The Leftovers, los paseos del reverendo

The Leftovers pic 1

Todavía no habíamos hablado de The Leftovers porque todavía estaba pendiente de escrutinio. Siempre gustamos de rajar del colega Damon Lindelof y ciertos argumentos nos había dado para ello, pero también entendíamos que su producto ofrecía otros tantos para seguir con ella.  Casi nos parece imposible someter a una opinión definitiva sin un recorrido más largo para la serie, por lo que imperaba la prudencia para este híbrido entre la estética de Friday Night Lights y las incógnitas de la primera temporada de Lost.

Pero ya en su tercer episodio la serie de HBO ha decidido romper la baraja y pasar de ese reparto coral del que tanto presumía para ofrecernos un episodio estrictamente centrado en el personaje de Christopher Eccleston, ese párroco díscolo cuyo discurso contrario a la glorificación de los desaparecidos había granjeado cierta animadversión a varios individuos del pueblo y una fama generalizada de chalado del lugar. Una apuesta arriesgada con tan pocos episodios en su haber, que prácticamente nos obliga a tener que tratarla aquí.

Tras el salto, nuestras opiniones al respecto del episodio en particular y un poco de la serie en general.

The Leftovers pic 2

A muchos de los y las presentes gustará Justin Theroux por su atractivo físico. No somos quién de poner en duda sus cualidades en tal aspecto, pero con respecto a su nivel de expresividad y actuación sí que tenemos algo que decir. Por ejemplo citar su poco honroso precedente con un Joseph Fiennes con el que guarda cierto parecido y cuyo talento fue totalmente absorbido por su hermano Ralph Fiennes a la hora de repartir material genético entre ambos. Tampoco es que su personaje pida mucho más de lo que ofrece, pero a Theroux se le nota corto en ese tema.

Caso diametralmente opuesto es el de Christopher Eccleston. El que fuese el Doctor más macarra de todos, hombre invisible en Heroes y el villano Malekith en la reciente Thor: El Mundo Oscuro es un actor como muchos debieran serlo, con oficio y carisma. Por eso en los primeros episodios veíamos extraño que su participación se redujese a algo tan testimonial como ese cura agorero que cruzaba sus pasos con alguno de los protagonistas, algo que ha sido rápidamente remediado con un episodio encargado de explicar su pasado y presente en exclusiva.

Hemos de decir que casi duele escucharle sin su ya clásico acento británico, en un inglés norteamericano mucho menos expresivo de lo que le dio su particular fama en Doctor Who, pero su participación es un lujo que The Leftovers necesitaba para llevarnos a la pantalla con más convencimiento. Hasta aquí casi que hablamos sobre el papel, porque es ver el guión que han asignado para el episodio centrado en el personaje del actor y entrar en un bucle de paseos del buen pastor a lo largo del pueblo de Mapleton porque así no hay mejor forma de conectar con el personaje pero peor con la serie.

The Leftovers pic 3

La cuestión de salvar la iglesia del reverendo Matt Jamison casi se convierte en un asunto de estado para el espectador del ya famoso – o infame, según lo veáis – episodio, tanto que durante cincuenta minutos que dura le vemos moverse por toda la geografía del pueblo y conectando con los distintos habitantes de este sólo se trata ese asunto. Ni los intereses de ambas sectas ya presentadas, ni las visiones o amigos extraños del policía ni las desventuras de su introvertida hija. Todos esos personajes desaparecen o pasan a ser meros secundarios en favor de Christopher Eccleston.

Lo que sería una maravilla si el guión aguantase todo eso por si solo, pero este prácticamente desvanece dejándole todo el peso al actor que si bien recibe la carga con gracia y profesionalidad, obviamente no puede con todo. Aún así damos gracias que han probado el experimento con Eccleston que ha encajado el golpe mucho mejor de lo que hubiesen aguantado sus compañeros de reparto. Si ya el paseo de iglesia a bancos, de casas ajenas a casino y de carreteras urbanas al hospital ya ha sido tedioso con este, imaginaos lo que podría haber ofrecido el policía taciturno en su lugar.

Sin embargo sí que cumple su poco lucida función de ayudarnos a comprender las interrelaciones entre habitantes de Mapleton, sabiendo así que la viuda que perdió a toda su familia en the Rapture es la hermana del reverendo y que el accidente que veíamos al principio de la serie mientras la madre lloraba la desaparición de su bebé estaba protagonizado por este y su mujer, que además de estar interpretada por Janel Moloney termina en coma a resultado del suceso. Y también nos han dado una escena de cama entre Eccleston y Moloney, si podemos definirla así y no como el coito o la cópula de los dos actores que menos desearías ver en esa situación.

The Leftovers pic 4

¿Al final para qué tanto paseo? Pues la verdad para no mucho. Porque estuvo bien eso de ir a casa del jefe de policía a sablear el alijo secreto de dólares del padre trastornado de este, mejor aún que hiciese honor a la expresión “todo al rojo” en numerosas ocasiones con ayuda divina de su parte en uno de esos casinos indios que tanto nos gustan en nuestros dramas favoritos e incluso insuperable que no se achantase a la hora de sacarle a hostias el botín a un maleante local que abusó de su generosidad. Pero lo bueno bueno fue cuando un acto de bondad con los Fumadores hizo que perdiese la oportunidad de salvar la Iglesia.

Y aquí llega la gran ironía del episodio, que no sabemos si lo condena o lo salva, ya que son los propios Fumadores – nombre oficial de los Guilty Remnants ad infinitum – los que pujaban en su contra por la propiedad del templo que nuestro apreciado reverendo Jamison quería salvar la cristiandad. Una broma del destino que deja atrás cualquier tipo de ataque físico que pudiese haber sufrido el protagonista de esta odisea en miniatura, que nos deja a todos pensando: ¿dónde está tu Dios ahora?

Sabemos que todo el asunto ha sido un coñazo macabeo, pero ha tenido la suficiente personalidad como para tener que hacernos hablar de él.

The Leftovers pic 5

2 comentarios en “The Leftovers, los paseos del reverendo

  1. Pingback: Series a Toda Vela | The Leftovers, quemando los prejuicios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s