Portlandia, los tres días del gafapasta

Portlandia season 4 pic

Casi cuesta admitir que un producto tan inclasificable como Portlandia esté ya en su cuarta temporada. El decálogo hipster ideado por Fred Armisen y Carrie Brownstein ha pasado ya los que serían sus tres primeros días de la creación y se sitúa en el cuarto, sin ninguna intención de descansar al menos por el momento, pero es que pocos productos televisivos parecen en este momento tan necesarios como el que aquí nos ocupa.

Esa comedia de media hora en la que distintos sketches se suceden golpeando todos y cada uno de los estamentos del gafapastismo vigente, que tienen en la ciudad de Portland su sancta sanctorum, se halla plenamente confortable en su etapa de madurez y está dando sus mejores momentos momentos en una IFC que casi debería dar gracias a Lorne Michaels por haberles endilgado semejante engendro que ha terminado por generarles una gran imagen de marca. Muchos ni conoceríamos la cadena de no ser por esta maravillosa rareza.

A continuación, todo lo que tenemos que decir sobre esta cuarta campaña de Portlandia.

Portlandia season 4 photo

Fred Armisen es uno de esos todoterrenos de la comedia norteamericana. Hasta el año pasado, era uno de los miembros imprescindibles del reparto de Saturday Night Live, lo que combinaba con diversos papeles secundarios en comedias cinematográficos y en reunirse de vez en cuando con su amiga Carrie Brownstein y parir alguno de los segmentos cómicos más hilarantes y autocríticos que se pueden ver en la actualidad.

Sin embargo este año el actor abandonaba el cast de SNL, poniendo así punto y final a una de las etapas más brillantes del show, y se embarcaba en el Late Night with Seth Meyers – que suplía el hueco dejado por Jimmy Fallon, que a su vez reemplazaba a Jay Leno en el Tonight Show – como líder de la banda de música del programa y apoyo cómico del presentador, con el que coincidiera en el programa anterior todos esos años. Pero todo esto no afectaría a Portlandia, que seguiría en la estela de la temporada que le precedía.

Si en un principio la serie se centraba más en el gafapastismo de los miembros de bandas de música – inevitable cuando tanto Armisen como Brownstein son ambos músicos -, los enfants terribles culturetas o todos estos miembros de tribus urbanas contraculturales o alternativas, a medida que el hipsterismo ha ido calando hondo en la sociedad la burla de Portlandia se ha extendido también a los estratos sociales a los que afecta.

Portlandia season 4 shoot

Sirva de ejemplo el sketch de esta semana en el que un amplio grupo de hombres y mujeres de avanzada edad deciden ir a un concierto y acampar horas antes para hacer la previa de este como si fueran meros jóvenes, lo que se traduce en conductas poco propias para su edad y un enorme cansancio por el ritmo autoimpuesto que llegado el momento hasta le impide a uno de ellos ir al propio concierto. Como la vida misma.

También la dependencia de las tecnologías ha sido blanco de su burla, siendo uno de los momentos más tensos para Fred y Carrie cuando la segunda decide abandonar las redes sociales y eliminar todo su rastro de internet, llegando el primero incluso a olvidar la existencia de la segunda por todo momento. O el gran sketch que abría la temporada con Kirsten Dunst, en la que esta fallecía en una casa encantada por los espíritus de una pareja que nunca sabía qué era bueno para ellos por lo que habían leído en la red. Muertos por confusión.

Porque esa ha sido la tónica esta temporada, una serie de apariciones mucho más constantes de famosos en el show. A la ya citada se sumaba en el segundo episodio Olivia Wilde, un intento de eco-terrorista que no sabía exactamente por qué luchaba ni cómo luchar por ello pero que tenía una imperiosa necesidad de enseñar sus pechos como medio para ello. O incluso Annie Clark de St. Vincent o Duff McKagan de Guns N’ Roses, que hacen una intervención a un asesor fiscal para que olvide su nueva afición por el bajo y se dedique a lo que mejor se le da.

Portlandia season 4 picture

Pero las mejores intervenciones estelares hasta el momento han sido dos en concreto. Jeff Goldblum ha participado en dos episodios, siendo este último el más hilarante, en el que interpretaba al The Pull-Out King (algo así como “El Rey de la Marcha Atrás”), un vendedor de sofás-cama que entra conflicto con Lance por el título que él mismo se otorga gracias a sus prácticas sexuales. Los segmentos en los que Fred y Carrie se intercambian los géneros para interpretar a Nina y a Lance respectivamente siguen siendo de los mejores.

Llegamos así al que verdaderamente rompió los esquemas la semana pasada, Steve Buscemi. El protagonista de Boardwalk Empire, que ya había participado en la primera temporada de Portlandia, llegó al tercer episodio de la serie para interpretar a un ejecutivo de ventas de apio que se ve involucrado en una trama noir por el objetivo de poner de moda entre los consumidores ese vegetal. Probablemente una de las mejores piezas de la serie.

Por eso has de preguntarte, querido televidente interesado, ¿por qué no conocías Portlandia hasta el momento? O, en su defecto, ¿qué haces que no estás viendo ya esta pequeña gran locura de Fred Armisen y Carrie Brownstein?

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s