tras fracasos recientes. El escenario es una agencia de publicidad – James Wolk no sale de ellas – en pleno relevo generacional. Siendo una mezcla entre drama y comedia semejante al que tuvo Boston Legal en su momento, aunque en este caso la balanza se inclina hacia  el lado de la comedia – incluyendo el formato – al contrario que la serie de James Spader y William Shatner.

Lo que llama la atención es la total química entre los actores participantes, a pesar de ser cada uno hijo de su padre, funcionan perfectamente desde el primer minuto. Especialmente el personaje de Williams y el de Wolk, que nos regalan algunos de los mejores momentos del episodio. Hasta Sarah Michelle Gellar está bien, otra que necesitaba que algo suyo funcionase, tras el fracaso de Ringer. Muy comprada, la serie que no esperábamos pero que si nos merecemos.

The Michael J. Fox show

The Michael J. Fox Show

El retorno de Michael J. Fox a un papel protagonista nos ha proporcionado emociones encontradas. El protagonista de Regreso al Futuro, que recientemente habíamos visto en papeles similares en Boston Legal y The Good Wife, llegaba a la NBC para hacer su comedia personal. Tan personal que trata sobre un hombre de la televisión aquejado de la Enfermedad de Parkinson que vuelve al ámbito laboral. Tan personal que lleva su nombre en el título.

Por lo tanto esperábamos algo de mala leche, un poco de esa redacción de noticias de la NBC4 que nos recordara a la autocrítica – en ocasiones hasta autohumillación . que hacía 30 Rock con sus propia cadena. Es cierto que jugábamos en contra de nuestras propias expectativas, pero los ingredientes no eran malos. Y el resultado tampoco, ya que se trata de una comedia familiar bastante disfrutable, superior a todas aquellas que se hayan estrenado esta temporada, pero no es lo que esperábamos.

Sin embargo, seguimos teniendo fé que esta comedia familiar toque más palos y avance por un terreno que le haría ganarse un sitio con las grandes. En cualquier caso, seguiremos con ella y, sobre todo, con esa Betsy Brandt que ya ha dejado atrás a Marie Schrader.

We are Men photo

We are Men

Terminamos con uno de esos productos inclasificables de lo confuso y anodino de su propuesta. Un reparto compuesto por rescates de otras series como Tony Shalhoub (Monk), Jerry O’Connell (The Defenders), Kal Penn (House) y protagonizado por un desconocido Chris Smith – hasta su nombre es anodino -, que nos presenta un grupo de solteros que se pasa el día bebiendo y yendo “de caza” de mujeres.

Una especie de oda a la soltería y la masculinidad, que se traduce el líneas de diálogo recurrentes como: “- Why do we run? – Because it’s awesome”. No tendrá risas enlatadas, pero compensa la falta de estas con una retahíla de diálogos sin pizca de gracia que abrumaría al propio Chuck Lorre. De el viejo verde, pasando por el solterón empedernido y llegando al calzonazos. Todos los tipos de soltero dando vergüenza ajena juntos.

No sé qué nos querían ofrecer con esta serie, probablemente no lo hayamos entendido bien, pero de lo que seguro que no se trata es de una comedia. A pastos más verdes.

Y terminamos con este sexto y último piloto de comedia nuestro repaso a gran parte de los pilotos de la temporada 2013/2014. Volveréis a oírnos hablar de aquellas series que hemos recomendado en esta y la anterior entrega, además de otras que iremos comentando más adelante y que aquí no han sido incluidas. Esperamos que os hayan servido de guía para orientaros por la parrilla televisiva, no olvidéis comentarnos cuales han sido vuestros favoritos.

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s