The Crazy Ones, cállese y coja mi dinero

The Crazy Ones shoot

Si hay algo que repetimos como un mantra en este blog, es la desesperación de David E. Kelley por encontrar un nuevo éxito televisivo. Pensar que el hombre detrás de – atentos, lista interminable de clásicos televisivos en camino – La Ley de Los Ángeles, Picket Fences, Chicago Hope, El Abogado, Ally McBeal, Boston Public y – nuestra favorita – podía llevar desde 2008 encadenando fracaso tras fracaso televisivo, hacía que nuestras entrañas se removieran.

Pero Kelley se repuso a las cancelaciones de Harry’s Law, Monday Mornings, The Wedding Bells y a proyectos que nunca vieron la luz – gracias a Dios – como el piloto de Wonder Woman con Adrianne Palicki, y este año volvió a la carga con una sitcom profesional sobre publicistas. Pero para que no cayese en lo anodino, gran fallo de sus recientes producciones, puso como reclamo al cómico Robin Williams al frente de esta, que también buscaba hacerse un hueco de nuevo en televisión.

¿Funcionaría esa estrategia? Os lo desvelamos a continuación.

The Crazy ones season 1 photo

No nos engañemos, la serie es un vehículo de lucimiento de Robin Williams y la respuesta de cada espectador con respecto a la serie dependerá única y exclusivamente de cómo acepte al actor. Tenemos constancia de que despierta tantos odios como pasiones y asumimos que si estás en el grupo que no soporta a Williams, la serie no la podrás ni ver. Pero lo que nosotros buscamos es ir un paso más allá, ¿qué tiene de bueno The Crazy Ones?

Si algo podemos decir de Williams, es que es uno de los cómicos con más experiencia de Norteamérica y que su naturalidad y vitalidad contagia al resto del reparto. Unos intérpretes tan dispares como James Wolk (Mad Men, Lone Star), Hamish Linklater (The Newsroom) o Sarah Michelle Gellar (Buffy Cazavampiros) logran ser parte integral de la comedia gracias al cemento que los une, el talento innato de Robin Williams para hacer reír.

Solo hay que ver las tomas falsas tras cada episodio – lo mejor de cada capítulo, sin duda alguna – para ver lo bien que se lo pasan con él y cómo tira de cada miembro del reparto para hacer el ganso. De hecho, uno desearía que todo eso formase parte integral de los episodios como explicaremos más adelante.

The Crazy Ones season 1 shoot

El núcleo de la acción lo lleva la relación paterno filial entre la pragmática hija del protagonista – la Sarah Michelle Gellar que aquí logra un atisbo de credibilidad, a pesar de sus carencias como actriz – y este, un alocado publicista ex-alcohólico que ve como llega el ocaso de su carrera y ahora tiene que convivir en su agencia Lewis, Roberts & Roberts de Chicago.

Algunos quisieron verla como el reverso cómico de Mad Men, pero yo me aparto de esa tesis. Aquí lo que prima es más que reflejar el día a día del publicista, es utilizar este para poner las situaciones más locas al servicio de sus protagonistas. Busca explotar la química entre Williams y James Wolk, una relación mentor-alumno que en parte sustituye a la que no tuvo con su hija debido a su alcoholismo – que siempre amenaza con una recaída – y que da algunas de las mejores escenas de la serie.

Y no es lo único positivo, como por ejemplo las ocasionales macabras revelaciones del personaje de Amanda Setton, que siempre descolocan al espectador y a los personajes; o la reciente inclusión del otro socio de la agencia interpretado por el cómico monologuista Brad Garrett – una omisión deliberada en la serie de Kelley, al igual que como al principio en Boston Legal se desconocía la presencia de Shirley Schmidt y luego llego a ser una de las grandes protagonistas – que es al mismo tiempo compañero y némesis. La serie tiene muchas facetas que dar, más allá de la ocasional aparición de un famoso como Kelly Clarkson o la próxima de Adriana Lima.

The Crazy Ones season 1 pic

Y sin embargo, en ese punto fuerte reside a su vez el mayor defecto de la serie. El lector atento habrá podido observar como hemos citado múltiples facetas de la serie mientras que desde un primer momento hemos venido diciendo que se trata de una sitcom, ¿cómo son capaces de introducir tantos aspectos en veinte minutos? Pues con un estilo atropellado y dando la sensación de que en cada capítulo se dejan la mitad de las cosas por contar.

La principal traba de la serie es la concepción del formato, si bien 30 Rock lograba con maestría contener en esa cifra todo lo que quería – ¡y era mucho! -, la serie de la CBS carece de esa maestría y esa precisión. A cada capítulo le hace falta más metraje, si bien puede que no sea como para una serie de cuarenta minutos por episodio, menos de treinta – al estilo de las comedias de HBO – se hacen muy pocos.

No deja de ser muy disfrutable, bastante recomendable de hecho, pero cada capítulo deja la sensación de que podría haber dado más de si, ser una oferta más redonda. Esa es la diferencia entre una buena serie y una gran serie.

2 comentarios en “The Crazy Ones, cállese y coja mi dinero

  1. mmm a mi me encanta la serie the crazy ones mi capitulo favorito es el que crian patitos ya se que tiene sus contras pero esta bien es buena vos tambien criticas todo 2 hombres y medio me parece un asco ya van como 200 capitulos y sigue siendo lo mismo igual modern family esa cagada con la mina morocha de labios de churrasco y ese gordo bajonero de mierda the crazy ones es mi unica serie de comedia que veo es buena muy buena tambien me gustan dexter y voy a empezar a ver dr house todas las comedias menos the crazy ones son mierda y que lastima se cancelo el show de michael fox parecia tan prometedor pero bueno ahh the crazy ones es buena y punto final

    • Jajaja, criticamos todo lo posible para bien o para mal.

      Precisamente Dos Hombres y Medio nunca nos ha aportado nada bueno y Modern Family hace bastante que tampoco.

      The Crazy Ones ha tenido una primera temporada buena, aunque si que le falta un poco para llegar al nivel de otras grandes. Parks and Recreation ahora mismo puede mirar por encima del hombro al resto de comedias.

      Si te ha gustado la de Robin Williams, échale un ojo a Parks and Rec.

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s