Common, la madurez de la televisión británica

Common pic 1

Ayer se emitía en BBC One, canal principal de la televisión pública británica, la tv-movie Common. Creada por Jimmy McGovern, se trata de una historia de violencia con cierta apariencia de cotidiana, que bien pudiera protagonizar un breve espacio en las crónicas de sucesos de un periódico local, pero que esconde una profunda crítica a una doctrina legal británica en su interior. Un envoltorio de drama familiar que en realidad es un profundo análisis a ciertos aspectos de la justicia británica que evidentemente son fallidos.

Estamos acostumbrados a que la BBC nos de los más altos estándares de calidad en sus producciones, casi no sorprende encontrar niveles cercanos a la perfección en ese aspecto, pero aún así nos sigue asombrando el grado de madurez que tiene una cadena que pertenece al sector público y que aún así no duda en presentar la visión más negativa del sistema judicial.  No nos imaginamos a la televisión pública norteamericana, ni mucho menos a la española, una revisión tan concienzuda de un agujero en su legislación que bien pudiera considerarse un cráter.

Tras el salto continuamos con nuestro análisis.

Common

A través de la historia de John Joseph O’Shea, el chico inocente que por la buena voluntad de conducir a su primo y los amigos de este a por pizza acaba por verse implicado en el asesinato de otro joven inocente que estaba en el lugar y momento equivocado, conocemos la doctrina del joint enterprise law, que será el tema central del show. Conocida también como common purpose, lo que da título a la tv-movie, se trata de una figura que vincula a todos los participantes en un delito como autores si en este existía cierto componente de planificación.

Un residuo de legislaciones arcaicas británicas que ahora el gobierno utiliza para encerrar a numerosos individuos de clases bajas que puedan tener alguna participación en crímenes, sin atender al grado de implicación que pudieran tener. Como es el caso de JohnJo, que a pesar de haber sido engañado para llevar a sus compañeros a dar una paliza a un tercero que terminó suponiendo la muerte del otro joven, por causa de esta ley va a ser juzgado en condiciones de igualdad al resto de implicados.

Lo que se trata de un arma de doble filo a la hora de administrar justicia, ya que tal y como vemos en los últimos compases de esta película, tiene la capacidad de destruir familias con tanta facilidad como el crimen original cometido. Una ley que puede llegar a forzar a individuos que realmente no han cometido ningún hecho doloso a confesar parte de estos crímenes con tal de no ser juzgados por la totalidad de estos. Ahí está el principal centro de la reflexión de Common.

Common pic 2

Una reflexión que parte de un caso real, el del asesinato de Garry Newlove en el que un joven de dieciséis años que no formó parte del ataque original fue condenado a doce años de prisión por una aplicación viciada de la doctrina. Que se sustenta a su vez en las poderosas actuaciones de sus protagonistas, de los que se podrían destacar tanto actores reconocibles como Michael Gambon o Michelle Fairley como especialmente las sorpresas en las que se han convertido tanto su protagonista Nico Mirallegro como Susan Lynch, que interpreta a la madre de la víctima.

Quien haya venido aquí buscando un drama policial sesudo, se sentirá decepcionado. El caso resulta ser un sota, caballo y rey para el policía que interpreta Robert Pugh y el verdadero significado de la investigación para el argumento está en cómo se utiliza el dichoso joint enterprise para atemorizar y manipular tanto a testigos como a participantes en el crimen. De la misma forma que tampoco estamos exactamente ante un drama legal, que si bien tiene un alto componente de este género la reflexión final lo sitúa más en el ámbito del drama social.

Ya que la inclusión de casos reales como refuerzo de lo expresado puede parecer una maniobra fácil pero no por ello menos efectiva, ya que dota de verosimilitud al relato de un Jimmy McGovern que parece el especialista de la televisión británica para narrar muchos de esos dramas sociales británicos presentes – como es el caso, ya que es un tema a debate en el parlamento del Reino Unido – como pasados. Y muchos de ellos teniendo cabida perfectamente en una BBC que no tiene miedo a la autocrítica, al análisis más menudo.

Lo de la envidia sana con respecto a lo que tenemos aquí con TVE ya sobra decirlo, ¿no?

Anuncios

4 comentarios en “Common, la madurez de la televisión británica

  1. Muy de acuerdo, la película refleja bastante bien lo injusto de esta ley y sus consecuencias y tiene interpretaciones notables.
    En España estamos a años luz de hacer productos así en televisión, por desgracia.

  2. Nico Mirallegro ha sido toda una revelación en la tv británica, acabo de ver la serie My Mad Fat Diary donde participa, el chico tiene un gran futuro en la actuación, por él y por tu opinión pondré esta peli en mi lista por ver.

  3. La verdad es que si, tanto su propuesta como su actor protagonista han sido de calidad y ha dado gusto poder disfrutar de esta tv-movie – que acierta con el formato, porque dudo que diera para una serie.

    De todas formas en España hemos tenido grandes aciertos como Crematorio, aunque son la gran excepción dentro de un panorama desolador. Mientras que en UK esto suele ser la norma y en especial dentro de la televisión pública, de la que aquí casi mejor ni hablar.

    Como se suele decir en estos casos, que sean otros los que nos entretengan.

  4. donde puedo ver la serie completa ???

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s