Ray Donovan, el delicado equilibrio

Ray Donovan pic 1

Algo que nos quedó claro el verano pasado es que Ray Donovan estaba destinada a convertirse en la reina del período estival. No fue la mejor, ni siquiera la más novedosa, pero si ese producto que sin ser redondo tiene lo suficiente para convertirse en una serie que genere un ruido de fondo entre los aficionados a la televisión, que en muchas ocasiones se pronuncie la frase “¿y Ray Donovan qué?”. No siempre para bien, especialmente por el tramo medio de su pasada campaña demasiado tedioso, pero tampoco nunca para mal.

Ya sea por incluir a mitos eróticos del colectivo lésbico como Kate Moenning o personales como Paula Malcolmson – viene de tiempos de Deadwood y se afianzó con Caprica – o por el tirón que Scandal tiene entre los norteamericanos siendo esta una alternativa seria y creíble hasta cierto punto. O por regalarnos el que probablemente sea el mejor secundario del cable norteamericano, Jon Voight como Mickey Donovan. Lo quisiéramos o no, la serie de Showtime tenía algo.

¿Lo ha mantenido con el retorno de su segunda temporada? Lo comentamos a continuación.

Ray Donovan pic 2

El primer episodio fue flojo, para qué lo íbamos a negar. La trama de la primera temporada se quedó vieja nada más terminar y esta season premiere debía demasiado a los acontecimientos de esa campaña. No ayudaron nada los turbios sueños del protagonista que embarraron el inicio de la narración y las alucinaciones con delfines del personaje de Voight que no aguantan ninguna suspensión de la incredulidad. Habíamos tenido una conclusión abrupta con la muerte del personaje de James Woods pero en vez de retomarlo ahí decidieron optar por un salto temporal.

Uno que incluía un paseillo por México que poco aportó más allá de una reintroducción a los espectadores del personaje de Mickey Donovan. Lo que tenemos que rechazar de pleno, ya que es precisamente el que se aficionó a la primera temporada el que vuelve ahora esperando retomar la tensión de esta y si hay algo que no necesita es que le vuelvan a presentar al que fue el mejor personaje de la serie. Tampoco es que ayudaran a empatizar con la familia Donovan los simultáneos frentes internos que esta ahora maneja.

Sea el hijo, la hija o la esposa, siempre hay demasiados elementos que distraen la atención de lo que debería ser el centro de la trama. La parte que de verdad llama la atención, lo que atrapa a la audiencia, es esa mezcla entre el día a día del que lava los trapos sucios de Hollywood y el juego que se traen los agentes del FBI con los antiguos mafiosos de otra época. Lo que debería ser en muchos casos el telón de fondo termina estando en la primera plana, y dudo que muchos vean Ray Donovan por el drama familiar antes que el drama criminal.

Ray Donovan pic 4

Porque hasta personajes interesantes como el hermano ex-boxeador Terry terminan perdiéndose en ese pantano de la excesiva introspección. De ser un elemento interesante, que sirviese como apoyo y nexo para el resto de donovans, ahora lo tenemos reducido a un stalker de tres al cuarto y enésima molestia que distrae al personaje protagonista de Liev Schreiber de las tramas con Ezra Goldman y y el fallecido Sully. Esos veinte años con Mickey a la sombra y Ray haciendo el trabajo sucio para los judíos que con tanto misterio se mantienen, eso es lo que nos deberían estar ofreciendo.

Por suerte el segundo episodio que ya hemos visto esta semana remedia un poco esa situación, porque si considerábamos que todo lo que se refería a la primera temporada debería estar tan muerto y enterrado como la señora que provoca ver delfines al patriarca del clan, aquí llegan unos cuantos personajes que serán los que hagan avanzar la serie que por si misma no consigue despegar. Principal importancia cobra el personaje de Hank Azaria, que ya en el anterior episodio se nos introducía pero es en este en el que le descubrimos de verdad.

Un director local del FBI cuyas prácticas a la hora de desempeñar su trabajo no difieren demasiado de las del propio Ray Donovan. Ha sacado a Mickey Donovan de su retiro y lo ha puesto cerca para no perderlo de vista y utilizarlo cuando lo necesite, pero está lo suficientemente arriba como para que el arreglador de la familia no tenga las armas suficientes para impedir que así sea y que por el camino los hunda a todos. Lo peor que han descubierto de él es su afición a versionar temas de Bob Seger, lo cuál ni siquiera hace mal. De hecho, si eso nos hace volver a ver a Sherilyn Fenn como hiciera antaño en Twin Peaks – siendo aquí la esposa del nuevo personaje – es algo que firmamos con nuestra sangre.

Ray Donovan pic 3

Y más importancia se le da aún aquí a Wendell Pierce, uno de nuestros favoritos personales tras su paso por The Wire y Treme, que aquí es un oficial de la condicional cuyos malos momentos personales y financieros – algo que tanto Bunk como Antoine Batiste conocían a la perfección – le hacen objetivo perfecto a la hora de ser sobornado para que sea él el que lleve el caso del viejo Mickey y le ponga las cosas tan difíciles como sea posible. Percibimos que probablemente sea otro de los imprescindibles de esta serie.

Una serie a la que le tenemos que aplaudir estas nuevas incorporaciones pero que, como ya venimos adelantando desde su título, camina con un delicado equilibrio al no liberarse de las viejas malas costumbres. Porque incluso a series solventes y que han gustado como estas se les exige mejora, de hecho, probablemente se les exija más que a ninguna con miedo a que el efecto Homeland – otra serie de la cadena Showtime – aparezca a la vuelta de la esquina.

Aunque lo pueden solucionar fácil volviéndonos a  dar un momento a la altura del de Mickey Donovan bailando en el bar gay.

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s