De cómo la televisión se adelantó a la crisis del ébola

The Strain pic 1

Recientemente en una de mis intervenciones en Recap Blog hablábamos de cómo en ciertas ocasiones la televisión parecía adelantarse a la realidad con ciertos temas. En clave humorística, asociábamos distintos detalles de la trama de ciertas series a sucesos de la historia reciente con los que guardaban un parecido asombroso. No es difícil para el aficionado a consumir con avidez programas de televisión encontrar este tipo de equiparaciones entre ficción y realidad, entra dentro de lo esperable y de lo meramente curioso.

Aunque si que cuesta imaginar un año en el que la televisión norteamericana incidiría tanto en un tema a lo largo de la primera mitad del año que justo a mitad de verano se convertiría en el tema de conversación mundial. Y es que la crisis médica y humanitaria en la que se ha convertido el virus del ébola ha venido precedida de un ascenso en popularidad de series cuyo eje temático es una enfermedad imparable que se convierte o amenaza con convertirse en una pandemia global. Pocas veces hemos tenido una predicción tan cercana y tan exacta de lo que iba a ser el tema del año.

A continuación, hablamos de las series que han ejercido de funestas pitonisas de lo que el ébola podría llegar a ser.

Helix pic 1

Comenzábamos el año muy ilusionados porque nuestro Ron D. Moore que era casi un gurú de la televisión para nosotros tras Battlestar Galactica volvería al medio que le dio la fama para darnos no una sino dos series. Hace poco comentábamos la tibia recepción que le dábamos a Outlander, pero un caso mucho más triste fue el de Helix. Esta, además de ser del hombre detrás de la sublimación de la space-opera y de emitirse en SyFy al igual que aquella, contaba con un piloto prometedor que nos daba esperanzas de otra gran serie con un virus como amenaza.

El resultado fue poco menos que catastrófico, convirtiéndose en una sucesión de despropósitos sin sentido en una trama que no avanzaba y unos personajes incapaces de desarrollar carisma. Tal fue el fiasco, que la cadena se sacó de la manga que la serie era un formato de antología y que para la próxima temporada contaríamos con otros personajes que se enfrentarían a otro virus. Fue una primera temporada olvidable, pero inauguraría a principios de 2014 la temática del virus como mayor amenaza de la humanidad, que otras dos series que ya estaban en desarrollo continuarían en la temporada de verano.

Aún no habíamos oído hablar del ébola y Helix ya había tenido su season finale y ya estaba previsto el estreno del piloto de The Strain en FX, una de las series más esperadas del año. Una revisión al género vampírico por parte de Guillermo del Toro y Chuck Hogan que llegaría a televisión con una aproximación mucho menos sobrenatural – aunque con obvios elementos de esta índole – y más científica al asunto. Precisamente la confrontación inicial con la amenaza de los vampiros se hace con unos protagonistas que pertenecen al CDC y tratan el brote como un mero virus.

The Last Ship pic 1

Si, teníamos otra serie que prometía y que irremediablemente terminó convertida en otro desastre, en la que los peores tics del cine de Del Toro – y nada de lo que le hace un gran director – se unen a la peluca de Corey Stoll que impide tomarse en serio todo el asunto. Decir que es serie b se queda muy corto, pero introduce el factor de los aviones como medio de propagación de una enfermedad y una serie de conceptos que a día de hoy se están tratando en los informativos como máxima actualidad.

Así llegamos a una serie que se estrenó a la vez que esta, la infravalorada The Last Ship. Y digo infravalorada no porque sea buena, que nadie podría decirlo a conciencia del producto que Michael Bay nos trae a TNT, pero si que carecía de cualquier tipo de expectativa a la hora de llegar a televisión y que sin embargo ha conseguido ser un producto mucho más sólido que Helix y que The Strain. Es aquí donde los conceptos de pandemia global y virus erradicador se exploran más a fondo, dejando a la tripulación de un destructor naval como casi los únicos supervivientes tal y como vimos en su piloto.

Es curioso que en esta última de la novela original se haya eliminado la guerra nuclear como origen del fin del mundo y se haya sustituido esto por una pandemia, sin haberse oído siquiera hablar de esta nueva cepa del ébola que se iba a cebar con el continente africano. Parece que había un sentir colectivo de los virus como amenaza, siendo un elemento común a las tres que estos tienen su origen en la obra humana como iniciadora de la catástrofe. Como lo de las cadenas de televisión aprovechando la coyuntura para poner Estallido con Harrison Ford en su programación, pero sin haberlo planeado.

Y ahora hay planes de adaptar a televisión Resident Evil, que aúna la moda de lo vírico con la de los zombies, por si nos quedaba poco.

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s