Suits, un cambio de aires

suitsPic0

Estamos a una semana de terminar la mitad de esta cuarta temporada de Suits, y desde aquí creemos que no queda mucha tela que cortar en el próximo capítulo. Esta primera mitad de temporada nos ha mostrado un escenario distinto, algo a lo que no estábamos acostumbrados y por mucho que agradezcamos ese cambio de aires, hay que decir que lo visto no ha alcanzado las expectativas.

Aún dejándonos la peor primera mitad de temporada, no todo lo visto ha sido malo, nos han dejado muy buenos momentos, tal vez por eso tenemos ese sabor agridulce. A continuación analizamos a fondo lo visto hasta la fecha, destacando los pros y los contras, no os lo perdáis, eso sí, ojo al dato que puede haber spoilers.

SuitsPic3

Como ya hemos dicho, esta temporada se iniciaba presentándonos un nuevo status quo, Mike Ross había abandonado Pearson Specter por miedo a que descubrieran su secretito, bueno, por eso y por una jugosa oferta de trabajo. Este escenario resultaba para todos los seguidores de la serie algo de lo más jugoso, y ya no sólo por que dejase de lado su “carrera” de jurista, sino porque como inversor iba a tener que enfrentarse a quien le enseño todo, Harvey Specter.  Ambos trataban de hacerse con Gillian Industries y la batalla prometía mucho, vaya que si lo hacía. Sobretodo cuando nos enteramos de que Harvey esta trabajando para Logan Sanders, quien resulta que tuvo un rollito con Rachel. Vamos, que empezábamos la temporada frotándonos las manos.

Precisamente, esta parte de la temporada va  a girar en torno a esos dos escenarios. Empecemos por el sustancialmente menos atractivo de los dos, Rachel. En su posición de ayudante de Harvey no le queda más remedio que trabajar con Sanders, algo que no hace ninguna gracia a Mike, y a nosotros tampoco. No por el hecho de que queremos que siga con Ross, al contrario, lo que pasa es que estamos cansados de ese dramon amoroso andante desaparezca. En serio, ¿Alguno recuerda a esta mujer sin dar la lata por un tio? Total, que resulta, como era de esperar, que quien tuvo, retuvo, por eso ella y Sanders se enrollan otra vez, con la consiguiente ruptura que eso implica. En estos momentos yo ya estaba frotándome las manos pensando que nos librábamos de ella, y que Mike iba a tener un algo con Katrina (ojo, eso lo sigo esperando), sin embargo no fue así ya que el amor que sienten uno por otro esta por encima de todo. Una pena para nosotros vamos.

suitsPic2

Luego tenemos el duelo que nos interesa de Ross V. Specter, donde hemos visto diálogos que han sido auténticas joyas. Eso sí, el tira y afloja entre ambos termina haciéndose cansino. Aún así, como decimos esta es la parte interesante, ya que podemos ver la naturaleza de ambos. Harvey, en teoría el tipo duro y frío sin emociones preocupándose por Mike y por que este pueda perder su moralidad, algo que le ha caracterizado durante toda la serie. Y Mike, quién a pesar de intentar hacer lo correcto, al final se siente obligado a recurrir al diablo mismo, quien obviamente termina traicionándolo.

Y es que había una cara más en esta moneda, porque Louis Litt, un personaje infrautilizado y que llevaba ya un tiempo dando bandazos sin tener un ritmo claro, llega para sacar las castañas del fuego, eso sí, pactando con el mismo diablo que lo hizo Mike. Todo ello, no por la gloria, sino por buscar la aprobación de Harvey. Este error, le cuesta tremendamente caro ya que se ve obligado a dimitir. Eso sí, estos últimos capítulos nos han dejado al Louis Litt que merecíamos y que llevábamos tanto esperando.

Fuera de esta historia principal, pues hemos tenido más de lo mismo, Jessica poniendo cara de pocos amigos a todo el mundo, y Donna, sobretodo mucha Donna. Nadie duda que la secretaria de Harvey sea uno de los mayores valores de la serie, sin embargo desde aquí vamos un paso más lejos. Donna representa el espíritu de la serie. Igual que Harvey la necesita para que su vida no sea un desastre, nosotros la necesitamos por que sin ella, la serie no tiene sentido.

suitsGif4

Como indicábamos al principio, un inicio de temporada tibio, que si bien nos ha dejado buenos momentos, en general no ha alcanzado las expectativas, esperemos que lo que resta de temporada nos satisfaga. A falta de un capítulo no sabemos que dirección tomará la serie de cara a la próxima mitad de temporada, con Mike de vuelta al bufete y Louis fuera, no tenemos ni la más remota idea, lo que sí sabemos es lo que queremos. Queremos a Rachel fuera, queremos que el señor Ross se las apañe sin la supervisión de Harvey, queremos a éste sentando la cabeza, pero sobretodo queremos a Donna.

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s