Black Sails, el rey de los piratas

Black Sails opening pic

El mundo de la piratería, si bien emocionante, es tremendamente arriesgado, por lo menos en lo que respecta al terreno audiovisual. Antaño se intentaron varias películas con resultado más que discutible, hasta que llegó Disney y puso sobre la mesa Piratas del Caribe sacando a relucir un punto que hasta entonces no habían explotado, la picaresca de sus protagonistas. En televisión el género corría la misma suerte, siendo el mejor referente el anime One Piece – aunque no sea una serie de piratas propiamente dicha.

No sé a que cabeza pensante dentro de Starz se le ocurrió hacer una serie de piratas, pero olé por él. Cogió la violencia y el carisma de Spartacus, lo mezcló con intrigas más propias de Juego de Tronos y lo llevó todo a alta mar. ¿El resultado? La mejor serie que ha producido la cadena, aunque eso no es especialmente difícil.

Si queréis saber si está a la altura del resto de las series en antena, y no os preocupan los spoilers, seguid leyendo bucaneros.

Black Sails season 1 pic

Como ya hemos dicho no es nada sencillo meterse en el berenjenal que supone la piratería, por eso teníamos tantas ganas de ver los resultados. Introducir la mitología pirata creada por Robert Louis Stevenson en la piratería real, fue no sólo un gran acierto, sino El Acierto. La historia que rodea al Capitán Flint y a toda su tripulación es increíblemente jugosa, tanto en el pasado, como en el presente o el futuro. Un estratega nato cuya única preocupación es el mismo. Intentan maquillar esa actitud egoísta con una mujer, pero por muy enamorado que esté, nada es superior a su amor propio. Es interesante como este personaje ficticio se aventura en un mundo real con enemigos reales. Más de lo mismo pasa con su tripulación, para ya llegaremos a eso.

El hilo conductor de toda esta temporada es la búsqueda del Urca de Lima – nos hubiera gustado que también la caza de la misma, pero lamentablemente no se llega a eso. Esta búsqueda es la que hace que John Silver se encuentre con la tripulación del Walrus, por tanto es el desencadenante de esta precuela de La Isla del Tesoro. Sin embargo, enseguida nos damos cuenta de que las ambiciones de la serie van mucho más allá, al igual que las ambiciones de sus personajes. La intriga, las conspiraciones y las luchas de poder son el pan nuestro de cada día en Nassau. Luchas por controlar Nassau, luchas por ser el pirata más favorecido por la señorita Guthrie o incluso amotinamientos. Y si bien en el primer capítulo nos mostraban que la tripulación del Walrus quería arrebatar el poder a Flint por una alianza con Charles Vane, con el tiempo nos mostraron que eso no era tan así, sino que, como ya dijimos los intereses del Capitán Flint no siempre estaban en armonía con los del resto de la tripulación.

Black Sails season 1 photo

Hablando de la tripulación, mientras que al principio todo parecía de color de rosa – quitando ese pequeño intento de motín inicial – con un contramaestre como Gates que no dudaba de las decisiones de su capitán, enseguida nos enseñan que no todo es así. La gente tiene dudas, las cuales llegan a Billy Bones, quien una vez convertido en el nuevo contramaestre comienza a indagar para encontrarse con la cruda realidad sobre Flint. En ese momento se enfrenta a la decisión de descubrir la verdad sobre una de sus figuras paternas haciendo caso a lo que considera moralmente correcto, o al igual que Gates dejarlo pasar. Esa duda se va trasladando a lo largo de todos los contramaestres, llegando a su clímax al final de la temporada, donde por fin deciden oponerse a Flint, aunque en el momento menos adecuado. De hecho, el único que no se opone a él es el carismático John Silver – genialmente interpretado por el hasta ahora desconocido Luke Arnold – y la razón por la que lo hace es obviamente interés personal. Lo único que realmente preocupa al personaje.

De hecho si nos fijamos, todos aquellos con una motivación personal son aquellos que triunfan en la serie. Ya hemos comentado las posiciones de Silver y Flint, pero no son los únicos. Desde el principio vemos como Eleanor Guthrie sólo se preocupa por sacar Nassau adelante anteponiéndolo a todo lo demás. Mientras estos tres personajes tienen claro desde el principio que es lo que quieren, hay otros dos que sufren un verdadero renacimiento. Al principio tato Max como Vane intentaban agradar a Guthrie, de una forma o de otra. Si bien Vane nunca lo conocería, lo que quería es que se le reconociese como a Flint, con las ventajas que eso conlleva, y ese deseo sólo camufla su ansia por ser aceptado por Eleanor, la única mujer que tal vez nunca haya amado. Ambos en su carrera por conseguir un amor no correspondido fracasan y son arrastrados en un circulo de autodestrucción y vejación, del cual sólo consiguen salir cuando aceptan su verdadera naturaleza. En el último capítulo Max nos deja claro que quiere todo aquello por lo que la señortia Guthrie ha trabajado, mientras que nos enseñan a Vane convirtiéndose en socio de está. Aunque las intenciones reales de Vane están ocultas, al igual que Flint, quiere convertirse en rey de los piratas Nassau.

Black Sails season 1 picture

Cabría esperar que al final de esta temporada veríamos la esperada captura del Urca, o el asedio de Vane al fuerte de Nassau, o alguna batalla que derrochase épica por todos lados, pero lo cierto es que no es así. Y aunque aparentemente esto nos pueda dejar frios para una season finale, con la cabeza fría cambiamos de opinión. La piratería era una vida dura, donde un comentario a la persona inadecuada podía costarte la vida o donde una tempestad podía arruinar todos tus planes. La vida pirata podría ser la vida mejor, pero no necesariamente la vida que tiene momentos de épica en el momento esperado. Porque si algo nos ha enseñado John Silver es a esperar lo inesperado y a improvisar de acuerdo a eso. Tenemos algunos ramalazos de épica cuando rescatan a los esclavos, o en el renacimiento de Vane. Pero, ¿en la season finale? Ahí lo que tenemos es la vida pirata en sí misma.

Al principio de la entrada nos planteábamos si la serie estaría a la altura del resto de los estrenos de la temporada. Pero una vez vista la primera temporada, atendiendo al mimo con el que la han tratado y a lo equilibrado de sus personajes, la pregunta es otra: ¿Están el resto de series a la altura de Black Sails? Desde luego ninguna otra serie de la cadena lo está – y menos DaVinci’s Demons, la cual tomará su relevo.

Reconozcámoslo, todos hemos subido a bordo de Black Sails para quedarnos porque, definitivamente, esta serie está destinada a convertirse en El Rey de los Piratas.

2 comentarios en “Black Sails, el rey de los piratas

  1. Pingback: Series a Toda Vela | Vete al demonio DaVinci

  2. Pingback: Series a Toda Vela | Surcando aguas peligrosas con The Last Ship

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s