Reviews de series añejas: Queer as Folk

Queer-as-folk-randy-harrison-34766346-1024-768

Esta semana se publicaba aquí mismo una pequeña review de Looking, serie de la cuál no tenía ningún conocimiento de su existencia hasta ese momento, y tras ver el piloto poco más puedo hacer que coincidir con el Capitán en casi todo.

Pocos personajes principales, poco movimiento y bastante insulsa para lo que puede llegar a ser una serie de temática LGBT. Como no podía ser de otra manera, en una serie de dicho género al hacer un review en seguida surgen comparativas con LA SERIE. Así, en mayúsculas y negrita. Y es que si algún referente existe en el mundo de este tipo de series, ese es Queer as Folk.

Como yo no se a qué altura del texto queda el salto porque soy el becario, simplemente diré que más información sobre la mítica serie tras este punto.

Siempre se toma Queer as Folk como el referente en series de temática gay – me aburro de poner LGBT cada cinco frases, las quejas a mi, por correo de lechuza y por triplicado, arfavó – por el hecho de que desde el minuto uno te presenta a cinco chicos y tres chicas que representan todos los estereotipos posibles. La madre de uno de los chicos junto a dos lesbianas, una abogada y la otra marchante de arte conforman el elenco femenino, pero es en el masculino donde encontramos el motor de la serie.

Y es que con un bloque de personajes principales que cuenta con un estudiante de diecisiete años, un contable, un publicista, una reinona en toda regla y el dueño de una tienda de cómics tienes tela para varias temporadas. Pero vamos a ponernos en situación antes de seguir.

vlcsnap-2012-09-27-23h46m04s198

Queer as Folk es una serie que llega a España de la mano de Cuatro cuando esta todavía estaba casi en pañales. La serie se emitía, aunque mejor dejamos aparte lo del horario, cuando aquello de ver series online no era como hoy en día. Yo personalmente recuerdo mucho sueño. Además, la serie contaba con el handicap de estar calificada para mayores de dieciocho años, a pesar de que las escenas de sexo parecen un capítulo de Dora la Exploradora en comparación con, por ejemplo, Juego de Tronos.

La serie tiene muchos personajes, pero hay dos que son fundamentales. El primero es Justin, que es el estudiante de diecisiete años antes citado y que aquí se utiliza como desencadenante de toda la acción. El chaval sale de fiesta, se encuentra con Brian – el publicista – y termina en su casa. Hasta ahí todo bien, de no ser porque el pobre chico se enamora del susodicho publicista, algo que se explotará en sucesivos capítulos y que dará lugar a situaciones hilarantes.

El mejor amigo del publicista es Michael – el de la tienda de cómics – , y la madre de este es el otro personaje más importante de la serie. Debbie es camarera en un bar de comidas de la zona gay de la ciudad y ejerce de madre para todos, tan pronto la ves dando consuelo que riñendo a los clientes porque no se han acabado los platos. Es un personaje muy profundo, que ejerce mucha influencia sobre todos los protagonistas, mediando en sus discusiones y ejerciendo de anclaje con la realidad en muchos casos.

Más allá de estos dos personajes principales, se le acaba cogiendo también mucho cariño a otros como Emmet – que cumple en su papel de estereotipo de reinona – o Michael, que no deja de ser ese personaje que nos representa un poco a todos, soñador, decidido, con ganas por hacer las cosas pero al que no todo le sale bien.

tumblr_ljcss5giEt1qi70w1o1_500

A partir de aquí ya solo queda presentar el elemento o lugar en torno al cual se articula la acción de la serie. Si en Friends era el Central Perk, en Juego de Tronos los desnudos integrales o en Community la sala de estudio, en Queer as Folk es el Babylon, la discoteca de ambiente a la que siempre que salen de fiesta suelen acudir.

Más o menos tenemos todas las relaciones planteadas, cinco amigos, la madre… pero en todo este esquema las dos chicas lesbianas tienen que jugar algún papel, y efectivamente así es. Pese a que una de ellas odia a Brian – algo que es mutuo y que más personajes de la serie también sienten por este -, la otra se lleva bastante bien con él y ambas van a tener un hijo con su esperma. Eso en Latinoamérica daría para una telenovela de cuatro años, pero aquí se lleva más discretamente siendo ellas la pareja más estable de la serie.

Los guiones llegan a ser en algunos casos un tanto hilarantes, poniendo a personajes en situaciones bastante imprevisibles. Como cuando el contable y Emmett fundan un estudio de porno, o la campaña de acoso y derribo de Brian contra el alcalde. Sin embargo esto no debe tomarse como que la serie es una comedia, ya que también trata con bastante dureza temas como el matrimonio gay o la adopción dentro de parejas homosexuales e incluye personajes enfermos de VIH, asuntos de drogas o discriminación.

De esta manera tenemos completado nuestro cuadro, donde todos los estereotipos posibles se ven representados. La serie desarrollaría unas tramas que en algún caso excedían el formato de la temporada, y acabaría tratando todos los temas de actualidad en la sociedad. En resumen, todo aquel que ahora se asome a la serie, encontrará un buen retrato de la situación con unos personajes que consiguen hacerla más digerible y amena.

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s