En Extant hay vida ahí dentro

Extant pic 1

Un fenómeno inevitable a la hora de ver televisión son los prejuicios. Quien tiene en su haber un gran número de horas de servicio frente a la pantalla viendo series con el tiempo genera una serie de ideas que se arraigan en su pensamiento y que son difíciles de eliminar en el momento de enfrentarse a nuevos productos. Uno de ellos es que Steven Spielberg en televisión no es para nada una garantía de calidad. A pesar de haber generado productos tan imprescindibles como Hermanos de Sangre o The Pacific para HBO u otras propuestas interesantes como Taken para la antigua Sci-Fi, los errores recientes pesan como una condena en su filmografía.

Se hace realmente difícil ver más allá de los fiascos que supusieron Terra Nova, Smash o The River o de lo descafeinado de sus propuestas en activo con Falling Skies y Under the Dome. De esa forma cuando anunciaron Extant para CBS y su programación de verano, muchos nos temimos otro fracaso del director en un medio en el que carece de la suerte que tiene en el cine. Tampoco que se rescatara a una actriz reputada pero en horas bajas como Halle Berry ayudó a dar confianza en el producto. Sin embargo llegado el momento de comprobar la calidad del piloto, las sensaciones son distintas.

Si queréis comprobar por qué, seguid leyendo a continuación.

Extant pic 3

Hablábamos de sensaciones y vamos a continuar en esa línea. Porque si algo tienen en común esos productos de baja estima como Falling Skies, Terra Nova o Under the Dome, es la sensación de que lo cutre acecha en cualquier esquina. No solo a nivel de unos guiones con giros inverosímiles y tramas que no aportan nada sino también con respecto a la aparición de personajes muy poco creíbles con actuaciones de dudosa calidad y la inclusión de efectos visuales cgi o acabados en los escenarios que directamente no dan el pego.

Esa sospecha de cutrez inminente envuelve como un halo a esas series y es imposible despegar el aroma de la serie, algo que por suerte Extant no tiene. Al menos en su piloto, el no verse limitado a un escenario por imposiciones de guión – ya que, por contra de lo que pudiéramos pensar, solo una parte muy pequeña del episodio se desarrolla en la estación espacial – y el aplicar la calma y la pausa a la hora de presentar sus conceptos, ayudan a vernos en otro escenario muy distinto. Uno muy parecido al de películas del director de principio de la década pasada como I.A. Inteligencia Artificial o Minority Report.

No sólo en el ámbito temático en el que se nos presenta una sociedad ligeramente futurista en la que vemos cómo los cambios en la tecnología han afectado y pueden afectar a la sociedad, sino en la estética del diseño de escenarios, en la dirección de fotografía o en la forma de narrar. Ambas películas aprovechaban sus compases iniciales para presentarnos a los protagonistas, sin darse mucha prisa en arrancar el conflicto que moverá la trama más adelante, al mismo tiempo que nos ponía en situación del universo particular de cada historia. El piloto de Extant es equivalente a esos casos.

Extant pic 4

No entendamos tampoco esa afirmación como una aclamación de las virtudes tanto de esas dos cintas de Spielberg como de Extant, puesto que los tres productos distan de la perfección, pero si como un reconocimiento al interés del director por poner su sello y estilo a esas producciones. Esa ciencia ficción que a primera vista parece cercana, porque en Minority Report se nos presentaba como un thriller policial y en I.A. Inteligencia Artificial como un drama familiar, pero que en realidad esconden algunos conceptos de la ciencia ficción más hardcore.

A diferencia de Under the Dome, Falling Skies o Terra Nova aquí si podemos reconocer al Steven Spielberg cinematográfico, al que alrededor de unos pocos conceptos se montaba una película de ciencia ficción solo por el mero placer de hacerla y no como parte de un complejo televisivo industrial sin alma. Extant no es barata ni está vacía. Aquí no se incluyen niños pequeños por darle un toque familiar a la producción, sino el que está en juego es una pieza indispensable del argumento, un eje en torno al que girar y no un mero accesorio decorativo y en la mayor parte de las ocasiones molesto.

De esto no se ha de destilar que consideremos que Extant plantea un argumento estrictamente original, ya que en ese aspecto habría que mirar en dirección contraria. El personaje de Halle Berry aquí no deja de ser una versión considerablemente menos sufrida de la Teniente Ripley de Alien, siendo su relación con la Corporación Yasumoto muy semejante a la que el personaje de Sigourney Weaver tuviera a su vez con la Corporación Weyland-Yutani. De la misma forma, toda la trama alrededor de su hijo androide es exactamente la misma de una de las películas de Steven Spielberg que venimos citando hasta el momento, I.A. Inteligencia Artificial.

Extant pic 2

De hecho en ese aspecto los dilemas morales que se plantean con ese hijo que en realidad es el primer androide programado para sentir afecto como un humano son exactamente los mismos que en la película. Al igual que lo de la protagonista resultando embarazada en una de sus tribulaciones en el espacio – con un origen presumiblemente alienígena – también ha sido explorado en la franquicia Alien, pero aquí se ha integrado de forma más o menos orgánica para que su desarrollo a lo largo de la temporada pueda resultar atractivo. Teniendo también alguna escena a bordo de la estación espacial que pudiéramos considerar homenaje a 2001: Odisea en el Espacio.

Por suerte y si la tendencia no cambia parece que no van a adoptar un ritmo lento a la hora de ir desgranando los misterios principales en torno al argumento sino que apostarán más por un desarrollo progresivo y organizado, haciendo así que las similitudes con la gran serie fallida de esta temporada, Helix, se queden únicamente en la coincidencia de casting que comparten. Con bastante más ambición y medios de la que esta tuviera, además de un reparto ligeramente más interesante, parece mucho más destinada al éxito que aquella aunque las dos tuviesen un piloto prometedor.

Un piloto que funciona en contra de las expectativas que pudiéramos tener depositadas en él, algo que repetimos habitualmente – incluso con mamarrachadas como Dominion que a todas luces carecían de futuro a corto plazo – pero que en este caso nos da cierta confianza a mayores de lo que la combinación que la cadena CBS, el director Steven Spielberg y la temporada de verano nos pudieran dar en cualquier caso. Habremos de seguir su evolución tanto en la dirección del fiasco como en la del éxito veraniego.

Si las apariciones espaciales nos dejan, claro.

Extant pic 5

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s