The Blacklist, las guerras de Reddington

BlacklistPic0

Estoy seguro de que todos estabais asustados porque aún no nos habíamos dignado a hablar de uno de los mayores placeres de los que disfrutamos en este navío. Seguro que pensabais que nos habían abordado unos piratas o que habíamos sido víctimas de un virus contagioso mientras surcábamos los mares occidentales africanos. Nada más lejos de la realidad por suerte para vosotros queridos lectores. Lo que estábamos haciendo era limpiar el charco de babas que hemos ido dejando todos los lunes. Ya no sólo por Gotham, si no por el regreso de The Blacklist.

Menudo regreso, aún con Megan Boone sin abandonar su peluca (tiempo al tiempo amigos, todo llegará), el inicio de esta segunda temporada de las andanzas de Elizabeth Keen y Raymond Reddington no ha hecho más que confirmarnos lo que ya sabíamos. The Blacklist está entre nuestras favoritas y con razón.

A continuación, el momento que todos estabais esperando, pasamos a comentar lo que nos ha dejado estos primeros capítulos de la segunda temporada de The Blacklist, obviamente con spoilers.

BlacklistPic1

Una de las muchas razones por las que queríamos la vuelta de el bueno de Red es que no podemos vivir mucho tiempo sin James Spader. Vale, nos repetimos, pero ¿habéis visto que tío? Por muy acostumbrados que estemos, no deja de maravillarnos cada vez que aparece en pantalla. La escena de la conversación con Berlin es pura magia interpretativa. Pero no sólo le vemos aguantar una conversación con su enemigo, también la vemos dudar y temer tras el secuestro de su ex mujer. Esos pequeños detalles son los que nos recuerdan que por muy frío y distante que parezca, Reddington sigue siendo humano. Un humano que mejor tener como amigo que como enemigo. En el capítulo de anoche pudimos ver como por mucha relación que puedas tener con él, nunca te habrás ganado su más absoluta confianza. Aparentemente, para Red, como para cualquier persona que se haga respetar, la lealtad lo es todo.

Precisamente, si hablamos de esa lealtad, vemos como poco a poco el personaje de Megan Boone empieza a preguntarse cómos y por qués. Por mucho que siga los consejos y recomendaciones de Reddington cada vez lo hace con más recelo. Sabe que él se aprovecha del FBI y ella piensa hacer lo propio. Muchas incógnitas rodean su vida, ¿qué ha sido de su marido? ¿qué relación tiene con Red? Demasiadas cosas le pasan por la cabeza y eso hace que cada vez se vuelva más paranoica y precavida. Un nuevo enfoque que nos está convenciendo en los tres capítulos vistos hasta la fecha.

BlacklistPic2

El escenario de esta nueva temporada es más o menos lo visto en la anterior, la única diferencia es que si bien antes no sabíamos a quien nos enfrentábamos y la lista negra no era más que un camino para conocer a ese alguien, ahora que sabemos quien es Berlin, la lista negra está para forjar alianzas, destruirlas o aprovecharse de algunos contratistas. Osea, que básicamente seguimos igual, sólo que con una excusa distinta. Esto es tal vez donde más necesariamente tiene que evolucionar la serie. Entendemos que es difícil realizar veintidós episodios centrándose simplemente en la trama principal, sin embargo, para que la segunda temporada despegue como se merece, es necesario dar ese pequeño salto. Nos tienen que enseñar que pueden hacer todavía más.

Si bien es cierto que aún es pronto para criticar, en los tres primeros episodios han pasado muchas cosas. Se han colocado nuevas piezas sobre el tablero -mucho ojo a la agente del Mossad– y las viejas se han redefinido. A la ya mencionada Lizzie, hay que añadir a Ressler, que aunque de momento sigue en su papel de tipo duro, hemos visto atisbos de que psicológicamente  aún no está al cien por cien. Seguramente a la larga eso tenga su impacto, y seguramente bien Reddington o Berlin lo utilicen en su beneficio. Otra pieza antigua a quien nos alegramos de ver es a Harold Cooper, al terminar la primera temporada muchos le dábamos prácticamente por muerto, sin embargo resulta que aún tiene mucha tela que cortar y nosotros que nos alegramos. Además todo apunta a que trama algo con Red, círculos dentro de círculos, como a nosotros nos gusta.

BlacklistPic3

En definitiva, el arranque de esta nueva temporada de The Blacklist no nos ha defraudado, manteniendo el listón de lo visto hasta la fecha y sembrando nuevas semillas que estamos ansiosos por recoger. Lo único que le pedimos es que centre alguno de sus capítulos en la guerra pura y dura, estamos seguros que si eso sucede, todos los fans harán palmas con las orejas. Ya no por el espectáculo pirotécnico, sino por ver a James Spader y su hipergesticulación en uno momento extremo, por eso pagábamos.

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s