Qué no volveré a ver: The Walking Dead

The Walking Dead season 4 pic

Si ha llegado el apocalipsis y es momento de confesar nuestros pecados, yo empezaré con uno reciente: esta temporada he dejado de ver The Walking Dead. No es que fuera una decisión que no me hubiese planteado previamente, pero ciertos destellos de lucidez afloraban cada bastantes episodios en forma de finales de mitad de temporada o arcos argumentales bastante interesantes. Por desgracia estos eran la excepción y no la regla, siendo la tónica general de las temporadas el aburrimiento como marca.

Pero como con todas las malas rupturas, no basta con negarle el saludo o la palabra, hay que airear los trapos sucios para que el público sepa por qué esto se produce. Y como compañera vital, la serie-fenómeno de AMC ha sido de las peores. Por prometer mucho y acabar otorgando muy poco, por pedir y pedir al espectador pero solo poner de su parte cuando le es de interés, por caer en la rutina en los primeros años de relación.

Tras el salto, todo lo que ha provocado ese merecido abandono.

The Walking Dead season 4 photo

El camino que no lleva a ninguna parte

El ahora deificado Robert Kirkman comentó en su momento que el cómic The Walking Dead no era exactamente una historia a contar, sino una sucesión de ellas que componían el día a día de sus personajes. O lo que es lo mismo, la perfecta excusa para no tener que autoimponerse un hilo y una coherencia argumental sino simplemente encadenar tramas que sirvan para impactar al lector/espectador y luego ya rezar que este no se de cuenta que en realidad no le están contando nada.

La serie difiere en muchas cosas del cómic, pero en este aspecto podría decirse que son almas gemelas. Una sucesión de escenarios, personajes y situaciones que simplemente se pasean por cada episodio pero que en conjunto nunca consiguen más que la suma de las partes. En Juego de Tronos – por poner de ejemplo a otra serie-fenómeno – también se nos presentan una infinidad de personajes, localizaciones y tramas paralelas, pero está muy clara la historia que se está tratando de contar y que todo se dirige a ciertas conclusiones.

En ese aspecto The Walking Dead es peor que un procedimental.

The Walking Dead season 4 picture

Una plétora de personajes irrelevantes

Uno de los grandes peligros de una serie coral es que ciertos personajes caigan por su propio peso y acaben por entorpecer el desarrollo más que enriquecerlo. Cuando estamos ante un reparto coral engañoso – porque a nadie cae de sorpresa saber que todas las tramas acabarán girando en torno a Rick Grimes – esto provoca que el show vaya más lastrado que un camión maderero. Y cuando encima a través del recurso fácil de la muerte constante estás renovando todo el tiempo ese amplio reparto, ya simplemente los conviertes en meros utensilios para rellenar minutos de capítulo.

Entendemos perfectamente que, siendo Andrew Lincoln un actor tan cansino, si Rick – o peor, su hijo Carl – tuviese que protagonizar cada escena de la serie esta se convertiría en un suplicio aún mayor de lo que es. Pero tanto la inexpresiva Michonne, el eternamente confuso Tyresee, el puto amo para todo Daryl Dixon, la relación siempre en peligro de Glenn y Maggie o los mil cambios de personalidad de Carol, todo es una mera comparsa para la nada absoluta. Y eso que he querido saltarme los que simplemente llegan para morir en un determinado punto y ya.

Si lo que más espera su audiencia de ellos es cómo mueren o a quién matan, eso indica lo bien que van.

The Walking Dead season 4 shoot

Tramas circulares como forma de vida

Si en tu serie no pasa nada – salvo que seas Seinfeld, ahí todo se perdona – tarde o temprano te empezarás a repetir con ligeras variaciones. El problema con The Walking Dead es que sigue un patrón cíclico desde que abandonó su eficiente primera temporada. El grupo de supervivientes llega a un escenario característico – siempre con mucho bosque alrededor, no sea que necesitemos hacer exteriores – conoce y se integra con miembros de otro grupo, hace frente a una amenaza que la deja en un callejón sin salida, se ve obligada a marcharse. Sea la granja, la cárcel o la base militar.

Hasta han querido que la amenaza de la tercera y la cuarta temporada para el escenario de la cárcel sea la misma, que con una vez que destrozaran cualquier gran caracterización de el Gobernador no era suficiente. Pensemos si no también cuántos integrantes de esos grupos contrarios o a absorber contaban con antiguos militares, policías o personas con experiencia médica. Es un patrón tan evidente que acrecenta el gran problema de pensar que siempre se está viendo lo mismo.

Ya no hablamos de grandes innovaciones narrativas, sino solo de intentar escribir algo diferente en la sala de guiones.

The Walking Dead new characters pic

Pensemos en todo esto tanto como fruto de la inestabilidad creativa de la serie, que pasó por Frank Darabont y Glen Mazzara hasta acabar llegado a Scott M. Gimple, que ha impedido desarrollar un show de calidad a la altura de su potencial como de la mera naturaleza de esta, un pozo de esperanzas frustradas y de tedio continuo en forma de serie. Porque más allá de las diferencias argumentales con la obra original, el cómic superventas de Kirkman no deja de ser lo mismo dentro de su medio y los pecados del padre pasan al hijo.

No es que queramos instar a ningún lector del blog y espectador de la serie a que siga nuestros pasos, ya que nos consta que hay mucha gente  que la ve y la disfruta – solo sirvan las audiencias como claro ejemplo. Pero ante la creciente oleada de escepticismo tardío sobre a dónde va a parar el show, consideramos que es justo exponer razones como las nuestras que puedan justificar su abandono. Al fin y al cabo antes de dejar de ver la serie esta misma temporada tras su horroroso retorno de media temporada, también he pasado por los mismos calvarios que el resto de espectadores.

Nos veremos en pastos más verdes y en relaciones mucho más saludables.

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s