Friends with Better Lives, tampoco mucho mejores

Pilot

Seguimos con la semana de las sitcom analizando la que está llamada a sustituir a How I Met Your Mother. No es que lo digamos nosotros, sino que la propia CBS ha decidido estrenar su piloto tras la series finale de la serie y posteriormente reemplazar su hueco en la parrilla con esta. Dentro de esta factoría interminable de sitcoms multicámara que es la network, la próxima en la línea de producción es Friends with Better Lives.

La comedia de Dana Klein estaba reservada para esta etapa tardía de la midseason, lo que ya no presagiaba nada bueno para su futuro, puesto que a pesar de sustituir a un peso pesado de la cadena no parece haber sido promocionada en demasía hasta el momento. Aunque bueno, la participación de James Van der Beek en el proyecto hace que llame la atención por si mismo como para que le demos una oportunidad y entremos a probar su primer episodio.

Sin más dilación, nuestro análisis de esta nueva comedia de CBS.

Friends with Better Lives picture

Con una premisa muy semejante a la serie Rules of Engament – en España titulada Reglas de Compromiso – también de CBS, se nos presenta a varios personajes, algunos de ellos emparejados y otros no. Andi y Bobby Bingham son una pareja consolidada, con varios hijos y que ha llegado a la etapa más estable de su matrimonio. Estos son los actores Majandra Delfino y Kevin Connolly, este último rescatado de Entourage en un papel bastante diferente pero considerablemente menos cansino, de hecho es de los que mejor funciona.

La otra pareja es la formada por Brooklyn Decker – que no sabemos cómo ha llegado a parar aquí – y el desconocido Rick Donald, la amiga guapa Jules Talley y el novio australiano Lowell Peddit que le pide matrimonio casi nada más conocerla. Dueño de un restaurante vegano, asiduo a la meditación, al surf y a la vida tranquila, será la más reciente incorporación al grupo de amigos al juntarse con una de las amigas de fraternidad que son el núcleo de este.

Por último están los cabos sueltos, la exitosa Kate McLean interpretada por la polifacética Zoe Listen-Jones que no acepta ser la única soltera de sus amigas a pesar de ser su gran exigencia con los hombres la causa de esto. Y aquí llegamos por fin al personaje de James Van der Beek, el recién divorciado Will Stokes – compañero de trabajo de Bobby en una clínica médica privada – que tiene que irse a vivir con este tras marcharse de casa.

Friends with Better Lives photo

Con Van der Beek pasa una cosa, en Don’t Trust the B**** in Apartment 23 funcionaba perfectamente con esa parodia de si mismo que hacía. En esta serie repite todos sus gestos y tics, pero al no interpretarse a si mismo pierde toda la gracia que allí tenía, parece extraño que esto así suceda pero cambia completamente la percepción del asunto. Así, el principal reclamo que hemos tenido para ver la serie se cae con todo el equipo.

Y eso que las situaciones de amigo gorrón – especialmente la del sofá en la que la pareja está viendo Homeland y es interrumpida constantemente por este – tienen potencial para funcionar, porque los personajes tienen carisma entre si como demuestra el matrimonio, pero los guiones y los gags que estos contienen no funcionan en ningún momento. Ya se ha demostrado que poner unas risas enlatadas no significa realzar el humor.

No es que ya estemos de entrada en contra del formato, por el que es verdad que nunca hemos sentido demasiada predilección, sino que más allá del sota, caballo, rey que este ofrece la serie no intenta aportar ningún elemento característico como si hacía en su caso la citada Cómo Conocí a Vuestra Madre. Tiene unos buenos personajes pero no ofrece nada más allá de esto, lo que no justicia en ningún caso seguir con la serie.

Friends with Better Lives shoot

Nunca solemos esperar de una serie lo peor, pero cuando los indicios no son buenos y los primeros resultados tampoco; por lo que intentaremos centrarnos en lo positivo que esta nos ofrece, que son sus personajes y la interacción entre estos, aunque tampoco esto es para tirar cohetes. Porque hasta los escenarios son completamente genéricos, imaginad lo que nos cuesta encontrar algo destacable en ella.

En un género tan variado como la comedia, donde se ven genialidades cada día como Parks and Recreation, Arrested Development, 30 Rock, The Office o la ya citada Don’t Trust the B**** in Apartment 23, creo que ya hemos de superar este tipo de sitcoms que encajarían perfectamente en la programación de hace veinte años. Lo único que no encontraríamos en su momento es al personaje femenino independiente de Kate, pero poco más allá.

Espero que no me pasen a mi también unas risas enlatadas tras en análisis.

Anuncios

2 comentarios en “Friends with Better Lives, tampoco mucho mejores

  1. Pingback: Series a Toda Vela | Las sitcoms tras las cámaras

  2. Vivan las sitcoms y las risas enlatadas (aunque si son con público en directo mejor).

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s