Manhattan, el ala oeste de la física nuclear

Manhattan pic 2

Cuando una cadena se lanza a la producción televisiva propia no le esperan necesariamente momentos difíciles, aunque seguro que fáciles tampoco van a a ser. AMC tuvo que sorprender con dos productos tan atípicos como exitosos como Mad Men o Breaking Bad para que la tomasen en serio tras pasar de emitir películas antiguas a ser un verdadero jugador en las mesas del cable norteamericano, y aún así su primer gran fenómeno de masas no llegaría hasta el ascenso en popularidad de The Walking Dead, siendo las otras dos más productos de culto.

WGN por su parte está intentando hacerse ahora un hueco en esta piscina de tiburones que poco a poco se está convirtiendo en un océano. Su primer intento fue Salem aprovechando el tirón de la temática de la brujería y muchos deseamos que ni siquiera lo hubiesen intentado. Me costó llegar a su primera media hora y de ahí no pasé. Pero del bochornoso primer piloto que emitieron al segundo hay un trecho, Manhattan es un show mucho más atrayente por su temática y mucho más efectivo en su ejecución.

Analicemos cómo va su tramo inicial de temporada, tras el salto.

GPC_8682.NEF

Muchos hablan de El Ala Oeste de la Casa Blanca como si fuese una visión y creación exclusiva de Aaron Sorkin, quien en realidad trabajaba codo con codo con su director habitual Thomas Schlamme, que sería el inventor de elementos tan sorkinianos como el walk-and-talk que tanto caracterizan las series de este. Pues esta serie tiene Schlamme como uno de los hombres detrás del proyecto – la serie, no la bomba – y este ha aprovechado para recoger algunos de los conceptos de sus trabajos previos.

Entre ellos ese concepto de realizar una serie alrededor no de los que se suponen que son sus principales protagonistas sino de un amplio reparto de secundarios que nos dan la visión del día a día. Recordemos que en The West Wing la idea era que el Presidente Jed Bartlet interpretado por Martin Sheen apareciese solo en ocasiones contadas, recayendo todo el peso en su staff, pero fue el carisma del actor en el piloto lo que hizo reconsiderar eso. Pues aquí eso sí que se ha aplicado con los nombres propios del que fuera el Proyecto Manhattan, quedando la mayoría de ellos fuera de plano o solo apareciendo en breves momentos como Robert Oppenheimer.

Por la contra aquí se carga el peso en personajes menos conocidos para la historia pero igualmente importantes para el desarrollo de los dispositivos que arrasaron Hiroshima y Nagasaki. Lo cuál habremos de considerar un gran acierto por varias razones. La principal de ellas es que al tratarse de una historia real y tan relevante, muchos de los espectadores ya sabemos cómo va a acabar, por lo tanto nos interesa más saber cómo era el día a día en Los Álamos que cómo sucedió la historia que ya nos han contado más de una vez paso a paso. Y eso se consigue mejor con los científicos más anónimos que con los grandes nombres.

la_ca_0717_manhattan

Es así como la serie nos muestra un argumento que bien pudiera asignarse a una película de ciencia ficción y espionaje pero que en realidad corresponde a un fragmento secreto de nuestra historia. Así a través de los militares, científicos y familiares de estos conocemos la paranoia, la competitividad, el secretismo y la hostilidad que había el campamento en el que se desarrollaban las teorías científicas más vanguardistas en el mundo con fines armamentísticos. En ese halo de misterio combinado con cotidianidad está el buen toque de Manhattan.

Los dos ejes alrededor de los que pivota toda la serie son dos de esos personajes que tienen un protagonismo superior por encima del resto. Por una parte tenemos a Frank Winter, el científico veterano que trabaja al margen de sus respetados compañeros con los que discrepa y que estos le consideran poco menos que un lunático, y a Charlie Isaacs, la prometedora joven mente que es reclutada por el jefe del proyecto principal Reed Akley para que dé un empujón a todo y tengan la bomba lista a tiempo antes de que Hitler tenga la suya de manos de Heisenberg.

Si bien las caras conocidas no abundan por doquier, si que encontramos algunas reconocibles. Como Winter tenemos a John Benjamin Hickey, que en su momento viéramos como dueño de ChumHum en The Good Wife, que es bastante creíble como el profesor atormentado que únicamente piensa en su proyecto y que utilizará todos los medios por sacarlo adjelante. Tenemos a Olivia Williams como la esposa de este y a nuestra amada Rachel Brosnahan como la respectiva del otro protagonista, en una parte del show más interesante incluso que la que protagonizan sus cónyuges.

Manhattan pic 1

También tenemos a los Richard Schiff y David Harbour muy habituales de Thomas Schlamme en sus colaboraciones con Sorkin, aunque hemos de lamentar que sean en papeles mucho menos protagonistas, como los de Jonny Coyne o Mark Moses que también tienen su hueco aquí. Más protagonismo tiene precisamente todo el equipo de Winters que aquí sí que está lleno de caras relativamente anónimas, aunque son ellos los que rellenarán la mayor parte de minutos de sus episodios en sus intentos por conseguir una forma de hacer que la bomba detone por implosión.

Este intento por parte de WGN sí que nos convence mucho más a la hora de apostar por esta cadena dentro del panorama de creación televisivo. Juega con ciertas carencias de la cadena, como en ocasiones querer ponerse erótica pero sin poder mostrar ningún desnudo, y en contra de productos de época que juegan en condiciones similares como Masters of Sex pero con mucha más libertad de movimientos en esos aspectos o en el plano narrativo. Sin embargo se cuenta entre los estrenos más interesantes del verano y su recta inicial está demostrando un ritmo y una seriedad competentes.

Nos quedamos con esta base militar en mitad de la nada, porque en su interior sí que hay mucho.

la_ca_0717_manhattan

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s