True Blood, sangre descafeinada

TrueBloodPic0

Hace un par de semanas terminaba ese fenómeno vampiresco que ha durado siete años. Recordamos ahora aquellos primeros episodios donde, aprovechando el boom que suponía Crepúsculo, la HBO decidía adaptar su propia saga de vampiros, obviamente con las señas de identidad de la casa, es decir, sexo y sangre. Ni falta hace decir que la serie supuso un auténtico éxito, puede que por su vuelta de tuerca particular, donde los vampiros han salido a la luz y coexisten con los humanos, o tal vez se deba a la cantidad de fans de los colmillos que había por aquella época. Pero los hecho eran innegables, con True Blood habíamos mordido el anzuelo.

A lo largo de siete temporadas hemos seguido las aventuras y desventuras de los Stackhouse, de Bill Compton y del resto de habitantes de Bon Temps. Les hemos amado y les hemos odiado, pero todo tiene un final, para ello HBO ha preparado esta temporada, posiblemente la más floja de todas, sin embargo, era una temporada que a pesar de su calidad el público necesitaba, los personajes merecían una despedida, aunque no fuese justa para todos.

A continuación os contamos nuestras opiniones sobre la temporada final, por supuesto hay spoilers, leed con responsabilidad.

TrueBloodPic1

Antes de empezar las cosas claras, la serie era lo que era, una versión crepusculera para adultos. Tenía su propia mojigata y su propio vampiro atormentado, con el tiempo incluso aparecería un hombre lobo hipermusculado y sin vello corporal. La HBO nos había maquillado un fenómeno de masas para hacerlo pasar por uno de sus productos, se trataba de entretenimiento puro y sin pretensiones, se trataba de sangre, sexo y colmillos, se trataba de True Blood.

Una de las cosas que resultaban más atractivas de la serie en sus comienzos era la mitología de la misma. No es que introdujese nada nuevo, pero tenías la seguridad donde te presentaban un mundo sobrenatural, con deidades, brujos y demonios. Ya no sólo eso, sino que cada uno de los elementos sobrenaturales tenía sus propias tradiciones y sus propios personajes representativos. Porque los personajes, te gusten más o menos son la principal razón para ver la serie, la actitud despreocupada de Jason, la socarronería de Eric o la siempre perfecta Pam, son sólo la punta del iceberg. Aquí es precisamente donde más falla esta última temporada, su único objetivo era dar una despedida digna y si bien algunos de los personajes la reciben, otros son olvidados o maltratados y sacados del mapa de manera acelerada.

TrueBloodPic2

La temporada anterior y acuciaba un final, sin embargo quisieron exprimir al muerto para obtener una temporada más. No nos engañemos, el inicio de temporada apuntaba a que iba a ser un final justo, sin embargo, la trama daba para lo que daba, y a partir de ahí, a parte de muertes y más muertes, lo que vemos nos deja fríos. Destacamos aquí la muerte de Alcide, uno de los mayores pobres hombres de la serie, desde que apareció le costaba encontrar sus sitio, parecía que finalmente había encontrado un hueco junto a Sookie, sin embargo el destino le deparaba una muerte acelerada y carente de emotividad. Pero no nos equivoquemos, el personaje más maltratado en las dos últimas temporadas ha sido Sam Merlotte, quién se habría merecido un final feliz con aquella cambiaformas de la quinta temporada, desde entonces no ha hecho más que pasearse por la serie.

Tampoco creamos  que todo es malo, hay tres personajes que a medida que avanzaba la serie han ganado enteros, convirtiéndose así en los imprescindibles. La ya mencionada Pam, que con sus respuestas y falta de timing se ha ganado el cariño de todos, al igual que ya hiciese su creador Eric Northman, el gran Vikingo Vampiro, capaz de enamorarte sólo con la mirada, y que tiene ese punto de sinvergüenza que tanto gusta. Obviamente Andy Bellefleur, quien pasó de ser un alivio cómico a uno de los personajes con más importancia y más queridos de la serie. Y por supuesto Jason Stackhouse, el simplón hermano de Sookie que demostró tener algo más que sólo una cara bonita. Precisamente estos personajes sí que obtienen un final feliz, y merecido.

TrueBloodPic4

En definitiva,a esta última temporada de True Blood le ha pasado lo que a la anterior, se ha quedado a medias, dejándonos un sabor agridulce en la boca. Se trata de una serie podría perfectamente haber terminado hace dos temporadas. Sin embargo es este año cuando nos despedimos de, la que tal vez fuese la última superviviente del boom que sufrieron los vampiros hace un tiempo. Ahora los colmilludos vuelven a sus ataúdes para dar paso a otros fenómenos en auge como el género superheroico o las space-opera, sin embargo estamos seguros que eventualmente volverán a caminar entre nosotros.

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s