Almost Human, el verdadero Bad Robot

Almost Human logo

Muchas veces cuando hablamos de que una serie es factoría Abrams, nos estamos refiriendo a que esta ha sido creada en el seno de su productora – que da título a este post -, la cuál no solo incluye a nuestro querido Jeffrey Jacob sino a un amplio número de talentos colaboradores habituales de este y que desarrollan muchas de las ideas de este. Lo que estábamos esperando a ver era una idea creada enteramente por alguno de estos hombres.

Almost Human es ese producto que estábamos esperando, una serie creada enteramente por J.H. Wyman. Este hombre fue uno de los productores y guionistas de la primera temporada de Fringe que, a causa de su gran trabajo, fue ascendido a ocupar la posición de co-showrunner junto con Jeff Pinkner hasta cerca del final de la cuarta temporada, para ocupar la posición de showrunner en solitario en la última temporada de la serie protagonizada por Anna Torv, Joshua Jackson y John Noble.

Pero, ¿cuáles son las virtudes de la serie de Wyman para FOX? Os las detallamos a continuación.

Almost Human shoot

Si tiempo atrás hablábamos de la importancia de las canteras, podríamos hablar de Bad Robot como una de las más importantes canteras de creativos de ciencia ficción y espionaje tanto para cine como para televisión. En este último medio, la productora ha dado a luz a productos como Alias, Lost, Person of Interest, Fringe o Revolution – y algunos batacazos también – mientras que en la gran pantalla ha tocado franquicias como Star Trek, Misión Imposible o ahora la todopoderosa Star Wars.

Lo que han demostrado los implicados en estos proyectos, e incluso el propio Abrams en películas como Super 8, es un gran amor por la ciencia ficción y una enorme nostalgia por esas cintas de género de tiempo atrás. Almost Human es eso, una amalgama de conceptos de esa ciencia ficción de autores como Isaac Asimov, Phillip K. Dick o Arthur C. Clarke que luego serían adaptadas en películas inolvidables. Veamos qué toma de cada cuál.

Almost Human pilot shoot

Donde uno primero acude a mirar es la película Yo, Robot que venía inspirada directamente en el libro de relatos homónimo de Asimov, un policía que desconfía de los robots por experiencias pasadas se ve forzado a colaborar con un androide inusual – mucho más humano que sus congéneres – con el que irá desarrollando una gran confianza. Obviamente en la película de Will Smith no se llevaba esa relación hasta el punto de la buddy movie, algo que si se hace en este caso.

Porque precisamente la química entre el personaje de Karl Urban, el detective John Kennex, y el de Michael Ealy, el androide Dorian, es el plato fuerte de la serie. La falta de humanidad de Kennex – cuyas experiencias pasadas le llevan a utilizar métodos semejantes a los que el mismo actor utilizó en Dredd – y el exceso de esta por parte de Dorian – que recuerdan al inteligente abogado que Ealy fue en The Good Wife – sirven al mismo como contraste y como enlace. Ambos se ven a si mismos como juguetes rotos, fuera de sitio, lo que les unirá a pesar de sus diferencias. 

Almost Human pilot pic

Es aquí donde la serie bebe directamente de Blade Runner – que se basó, recordemos, en la novela ¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas? de Phillip K. Dick – de la que toma no solo la estética de los escenarios sino ese concepto del androide humanizado, capaz de sentir como un persona debido a su condición extrema de réplica de esta. No son solo parte de la ambientación de la serie, sino una parte integral de esta. El segundo episodio de la serie, a través de la figura de los sexbots, nos hacen reflexionar sobre si esa capacidad de empatizar que poseen los androides hace justo o no el trato deshumanizado que se realiza con ellos.

Pero el carrusel de temáticas referentes no termina aquí, desde el primer momento se nos presenta a la serie como un futuro cercano en el que la ciencia ha avanzado tanto que el uso descontrolado de esta por parte de individuos sin escrúpulos – temática ampliamente tratada en el Fringe de Wyman y Pinkner – obliga a los cuerpos de policía a combatir el crimen con otros medios. Robocop y una vez más el Juez Dredd son los referentes más claros, al presentar a una policía muy tecnificada y la utilización de robots para luchar contra los criminales.

De hecho, hasta para el trasfondo de los personajes se usan referencias claras a otras obras de ciencia ficción. La incapacidad del detective Kennex para recordar y las líneas desdibujadas entre enemigo o amigo para con su ex-novia, son rescatadas de Total Recall – que también parte de un relato de Phillip K. Dick, en la película protagonizada por Schwarznegger y en su posterior adaptación -, el personaje protagonista de esta película y el papel de la esposa de este. Sharon Stone o Kate Beckinsale, según preferencias. Veremos hasta qué punto el personaje de la guapísima Minka Kelly será un apoyo para él, tal como lo era el de Jessica Biel para Colin Farrell en la última versión.

Almost Human pilot photo

Llegados a este punto, se nos hace reflexionar acerca de una cuestión. Con tal abrumadora avalancha de referencias y elementos tomados de aquí y de allá, ¿estamos verdaderamente ante un producto original? ¿Se justifica su existencia más allá del homenaje? Es difícil de precisar, ya que lo que ya se nos presentó como un sucesor espiritual de Fringe está aportando pocos elementos de su cosecha. No obstante, el aficionado a la ciencia ficción más hard ha encontrado en estos dos episodios emitidos más satisfechos sus gustos que en varios años de programación estándar. Concretamente desde el final de Galactica.

Obviamente, no creemos que hallemos a unos nuevos cylon en estos androides. No confundáis coincidencia temática con entusiasmo, todavía le queda mucho por enseñar y en su caso demostrar a esta serie, hasta el momento solo hemos evidenciado reflejos de otras obras. Aunque si esos son los espejos en los que pretende mirarse, probablemente sean los mejores que se puedan encontrar. Estaremos atentos, a ver quienes componen esa organización criminal Insyndicate.

Un comentario en “Almost Human, el verdadero Bad Robot

  1. Pingback: Series a Toda Vela | Las Siete Magníficas, las series más esperadas para 2014 (I)

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s