The Fall, el gato y el ratón

The Fall pic 2

Ha tardado mucho en llegar. Si el año pasado la tuvimos a finales de primavera y principios de verano, este año no hemos podido disfrutar de The Fall hasta finales de otoño. Y pensar que tal retraso se ha debido en gran medida no a una agenda cada vez más apretada del guapo de moda Jamie Dornan sino al resurgir de Gillian Anderson como actriz televisiva que tuvo la mala fortuna de embarcarse en el bodrio que resultó ser Crisis. Al menos con Hannibal la teníamos bien situada.

Pero la malograda serie de NBC tal como vino se fue y The Fall retornó con fuerza en una BBC con cada vez más capacidad para sacar la excelencia de cada minuto de sus series a pesar de contar con temporadas muy reducidas. Porque con este tercer episodio recién emitido ya hemos superado el ecuador de la segunda temporada, tan intensa como la primera, y hemos sido testigos de grandes momentos a lo largo de ellos. Pensar que solo quedan otros tantos para volver a despedir de la serie es triste, pero disfrutemos de ellos mientras duren.

Ahora, tras el salto, nuestras impresiones de este año dos de The Fall.

The Fall pic 4

Una de las particularidades de The Fall siempre fue que conocimos desde el primer minuto la identidad del asesino. No se mantuvo como un misterio a descubrir por parte de la serie ni sirvió para mantener en vilo a los espectadores temporada a temporada. Solo por ese detalle ya la hace diferir de la gran parte de series de género negro policial que tanto proliferan en la actualidad, pero a mayores le ha hecho generar un estilo único que hace evolucionar tanto a la investigadora principal como al asesino en serie en paralelo.

Y si bien muchas de las razones por las que Paul Spector acaba con la vida de jóvenes morenas todavía permanecen en tinieblas, con algunos datos que nos puedan guiar a ciertas teorías pero nada fehaciente, el espectador ha logrado un nivel de identificación con este personaje inesperado dado el papel de antagonista que este tiene en el show. Es el hombre a atrapar, pero las tácticas que este tiene para no ser atrapado y al mismo tiempo la pulsión constante que este tiene por matar son una de las mejores partes de la serie.

Esta temporada se ha dado un paso adelante en la complicada relación que tiene con la que era niñera de sus hijos Katie. Más allá de la barrera de la edad entre ambos, este juega con ella para que deje en paz en su familia sin que le delate a la policía por ser el asesino que ella sospecha. Ya sabemos que la serie gusta de jugar con temas oscuros, pero es verdaderamente atrevida a la hora de tratar el deseo sexual entre una menor y un adulto.

The Fall pic 1

También la sexualidad de la protagonista Stella Gibson sigue estando muy presente en el show, especialmente cuando esta la utiliza como refugio personal para todas las presiones de su entorno. Si en la primera temporada tuvo graves consecuencias para quien se acercó a ella, en esta es la patóloga Reed Smith quien parece ser su objetivo. Nada nuevo Archie Panjabi, que tanto aquí como en The Good Wife se empeñan en situarla como el nuevo mayor icono lésbico de la televisión, aunque en The Fall termina por no involucrarse.

Es curioso cómo este año un gran número de shows han mostrado a sus protagonistas como bisexuales. Prácticamente a la vez veíamos cómo el personaje de Josh Harnett, además de un licántropo, se interesaba en Penny Dreadful tanto por una arrebatadora Vanessa Ives como por un misterioso Dorian Gray. Y en Halt and Catch Fire el manipulador personaje de Lee Pace no hace distinción entre hombres y mujeres a la hora de acostarse. Por no hablar claro está de la protagonista de Orange is the New Black.

Y en casi todos esos casos los personajes suelen tener connotaciones casi sociopáticas. No digo que se estén identificando ambas cualidades pero esta hornada de protagonistas de shows con una sexualidad más abierta también viene acompañada de cierto egoísmo y obsesión como características. Algo que sin embargo es el principal encanto de Stella Gibson, cómo el resto de personajes parecen caer en su embrujo mientras ella pasa por sus vidas como un huracán. Hasta el propio Paul Spector, que ya tiene bastante con su secuestrada antigua novia y una fan lolita, está cayendo un poco en esa red.

No hay nada mejor que estas series que a fuego lento ofrecen una pluralidad de ángulos desde los que enfocar la serie, ¿no?

The Fall pic 3

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s