Mad Men, el invierno de Don Draper

Mad Men season 7 premiere pic

El principio del fin, tal y como el propio Matthew Weiner ha querido recordarnos al titular así esta primera mitad de temporada, está aquí y la conclusión de la historia de Don Draper está cada vez más cercana. Sin su trabajo, distanciado de su esposa y sin nadie en quién apoyarse de verdad, la reconciliación que estableció con su pasado al final de la temporada pasada no ha mejorado especialmente su situación.

Mad Men ha vuelto y, como nos tiene acostumbrados, no ha hecho demasiadas concesiones a la situación de sus personajes protagonistas. Si Jon Hamm describía el show que protagoniza como “la serie del día a día”, a lo que nosotros añadimos que dentro de ese día ya ha caído la noche y los personajes están sintiendo ya el frío y la soledad correspondientes.

A continuación, y con una cierta dosis de spoilers, nuestro análisis de la season premiere.

Mad Men season 7 premiere photo

Mad Men es Nueva York desde su origen, aunque solo el piloto se hubiese grabado en esa ciudad y desde entonces sus estudios de grabación estuviesen en Los Ángeles. Lo que nosotros conocíamos como la versión de los cincuenta y sesenta de la metrópolis protagonista se rodaba en realidad en el downtown de la ciudad californiana, una mera circunstancia de la producción que nunca había afectado demasiado a la serie.

Hasta ahora, ya que Matthew Weiner ha decidido dividir el foco de la acción entre ambas ciudades repartiéndose los personajes entre la soleada Los Ángeles y la fría Nueva York del invierno de 1969. Así Ted Chaough y Pete Campbell dirigen la rama californiana de SC&P mientras que el resto de socios permanecen en la sede original; algo semejante pasa con Megan y Don Draper, viviendo cada uno en una costa y con un distanciamiento emocional en su matrimonio equivalente al físico.

Sin embargo esta season premiere nos presenta a Ted Chaough en NY y a Don Draper en LA, haciendo cada uno una visita profesional y personal respectivamente para evitar coincidir uno con el otro. Así comprobamos que la movilidad será una de las características de esta temporada, repartiendo los asuntos de la agencia por todo el país. De esa forma Bob Benson ni aparece ya que sus asuntos le retienen en Detroit.

Mad Men season 7 premiere picture

Sin Don Draper, con Roger Sterling de perpetua resaca, con Ted Chaough y Pete Campbell en la otra costa, con Peggy Olson limitada por su nuevo jefe Lou Avery y solo bajo la batuta de un sobrecargado Ken Cosgrove, es de esperar que lo único que reine en SC&P sea el caos en si mismo. Y ante tal situación solo una persona parece tomar las riendas de la agencia, nuestra querida Joan Harris.

El personaje de Christina Hendricks toma en esta premiere una gran relevancia al decidir tomar el control de la situación ante la posible pérdida de un cliente al que Cosgrove no podía/quería atender que ella evita utilizando todo el conocimiento a su disposición. Tiempo atrás queda su etapa en la que tuviera que utilizar su cuerpo para hacerse un hueco en la agencia como socia, siendo ahora la única que puede evitar que el barco se hunda.

Sus escenas de este episodio han estado entre lo mejor de este, refutando minuto a minuto cualquier palabrería que tache a Mad Men de ser una serie sexista. Personajes como Joan Harris son precisamente el alma de la serie, mujeres que en un entorno eminentemente sexista siguen abriéndose camino sin amilanarse ante la situación. Denme a veinte como ella y que se me quiten todas las Olivia Pope del mundo.

Mad Men season 7 premiere Joan Harris pic

Precisamente el tercer foco del episodio también reside en una mujer, en Peggy Olson. Cuando al final de la sexta temporada veíamos cómo de alguna manera había llegado a seguir los pasos de su mentor Don Draper, un nuevo jefe le pone techo a la carrera que había iniciado fuera de la protección del antiguo. Este, incapaz de reconocer el verdadero talento dentro de las propuestas – siendo la que defiende Peggy, curiosamente, una creada por Draper de forma encubierta para seguir perpetuando su posición en la agencia – frustra al personaje de Elisabeth Moss, que ya de por si está alterada por el retorno temporal de Ted Chaough.

Precisamente haber seguido el camino de su predecesor la ha dejado tan sola como este, sin demasiados apoyos dentro de la agencia y nadie que la espere al llegar a casa. Unos pasos recorridos que no se han traducido todavía en el éxito que Draper llegaría a cosechar, a pesar de que a este ahora nadie le haya llamado todavía para volver a SC&P. Hasta Pete Campbell, el eterno insatisfecho, está contento por haber llegado a donde está ahora, sin embargo Don y Peggy son más infelices que nunca.

Esto es perfectamente evidente en la última escena de cada personaje del episodio, donde Peggy Olson rompe a llorar en su episodio y Don Draper sale al balcón de su casa tiritando entre sollozos. El frío ha calado en ambos y, sin tener demasiada idea de por dónde va a tirar el señor Weiner en lo que resta de temporada, no parece haber una salida fácil para ninguno. Tanto en Nueva York como en Los Ángeles están en pleno enero, pero el verdadero invierno está en el interior de estos dos personajes.

Mad Men season 7 premiere Peggy pic

Un gran episodio que contrasta con la escasa audiencia que recibió, la peor que cualquier estreno de temporada que la serie de AMC haya recibido. Precisamente cuando más tiene que aportar la serie es cuando menos respuesta está recibiendo del público, no deja de ser curioso. Y eso que hasta favoritos del público como Roger Sterling han tenido su gran momento, despertándose desnudo en mitad de los restos de una orgía hippie.

Puede ser que al igual que el personaje de John Slattery, el estar muy acompañado no impida estar solo al mismo tiempo, un tema recurrente a todos los personajes que haya terminado por afectar hasta a la propia serie. Tiempo atrás – parte de – la crítica norteamericana abandonó a Mad Men por los caprichos de su creador Matthew Weiner, ¿será este el punto en el que el público también la abandone, en uno de sus mejores momentos? No será nuestro caso.

Del caso que no hablaremos será de la aparición de Neve Campbell, tan anecdótica como su personaje.

Anuncios

3 comentarios en “Mad Men, el invierno de Don Draper

  1. ¡Considero que las interpretaciones constantes emocionalmente de cada personaje ha sido uno de los más grandes éxitos de la serie, ahora ya solo queda ver el desarrollo total de Mad Men última temporada para poder opinar del resultado final de la serie!

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s