Rectify sigue reflexionando

Rectify pic 1

El verano pasado llegó Rectify sin hacer mucho ruido, como parte de una programación inicial de una SundanceTV que dio mucha más importancia a una Top of the Lake a todas luces inferior. Pero de esa forma la historia de Daniel Holden caló mucho más hondo en los espectadores que le dieron una oportunidad, ya que esta joya silenciosa parecía hecha para disfrutarse en silencio, sin grandes aclamaciones populares ni calificativos grandilocuentes.

La propia serie no desplegaba unos grandes recursos técnicos, ni un reparto muy extenso, ni unos guiones llenos de giros. Simplemente invitaba a la reflexión personal, a que cada espectador juzgase en que lado de la balanza moral se situaría si formase parte de la comunidad de Paulie, Georgia. La serie creada por Ray McKinnon, aquel que conociéramos como actor siendo el reverendo lunático de Deadwood o un fiscal muy poco ortodoxo en Sons of Anarchy, se convirtió en un placer íntimo y personal de sus aficionados.

Veamos entonces qué tal ha arrancado su segunda temporada.

Rectify pic 2

Tras haber sido brutalmente asaltado por lugareños del pueblo, Daniel Holden se ve obligado a abandonar este y ser intervenido en un hospital de Atlanta. En coma inducido, el protagonista reconecta con los que fueron sus compañeros de prisión de diversas formas. Desde su amigo Kerwin con el que mantiene conversaciones de ultratumba tras haber sido este ejecutado, como su odiado Wendall que le confiesa las peores cosas de las que fue partícipe en su estancia en prisión o los guardias que se ven obligados a sacarle de su celda.

Una vez más utilizamos el concepto de la reflexión para referirnos a lo que sucede en este episodio con el personaje porque es lo que en exclusiva hace Holden durante el capítulo, repasar mentalmente su tiempo en prisión con la perspectiva de los siete días que llegó a pasar fuera de la cárcel hasta quedar preso de nuevo esta vez de su propia mente en una cama de hospital. Proceso solo interrumpido por el momentáneo despertar del coma que inquieta a familiares y médicos.

Eso es lo que hace que el protagonista se de cuenta de en qué estado se encuentra y sea capaz de llevar a Kerwin Whitman consigo a enseñarle uno de los lugares que más aprecia fuera de su celda, para así confesarle a este que no sabe si será capaz de aguantar, que no siempre se ve con fuerzas para seguir adelante. Algo que sin embargo el recuerdo de su amigo le insta a hacer, que a pesar de apoyarle en todo lo que decida hacer casi le obliga moralmente a vivir una vida por ambos.

Rectify pic 3

Una vida que prácticamente también se ha parado para todos los que rodean al suceso. Del senador que quiere ver enterrado el caso al sheriff cuyo deber le obliga a investigarlo de todas formas, de la madre y hermana que no pueden separarse del costado del comatoso al hermanastro que ve cómo por su culpa todo su mundo se ha derrumbado. Lo que era un pueblo tranquilo a punto de pasar página, vive ahora su momento más convulso solo siete días después de la liberación provisional del preso.

Algo que ha afectado especialmente al hermanastro, no solo por casi perder a su esposa en favor de un hombre al que todos dicen deberle algo pero que él no lo siente así, sino porque hasta el negocio que se supone que iba a ser suyo se está yendo a pique por el fuerte arraigo de las conexiones personales en los negocios locales. Y eso sin hablar de la humillación personal a la que le sometió cuando decidió enfrentarse a él. Teddy ve a Daniel Holden como un enemigo y una amenaza a su forma de vida, lo que si bien la devota madre no percibe la hermana Amantha si lo ve muy claro.

Lo que no está tan claro es el debate interno de las fuerzas locales del orden, en las que ninguno de los ayudantes ve como algo que sea su trabajo el perseguir a los que le dieron una lección al enemigo público, pero en el que el sheriff ha de seguir adelante con la investigación por ética personal y profesional. Aunque eso suponga perder su próximo turno de elecciones o ganarse la animadversión general de sus conciudadanos. Lo que no significa que a su vez la investigación sea sencilla, sino que tendrán que atravesar varias encrucijadas para hallar a los culpables, aunque presuman la identidad de estos.

Rectify pic 4

Todo esto dejando momentáneamente de lado el asunto de la futura libertad de Holden, del juicio repetido que se ha de producir y de si algún día descubriremos quién fue el verdadero responsable de la muerte de su novia en la adolescencia. Un asesinato cuyos testigos iniciales siguen mostrando comportamientos erráticos y muchos síntomas de que tienen algo que esconder. Algo que esperamos que se dediquen a tratar en el resto de la temporada, ya con el protagonista otra vez en pie.

Una temporada que parece que mantendrá el tono único que hizo tan especial su primera tanda inicial, que en este caso será más larga ya que contará con diez episodios. Una dosis más amplia que evitará que se nos quede la sensación de saber a poco que nos dejó su predecesora, pero de la que esperamos que también siga manteniendo el alto nivel que ha tenido hasta el momento. Quizá también sería un buen momento para que su actor protagonista, Aden Young, empezase a sonar en ciertas quinielas a premios importantes.

Porque Rectify seguirá siendo el placer íntimo de unos pocos, pero puede contestarle a las que mueven a muchos.

Rectify pic 5

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s