Sherlock, recuerden recuerden

Sherlock lives pic

“Recuerden, recuerden, el cinco de noviembre. Conspiración, pólvora y traición. No veo la demora y siempre es la hora para evocarla sin dilación” – Guy Fawkes.

Al igual que el propio John Watson, casi nos habíamos acostumbrado a no contar con la presencia de Sherlock. El ver a sus actores protagonistas, Martin Freeman y Benedict Cumberbatch, en otras producciones, los retrasos en sus rodajes y la indefinición a la hora de señalar una fecha para esta tercera temporada nos desanimaban e invitaban a seguir con nuestras vidas y buscar otros shows en los que refugiarnos. Pero al igual que el bueno de Watson, queríamos que Sherlock estuviese vivo.

Y The Empty Hearse nos invitó a recordar, a rememorar por qué teníamos esa necesidad de volver con Holmes. Nos ha devuelto esa serie fresca y estimulante, con un ritmo endiablado que hace que la hora y media de cada capítulo se vayan en un suspiro. Nuestro particular milagro de Navidad ha sido la vuelta de la pareja de detectives más famosa de la historia al Londres contemporáneo tras dos años de ausencia, con Sherlock Holmes viajando por el mundo y nosotros por la parrilla televisiva.

Ahora nosotros os invitaremos a recordar por qué ha sido tan grande este episodio con cierto número de spoilers, a continuación #SherlockLives.

The Empty Hearse pic

Puede que Sherlock Holmes no estuviese muerto, pero sin duda alguna tampoco estaba de parranda. Acabar con Moriarty supuso descabezar a la serpiente, pero todo el cuerpo de su organización todavía seguía coleando y en eso ha ocupado el detective estos dos años a la sombra. Una intensa actividad de desmantelamiento que concluye en el momento en el que volvemos a tenerle en pantalla, con Mycroft trayéndolo de vuelta de una escena de tortura en Serbia bajo el pretexto de una amenaza terrorista que subyace en las redes londinenses.

John Watson por su parte se halla bastante apartado de su antigua vida, con su propia consulta médica abierta y un romance con su secretaria Mary a punto de convertirse en algo más que eso. Todavía con dificultades para superarlo, la exculpación póstuma de su camarada por los crímenes cometidos por Moriarty sirve para reabrir las viejas heridas que sentía por su fallecimiento. Aunque no tanto como que este se presente vivito y coleando mientras Watson le propone matrimonio a su querida Mary.

Unos de los mejores momentos del episodio son las sucesivas reacciones agresivas de Watson sobre Holmes a medida que va descubriendo los detalles del engaño al que estaba sometido. Porque parece que bastante gente estaba al tanto de la no-muerte del detective excepto su fiel compañero. La escena de la conversación con los padres de Sherlock y Mycroft es otra joya, lo adorables que son contrasta con lo sociópata de sus hijos mostrado en otra secuencia de conversación entre estos.

The Empty Hearse photo

Cabía esperar que el Dr. John Watson no se tomase bien todo el asunto del engaño y la muerte fingida, pero también igual de esperable es que no pudiese resistirse a volver a acompañarle en la investigación de esta red terrorista en las profundidades. El tedio de su trabajo en la consulta médica unido a la añoranza que siente por sus aventuras con Sherlock Holmes le acaba embarcando en ese caso homenaje al V de Vendetta del británico Alan Moore.

Porque ya cuando ese misterioso hombre detrás de la amenaza terrorista – al que todavía no conocemos pero que promete ser un desafío para el detective – metió a Watson dentro del muñeco de Guy Fawkes que estaba preparado para ser pasto de las llamas ya tendríamos que haber visto algunas de las intenciones del episodio. Más aún cuando el Parlamento británico anunciaba la aprobación de una ley antiterrorista calificada de orwelliana. Pero cuando el plan de ese lord renegado consistía en volar en cinco de noviembre el propio parlamento, ni a los protagonistas ni a los espectadores nos cupo duda alguna de que estábamos ante un homenaje de una de las distopías más famosas de la ficción.

Lo que la figura de Guy Fawkes le sirvió al Mago de Northampton para echar abajo a un gobierno totalitarista de su creación, nos lleva aquí también a un vagón de metro en un andén olvidado con una bomba a bordo que puede echar abajo los cimientos del régimen político británico. Un momento tan bueno como cualquiera para que Sherlock saque a relucir los sentimientos de su compañero ante la seguridad de una muerte inminente por el estallido de la bomba. Aunque estuviese enfadado con él, Watson todavía le aprecia. Aunque lo de que la bomba estuviese a punto de estallar también era otro engaño, ¿qué temporizador no tiene un interruptor de apagado?

The Empty Hearse shoot

Un genial retorno del detective a la BBC y a nuestras vidas, con más humor del habitual y con un ritmo endiablado. Y con dos grandes misterios. El primero de ellos es el evidente, ¿quién está detrás de esa amenaza a la que han introducido a Holmes y Watson? El obligar al primero a correr para salvar al segundo de morir quemado implica que es personal pero… ¿no está su enemigo más personal, su némesis, muerto por su propia mano? Que utilice a agentes infiltrados norcoreanos tampoco debería tranquilizarnos.

Y en segundo lugar, ¿cómo fingió Sherlock Holmes su muerte? A lo largo del capítulo se cuentan diversas versiones, todas implicando los contactos de Mycroft, la participación de la forense Molly Hopper y el uso de la red de mendigos de Sherlock. Pero ninguna de ellas parece encajar del todo, ¿verdad? Veremos cómo avanza la resolución de ese misterio, si la futura esposa de Watson tendrá un papel más importante tal y como parece y si veremos el retorno de algún personaje del pasado de los protagonistas. Algunos mataríamos por volver a ver a Irene Adler.

Sherlock ha vuelto y por la puerta grande, el mundo lo sabe y los medios se hacen eco. Internet lo sabe, y hasta el blog del Dr. Watson ha decidido sacar el asunto a relucir. Recordamos al detective Holmes y él nos recuerda por qué eramos tan fans de sus aventuras y sus métodos deductivos. Y a los británicos debe de haberles pasado lo mismo, ya que un 33% de share y más de nueve millones de espectadores avalan el retorno de este.

Sherlock photo

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s