Lovecraft y Chambers en Louisiana

True Detective Carcosa pic

Se acabó. Poco nos ha durado este primera temporada de True Detective, apenas ocho episodios que contrastan con los meses de rodaje que soportó a sus espaldas. La obsesión de Cary Fukunaga por la perfección de cada capítulo les hizo encadenar toma tras toma de cada fragmento de guión hasta que todo estuvo lo más cercano posible a la visión que este y Nic Pizzolatto tenían del descenso a los infiernos de Rust Cohle y Marty Hart.

Porque esto es lo que ha sido, una mirada al más profundo mal que alberga nuestro mundo y cómo puede cambiar todo lo que una persona es el entrar en contacto con este. Ni una serie con un misterioso asesinato como centro, ni otra con una mitología intricada que atrapa a la audiencia. Jugaron a hacer creer que podían ser una cosa o la otra, pero llegada la segunda mitad de la temporada se comprobó que esta sí era una historia de personajes.

Nuestro comentario final sobre True Detective y su final, con evidentes spoilers, tras el salto.

True Detective season finale pic

No se dejaron para el final ni el rostro ni las motivaciones del asesino. Puede que su identidad, Errol Childress, no fuese descubierta hasta el octavo y último episodio, pero durante el resto de la temporada ya se nos había ido construyendo la idea de quién era The Yellow King. El mal en si mismo, el brazo ejecutor de las peores perversiones que el ser humano puede albergar y el que al mismo tiempo las motiva.

Precisamente la falta de caracterización como persona y más como un ente malévolo ha ayudado que, incluso a pesar de la resolución de su identidad, nos siga pareciendo tan terrorífico como cuando sólo conocíamos sus crímenes. Uno de esos villanos que encarnan la destrucción y el miedo en si mismos, tan impersonal como esos conceptos. Ahí es donde entronca la serie con la temática de escritores como H.P. Lovecraft.

Si en sagas como los Mitos de Cthulu solían ser unos incautos exploradores los que despertaban un antiguo mal por mucho tiempo dormido, aquí son los dos detectives los que se encuentran con el destructor definitivo. Los que destapan la caja de los truenos y solo pueden ahondar más en la oscuridad total hasta ver un poco de luz.

True Detective season finale photo

Muchos hablan de que la serie no ha resuelto su propia mitología, pero esto es difícil cuando esta ni es propia sino de los maestros del horror de finales del siglo XIX. Partiendo de la antigua, destruida y maldita ciudad de Carcosa que creó Ambrose Bierce y que luego desarrolló Robert Chambers a través de su figura de The King in Yellow, se estableció un cruce de referencias a esa oscuridad mítica y oculta que en el estado de Louisiana representa lo escondido en los bosques y pantanos y en las ruinas de estas.

El propio Lovecraft utilizaría esas figuras en su obra de otras dimensiones y dioses primigenios y aquí se nos sitúa en la abandonada Fort Macomb para representar ese infierno oculto y donde el mal se guarece. Precisamente esa vertiente de unir lo literario con lo real tiene una segunda acepción para la serie, la de que los hechos aquí narrados tienen su base en sucesos reales.

No demasiado tiempo atrás se descubrió en Louisiana un grupo con influencias paganas y satánicas que cometió docenas de abusos a menores y asesinatos como rituales de su propio culto. Dicho grupo contaba no solo con lugareños de los bosques, sino que también estaban implicados colegios religiosos y ayudantes del sheriff. Hasta una de las víctimas se apellidaba Fontenot, como Marie Fontenot una de las niñas desaparecidas en la serie.

True Detective season finale shoot

Siendo esto así, la serie en todo momento nos trata de hacer ver que esos extraños males que acechan en la oscuridad mítica y sobre los que Matthew McConaughey hablaba en sus ya clásicos discursos, tienen su correspondencia en la realidad. Si las influencias de la serie oscilan entre la ficción y la realidad, también así la amenaza a la que este y en un principio escéptico personaje de Woody Harrelson se han de enfrentar.

Y aquí es donde entra en juego la perfecta descripción que se hace de la evolución de cada uno a lo largo del tiempo en estos ocho episodios. No solo se hace dudar al espectador si Rust Cohle puede ser de verdad el responsable, sino que este mismo llega a dudar de si mismo, ya que quién pasa mucho tiempo rodeado de oscuridad esta puede pasar a formar parte de uno mismo – por no dar la eterna paráfrasis a Nietzsche.

Pero al final logran ponerle cara a ese monstruo de spaghetti y orejas verdes, llegan a saber quién es el Rey Amarillo y acuden en su enfrentamiento. No hay lugar para volver a jugar a los equívocos, tanto el espectador como los protagonistas saben quién es el asesino de Dora Lange y, como este mismo dice el episodio anterior, ya lleva por ahí mucho tiempo. Así que si, se terminan enfrentando en una poderosa pieza llena de tensión y sensación de que todo puede estallar en un momento.

True Detective season finale picture

Puede que muchos se queden con el afamado plano secuencia del cuarto episodio, pero la fuerza que transmite el descenso a Carcaso y el enfrentamiento contra The Yellow King no es igualada por nada en la serie. Para algunos una resolución anticlimática, falta de una verdadera conclusión para las víctimas de los crímenes de la zona, pero como decía el personaje de John Goodman en Treme: “in real life there is no closure”.

Aunque para sus personajes si que hay cierta conclusión, no solo terminan aceptándose el uno al otro, sino que son capaces de comprender que a pesar de todo el mal que han visto y que les ha cambiado irremediablemente, han hecho algo bueno y que el bien está ganando. Al final todo se reduce a luz y oscuridad decía el personaje, pero no solo en el exterior sino también en su propio interior, en la substancia de la que hablaba Cohle.

Y el resto es accesorio, ¿estaban los Tuttle implicados en la trama? Es muy probable. ¿Por qué no los cogieron entonces? Porque en la vida real, además de no haber conclusión, muchos malos también se libran.

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s