Black Sails, soltad las jarcias

Black Sails photo

Le teníamos ganas, queríamos que de verdad funcionase por lo que ello conllevaba. Una buena producción sobre piratas, con grandes veleros surcando el Caribe y abordando buques de la Royal Navy y de la Armada española. Un encuentro de los mejores bucaneros que dieron tanto la realidad como la ficción, intrigando y entramando conspiraciones criminales en base a un retorcido sentido del honor y la libertad.

Uno siempre sueña de pequeño con ser un viejo lobo de mar, un bribón con una espada en una mano y una botella de ron en la otra, siendo Robert Louis Stevenson uno de los principales culpables de tal anhelo. Por lo que hacer justicia a su gran obra La Isla del Tesoro, de la que Black Sails es precuela, era uno de los grandes objetivos de la serie. Entretener con una gran dosis de aventuras de piratería, la otra.

¿Habrá estado Starz a la altura de las grandes expectativas? Sigamos el mapa del tesoro y descubrámoslo a continuación.

Black Sails picture

La propuesta es complicada desde su origen, aunar en un único piloto a figuras tan destacas de la piratería como Charles Vane, Calico Jack o Anne Bonny y entremezclarlas con los personajes clásicos de Stevenson como el Capitán Flint, Billy Bones o Long John Silver requiere destreza para que las piezas encajen con suavidad. Más aún cuando quieres además generar una trama que lleve a tu serie con un manejable viento de popa por donde tu quieres. Aguas turbulentas, especialmente cuando eres tan poco dado a la sutileza como Starz.

Porque Starz siempre ha oscilado entre lo peor que tienen los extremos. La falta de rigor extrema al tratar los personajes históricos y la suprema gratuidad con la violencia y el sexo de Spartacus, se unían a la también extrema intención de otorgar a Boss de un aire solemne y sobrio donde cada gesto y cada palabra eran una expresión de la corrupción grandilocuente de Tom Kane y sus subalternos. Ni tanto ni tan poco. 

Pero desde los primeros momentos y especialmente desde los créditos de inicio, ya veíamos que estábamos ante algo diferente. Ese opening con la poderosa pieza del compositor Bear McReary ya nos da una idea de ante lo que estamos, una serie con fuerza impetuosa pero también con un gran pulso y una buena capacidad para medirse a si misma. Que sabe cuando colocar una escena de acción, cómo hacer que una escena de sexo gratuita hasta parezca justificable y qué personajes poner a conspirar al mismo tiempo alrededor del mismo eje argumental.

Black Sails shoot

De ahí que una de las cosas que promete dar juego a lo largo de las temporadas que dure Black Sails sean sus variados personajes. Desde el exitoso Capitán Flint, un hábil estratega al que muchos respetan y otros tantos envidian, al que parece que será su principal opositor, el cruel Capitán Vane. Si bien esto puede variar pensando en ejemplos pasados citados, todo indica a que el show orbitará alrededor de una posible rivalidad entre ambos. Bien está poner al más célebre pirata ficticio a lidiar con las intrigas de uno de los más exitosos piratas de la historia.

¿A quién encontramos en medio? A más infames bucaneros. La dupla formada por Rackham, el colorido Calicó Jack, y la andrógina Anne Bonny promete ser quien tire de las cuerdas de todos los figurantes. Y aventuro que pronto veremos a la tercera parte del más famoso triángulo amoroso en alta mar, la travestida Mary Read. Porque tan importantes son los que están como los que vendrán. Si no que se lo digan a Edward Thatch, un hombre cuyo mismo nombre ya inspira temor en quién lo oyen, Barbanegra el temible. Su no-aparición en uno de los momentos erótico-festivos del capítulo es de lo mejor de este.

Un enorme número de personajes importantes en pocos minutos de metraje y, sin embargo, casi todos interpretados por actores prácticamente desconocidos. Salvo un irreconocible Toby Stephens en el papel principal, cuesta ver siquiera caras comunes de la televisión. Pero esto no parece jugar en su contra, sino que incluso nos descubre actores con bastante gancho como el que encarna a Long John Silver. El que llegará a ser el contramaestre del Capitán Flint y la única persona que este llegará a temer, es aquí uno de los principales focos de carisma de la serie, esperamos mucho de lo que pueda llegar a dar.

Black Sails Vane pic

Y no solo de ese personaje esperamos un gran desenvolvimiento, sino de la serie en general. Si ya la cargábamos de expectativas antes de verla, su piloto las ha doblado al marcarse tan ambiciosos objetivos. Porque no solo pretende servir como una mera precuela veinte años atrás de La Isla del Tesoro – lo que en un inicio se nos había vendido y que rápidamente habíamos comprado -, sino que además se ha propuesto narrar la caída de Nassau como paraíso de la piratería.

Una fuerte propuesta argumental que tiene al personaje de Eleanor Guthrie, creado para la ocasión, para representarlo. Cómo la vida que se montaron los grandes capitanes piratas en las Bahamas en el puerto de New Providence llegó a su fin cuando la Royal Navy decidió indultar a los que se entregasen y colgar a los que resistiesen. Un punto de partida muy interesante que, si se animan a desarrollarlo con el mismo tino que han tenido en este piloto, puede llevar a Starz unos escalones por encima de lo que está acostumbrada sin perder su esencia.

No en vano, ya en su primer episodio hemos tenido una buena lección de la democracia ejercida dentro de los navíos bucaneros y de cómo funcionan las leyes piratas. Lo positivo es que en estos casos encaja perfectamente con la política de boobs & blood de la cadena. Hasta los niveles de producción han sido considerablemente altos, con unas buenas imágenes subacuáticas y una escena de abordaje no demasiado parafernálica pero con una correcta ejecución. Y para estar Michael Bay implicado en el piloto, no ha habido tantas explosiones.

Black Sails Gauthrie pic

Por todo eso, nuestra aprobación está más que garantizada en este caso. Además su anunciada renovación por una segunda temporada le da cierta continuidad al proyecto y la posibilidad de disfrutar de lo mucho que parece que tiene que ofrecernos Black Sails con la tranquilidad de saber que vamos a tener más el año próximo. Billy Bones tendrá tiempo de instruir a Jim Hawkins.

Así que, con la cortesía profesional habitual entre capitanes, os invitamos a que subáis a bordo del Walrus del Capitán Flint y que naveguéis por las turbulentas aguas del Caribe dando caza al legendario galeón español Urca de Lima para haceros con todo su oro.

Viento en popa, marineros de agua dulce.

2 comentarios en “Black Sails, soltad las jarcias

  1. Pingback: Series a Toda Vela | Black Sails, el rey de los piratas

  2. Pingback: Series a Toda Vela | Surcando aguas peligrosas con The Last Ship

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s