Flash vs. Arrow, el evento de la temporada

Flash vs. Arrow pic 1

La industria del cómic lleva en esto de hacer crossovers casi desde su creación. El elevado número de personajes que llegan a manejar las distintas casas editoriales genera un interés por parte de los espectadores de verlos trabajar juntos para acabar con amenazas que no podrían por separado. También en ciertas ocasiones de verlos pelear para ver quién podría con quién, es cierto. Por lo que ya sea con los famosos team-up de dos héroes o con los eventos que reúnen una plétora de estos, todos los años hemos visto a diversos personajes de cómic cruzar sus caminos con sus camaradas.

Una de las tesis que defendemos en esta página es que el mundo del cine tomó todos los elementos principales de la industria del cómic y los adaptó de forma que tuviesen forma dentro de universos cohesionados, viendo precisamente a esos héroes primero por separado y luego juntándolos para películas grupales de mayor calado. La televisión no lo tiene tan fácil, pero siendo Arrow la pionera en tener un spin-off con The Flash, han encontrado su propia fórmula para generar expectación con un evento que una a los principales personajes.

Nuestro comentario con spoilers de los episodios Flash vs. Arrow y The Brave and the Bold, a continuación.

Flash vs. Arrow pic 2

Comencemos diciendo que esto no es una única historia al uso, son dos capítulos autoconclusivos cada uno con su propio villano, con sus planteamiento, desarrollo y consecuencias y con sus personajes clave. Lo narrado en el primero tiene consecuencias en el segundo, si. Se desarrolla cierta trama de una serie en la otra, también. Pero hasta ahí, no son la parte uno y dos de un mismo evento sino dos team-ups consecutivos que muestran hasta qué punto podría funcionar un futuro evento con ambos personajes al frente. Una estructura que beneficia al primer capítulo de The Flash en detrimento del segundo de Arrow, que pierde el elemento sorpresa del primero.

Si que hay un planteamiento común a ambos episodios y es que entre Barry Allen y Oliver Queen hay diferencias. No solo como héroes sino como personas. Flash tiene poderes pero Arrow tiene entrenamiento. Barry es impulsivo y Oliver es metódico. Uno mantiene una rígida línea moral mientras que otro hace lo que sea necesario para conseguir su objetivo. Ese es el conflicto, la tesis y antítesis hegelianas que se nos presentan a lo largo de estos dos episodios y que finalmente dan como resultado una síntesis, Barry Allen no ha de confiar ciegamente en sus poderes y ha de ser más disciplinado y Oliver Queen no ha de dejar de lado su humanidad para realizar su labor de justiciero.

Para eso tenemos a cada uno de los villanos dispuestos en sendos episodios. Por una parte Prisma – un enemigo completamente anodino que más allá de sus poderes no aporta nada al episodio – le muestra a Flash que sin estudiar a tu rival y el entorno, sus fuerzas y debilidades y las oportunidades para derrotarlo más allá de confiar en su supervelocidad, se puede poner en peligro a los compañeros y seres queridos. Es un poco cansino tener que volver a pasar con Iris West por la etapa de en un principio adorar al superhéroe, luego odiarlo profundamente y luego respetarlo al descubrir su identidad que ya tuvo Laurel Lance en un principio, simplemente el mismo juego manido no funciona dos veces. Pero ahí lo tenemos y este episodio nos pone en el segundo estadio.

Flash vs. Arrow pic 3

Mucho mejor funciona en este episodio la interacción de los dos equipos, Team Arrow y Team Flash, en las instalaciones de Laboratorios S.T.A.R., lo que ya contaba con cierta facilidad al haber introducido previamente a Felicity Smoak al equipo y servir así como enlace entre ambos. Nunca diríamos esto, pero lo mejor del episodio ha sido ver a John Diggle reaccionar ante la presencia de los poderes de Barry Allen, lo más cómico del capítulo. También el juego de sospechas y recelos entre Oliver Queen y Harrison Wells ha dado mucho juego, dejando ese regusto final interesante entre ambos. Todo este aspecto del capítulo ha sido mucho más interesante que la manida pelea entre héroes antes de derrotar al villano.

Ha quedado muy lucido en pantalla, por supuesto, pero no dejaba de ser el clásico argumento de un héroe enfurecido como Clark Kent en Smallville por la kryptonita roja o controlado como Ojo de Halcón por la vara de Loki en Los Vengadores que ha de ser detenido por otro héroe. Sirve muy bien para medir las fuerzas de ambos personajes sin tener que darle especiales consecuencias morales al choque, pero el interés llega hasta ahí. Al no aportar demasiado el villano, argumentalmente no deja de ser una anécdota. A diferencia de la aparición en la cafetería C.C. Jitters de la antigua novia de Oliver Queen, que nos revela no solo que el personaje se fue a vivir a Central City sino que finalmente dio a luz al hijo de este del que estaba embarazada. Tendrá muchas consecuencias.

Con esto llegamos a la otra mitad del crossover, en la que ambos héroes han de enfrentarse al Capitán Boomerang, que tiene cuentas pendientes con la mujer de Diggle tras su paso por el Escuadrón Suicida de A.R.G.U.S. y no dudará en arrasar todo lo que se le ponga por delante para ejecutar su venganza. Aprovechando que Caitlin y Cisco estaban en Starling City para no entregar unas pruebas sobre el asesinato de Sara Lance y que el Pisuerga pasa por Valladolid, llaman a Barry para que eche una mano a Oliver. El derrotar a este enemigo conjuntamente le sirve a Oliver Queen para reflexionar sobre la necesidad de torturar o intimidar a sus enemigos, sobre si es necesario dejar de lado su humanidad para conseguir salvar a otros.

Flash vs. Arrow pic 4

Como íbamos adelantando, la línea general es que Barry Allen ha de aprender de Oliver Queen y viceversa si estos quieren ser mejores héroes. Algo que veremos cómo afecta a los personajes en futuros episodios, si de verdad se utiliza para seguir construyendo a los protagonistas de ambos shows, pero que no deja de ser relativamente anecdótico a la hora de avanzar en la trama de ambas series. Las principales consecuencias son que Iris ahora no soporta a Flash y apoya a su novio Eddie Thawne en la idea de detenerlo y que el espectador ahora sabe que Oliver Queen tiene un hijo. Puede que a corto plazo no aporten demasiado, pero pueden ser buenas semillas de lo que veremos a largo plazo en las series.

Lo que seguramente veamos será más interacciones entre los personajes de Stephen Amell y Grant Gustin en The CW, ya que ambos se realizan la promesa de que han de repetirlo. Como si fuese esa moda de un evento por año que tiene en este momento la industria del cómic, es probable que de cara a la próxima temporada los volvamos a ver juntos para combatir otra amenaza. También es probable que veamos a un carismático Nick Tarabay como el Capitán Boomerang, ¿puede que se una a Leonard Snart en su operación de reclutamiento de atracadores o que haga planes con su compañero de celda Slade Wilson? Veremos cómo acaba esto para todos, ya que otros enemigos parecen tener prioridad tanto en Arrow como en The Flash.

Si quieren algún entretenimiento directo y efectivo como el de estos dos episodios, que cuenten conmigo.

Flash vs. Arrow pic 5

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s