Da Vinci’s Demons, el genio redivivo

vinci2

Costó, costó mucho, pero finalmente Da Vinci’s Demons nos ha enseñado su verdadero potencial. Cuando analizábamos la primera temporada  ya habíamos visto algún pequeño atisbo de lo que nos podía ofrecer, sin embargo, el inicio de la segunda nos dejó bastante fríos. Estábamos a punto de condenarla definitivamente, sin embargo, saber que Matt Fraction y Jonathan Hickman habían guionizado dos de los capítulos nos hizo permanecer fieles y mantener la fe.

Donde digo dije ,digo digo y donde dije digo, digo dije. El mayor problema que encontrábamos en el inicio de la temporada era que la serie no avanzaba, no nos mostraba nada nuevo, salvo un flashforward inca, pues bien, unos episodios más tarde la serie si que consigue avanzar y recuperar parte de esa magia que nos enseñaron tímidamente hace un año. Da Vinci había vuelto y en mejor forma que nunca.

Si quieres saber nuestra opinión sobre la temporada, entra en la bóveda celestial para seguir leyendo, aunque debes saber que encontrarás spoilers en el camino.

vinci2

Como ya dijimos, a esta temporada le cuesta arrancar, después de un año parece que han perdido las energías y todo lo que nos enseñan durante los episodios iniciales parece como con desgana. Da Vinci y Lorenzo discutiendo como niños, Riario poniendo cara de triste y tratando de adelantarse a Leo y poco más la verdad. Más de lo mismo, lo único Clarice Orsini, quién se destapa como una mujer fuerte y llena de voluntad. Básicamente esta es la tónica dominante en los capítulos iniciales, básicamente hasta que Il Artista emprende su viaje hacía el nuevo mundo.

Construyendo el primer submarino y enfrentándose al Duque de Calabria, Tom Riley nos recuerda porque fue elegido como Leonardo Da Vinci. La magia había vuelto y nosotros ya empezábamos a estar espectántes ante lo que podría llegar. Ante nosotros se presentaban cuatro escenarios principales. Cada uno en una parte distinta, de esta forma la búsqueda del libro de las hojas se trasladaba a América; en Florencia siguen las tensiones políticas; Nápoles como el aliado que todos desean; y Roma como el epicentro conspiranoico.

vinci6

Nos centraremos primero en los escenarios aparentemente menos importantes. Roma y Nápoles. En Roma, una Lucrezia Donati en busca de redención se reúne con su padre, quién esta encarcelado en el Vaticano. Aquí se nos revela que el Papa no es realmente el Papa, sino que es un usurpador, hermano gemelo del padre de Lucrezia. Aparentemente todo muy liado. Por suerte el verdadero Papa (el encarcelado) tiene un plan para sacar la verdad a relucir. Este  plan incluye a su hija hablando con el imperio Otomano y convenciéndolos de firmar la paz. Pero claro, al usurpador le gusta la sangre más que  a un tonto un lápiz, por tanto humilla al heredero del imperio. Un acción poco sabía para el supuesto líder de la iglesia católica. Tal vez, de todas las historias está sea la más floja, no por lo que representa, sino por el hecho de que Lucrezia, su principal protagonista no está a la altura. La interpretación de Laura Haddock de niña débil no nos acaba de convencer, y cuando tiene que ponerse seria, parece aún más débil, convirtiéndose así en el personaje más insoportable de la serie.

Nápoles gana importancia en la historia por el hecho de ser la mayor potencia militar de toda Italia, y esa es la razón por la cual Lorenzo de Medici acude a la ciudad. Necesita su ayuda para combatir a Roma. Sin embargo el Rey está como una cabra y para tener audiencia con él hay que superar una prueba prácticamente insuperable. De una forma muy peliculera, en el capítulo escrito por Fraction, Lorenzo consigue salvar su vida y la de Piero Da Vinci. A partir de ahí más o menos todo es más tranquilo y la historia se centra en negociaciones hasta que aparece el falso Papa para poner los puntos sobre las ies. Asegurando que Florencia esta sitiada. Una trama un tanto floja y alargada más de la cuenta, pero que a la larga se hace indispensable para la historia.

