Sleepy Hollow, una carrera contra la Muerte

Sleepy Hollow logo

En este barco somos un poco suspicaces. Desconfiamos de las propuestas y el escepticismo ronda nuestras mentes al hablar de ciertos proyectos. Sleepy Hollow fue en un principio víctima de esa naturaleza precavida, ¿quién no recelaría ante la posibilidad de traer la historia clásica al mundo actual y hacer un show televisivo sobre ello? Al menos nosotros lo hicimos, pero por una vez y sin que sirva de precedente hemos de rectificar en nuestros pensamientos.

Ya cuando hablamos de los pilotos de esta temporada, Sleepy Hollow apareció como una de esas gratas sorpresas que incitan a seguir con la serie, pero nunca hubiéramos adivinado que estaríamos ante uno de los éxitos de la temporada. Compitiendo de tú a tú con la también triunfante y novata The Blacklist, marca semana a semana unos datos bastante buenos para FOX.

Si queréis ver nuestro análisis – con un cierto número de spoilers – de lo emitido hasta el momento, os lo ofrecemos tras el salto.

Sleepy Hollow season one pic

La serie comienza con una premisa básica pero al mismo tiempo muy amplia, o high concept, como nos gusta decir: Ichabod Crane, soldado británico leal a George Washington y espía especial de este, muere en combate al mismo tiempo que decapita acabando con la vida de un mortífero jaeger casaca roja que sembraba el caos en la Guerra de Independencia Americana.  Sin embargo este era más que eso, ya que se trataba de la mismísima Muerte, uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis. Este hecho unido a que la esposa de Crane pertenece a un aquelarre de brujas – tan de moda en estos tiempos televisivos – y realiza un hechizo que une los destinos de ambos, provoca que con la segunda venida del Jinete de la Muerte al pueblo de Sleepy Hollow el propio Ichabod Crane también vuelva a la vida.

Y para acompañarle estará la teniente Abbie Mills, protegida del sheriff Corvin – el experto en entidades sobrenaturales local – que fallece a causa del hacha del infame jinete, que está también unida al destino de Crane al tratarse de uno de los Testigos que han advertido la presencia de Moloch, el demonio antagonista de ambos y fruto de todos los planes malvados en curso. Este personaje servirá como guía y compañera al bueno de Ichabod tras despertar más de doscientos años después de su muerte.

Uno de los puntos a favor de la serie es la buena química entre estos. Si bien no se descarta una posible unión sentimental entre ambos, los guionistas optan por obviar la ya muy manida tensión sexual no resuelta y utilizar una fuerte camaradería entre los dos personajes. De alguna forma están solos en un mundo extraño para ambos, para Crane al estar fuera de su tiempo y para Mills al estar fuera de su elemento con tanta aparición sobrenatural.

Sleepy Hollow season one shoot

Los distintos episodios de la serie servirán para presentar a cada uno de los agentes de Moloch, que hasta el momento se mantiene en segundo plano, que pondrán en serios apuros a los protagonistas e intentarán acelerar el Apocalipsis. De alguna forma se nos presenta una amplia galería de villanos, monstruos y humanos, que recuerda poderosamente al estilo de las primeras temporadas de Supernatural en el que los dos hermanos y camaradas sobrevivían a todo lo que se les ponía por delante, antes de que esta serie se convirtiese en una parodia de si misma.

Además, esta estructura facilita también para presentar a los diversos aliados que tendrán en esta lucha contra el mal – ya que la serie enfatiza en enfocar este conflicto como si de una guerra se tratase -. Si bien el sheriff interpretado por Clancy Brown nos dura mucho menos de lo que quisiéramos, también tendremos a la bruja esposa – interpretada por Katia Winter – que echará algún cable desde el Purgatorio en el que se encuentra; al Devorador de Almas, un peculiar personaje interpretado por el siempre genial John Noble; a los actuales francmasones, que ayudarán a su antiguo miembro Ichabod Crane; y al capitán de policía Frank Irving, al que da vida un Orlando Jones que recordamos de la película Evolution con David Duchovny.

Si bien hasta ahora todo lo expuesto puede interesar pero no convencer, la serie goza aún así de numerosas virtudes. La primera de estas es sin duda la perfecta integración del catálogo de eventos y personajes de la Guerra de Independencia Americana con la mitología de la serie, algo que solo habíamos visto hacer con tal destreza en el videojuego Assassin’s Creed III. Paul Revere, la Cabalgata de Medianoche, el Motín del Té de Boston, la Declaración de Independencia o el mismísimo George Washington se tratan como algo propio de la serie, lo que ayuda a crear una atmósfera pseudohistórica de gran valor para el show.

Sleepy Hollow Sandman gif

El carisma de Tom Mison es otro de esos pilares que sostienen la serie, la posición de hombre fuera de su tiempo la asume con total naturalidad, siendo las escenas en las que este se enfrenta a las rarezas y complejidades de los artilugios contemporáneos algunas  de las mejores de la serie. Un protagonista bueno suele ser bastante importante en este tipo de series y Mison conecta con la audiencia, mientras que Nicole Beharie se mantiene en el campo de la corrección.

Pero lo que más hemos de destacar dentro de Sleepy Hollow es su concreción, su capacidad para contar algo en cada episodio y hacer avanzar las tramas con cada escena que muestra. No es una de estas series, como tampoco lo es The Blacklist, en las que una estructura procedimental anule la evolución de su historia. De hecho, su estructura de la temporada en trece episodios – como también en FOX la tiene The Following, aunque sin el mismo resultado –  juega mucho a su favor obligando a sus creadores Alex Kurtzman y Roberto Orci a ser precisos y evitar el relleno o los episodios de transición.

Teniendo todo esto en cuenta, no podemos sino recomendar Sleepy Hollow a todos los interesados en un drama sobrenatural menos mamarracho que otros en antena y con múltiples valores añadidos de cara a ser una serie a seguir de cerca. Máxime cuando los estrenos de esta temporada se mueven en escalas de grises, siempre se agradece una serie que sorprende gratamente. No es para perder la cabeza, como cierto jinete antagonista, pero si para disfrutar con ella.

Sleepy Hollow season one photo

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s