vinci3

Y hablando de Florencia, con Lorenzo fuera de la ciudad, Clarice queda gobernando. Todas las decisiones sobre el banco y sobre Florencia dependen de ella, siendo la cabeza visible de la Cada Medici. Por suerte, en algún momento de la historia aparece Carlo de Medici, un bastardo de Cosimo de Medici (abuelo de Lorenzo). Prometiendo ayudar a Clarice consigue no sólo su apoyo, sino un hueco en su cama. Este nuevo personaje da un soplo de aire fresco a lo que ocurre en Florencia, teniendo suficiente carisma para comprar al espectador. El otro elemento importante en esta parte del mundo es Vanessa, que estando embarazada del hijo de Giuliano se ve obligada a vivir en la residencia de los Medici. Un personaje que aún con pocas apariciones, las que tiene son clave.

Por fin llegamos a la gran pieza del puzle. Leo, Zo y Nico, acompañados por Riario se encuentran en Perú. El Machu Pichu más concretamente. Esta experiencia al otro lado del Atlántico supone un gran cambio para todos, pero sobre todo para Riario. La interpretación de Blake Ritson en sus crisis de fe sorprende a propios y extraños, ya que nadie se esperaba esa profundidad en el personaje. De la misma forma, el tutelaje que este ejerce sobre Nico tiene su impacto, mostrándonos a un muchacho que empieza a comportarse más como un adulto. Por parte de Zo y Leo la cosa no cambia tanto. Al final la expedición no sale tan bien como cabria esperar, no encuentran el libro de las hojas, pero sí una pista sobre donde podría estar. Eso sí, el salto en paracaídas lo vale todo.

vinci4

Todas las tramas confluyen finalmente. Da Vinci llega a tiempo para salvar a Florencia del asedio, dejándonos para el recuerdo una brillante escena de lucha, donde el artista hace uso de su “magia”. Aún así esas no son las importantes revelaciones que tienen lugar en Florencia. Cuando Nico nos revela ser el famoso Nicolas Maquiavelo, entendemos su evolución hacia “el fin justifica los medios”. Además Carlo muestra su verdadera cara como un miembro de El Laberinto, los enemigos de Los Hijos de Mitra. El hecho de que asesinara a Andrea Verrochio fuerza a Da Vinci a perseguirle hasta Nápoles, donde se encuentra con Lorenzo y Lucrezia. No sólo eso, sino que se enfrentan a las tropas Otomanas que buscan venganza por la humillación sufrida. Para poner un poco más picante el final, entre las fuerzas enemigas se encuentra la madre de Leonardo. Y ahí termina la cosa. Toma Cliffhanger.

En definitiva, a pesar de haber dudado y prácticamente haber abandonado la serie, esta ha sabido agradecer al espectador fiel su confianza mostrándonos un producto de entretenimiento, que si bien no esta a la altura como otras producciones de la cadena (Black Sails y Spartacus), funciona a las mil maravillas y sin dar más de lo que promete. La próxima temporada volveremos a dejarnos llevar por la imaginación del genio, esta vez sin dudar de ella.

2 comentarios en “Da Vinci’s Demons, el genio redivivo

  1. Sinceramente desde el primer capítulo hasta el último esta serie me ha cautivado, el personaje de Da Vinci me parece brillante y el de Lucrezia… qué voy a decir, todos tenemos empatía por el personaje más “débil” o por lo menos el que ha sido más desgraciado, aún así me encanta, le veo potencial a este personaje.

  2. A nosotros nos pasa que los inicios de temporada se nos ponen un poco cuesta arriba, pero en cuanto coge carrerilla va solo. La segunda temporada por ejemplo flojea en los primeros capítulos, pero en la recta final es un no parar.

    A ver cuando empiece la tercera como va la cosa, en Series a Toda Vela seguiremos comentandola 😉

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s