Sons of Anarchy, un final accidentado

Sons of Anarchy pic 12

Se ha terminado por fin Sons of Anarchy. Lo que para unos es una tragedia de proporciones bíblicas para otros es un alivio equivalente. No creo que haya que aclarar ya que un servidor se encuentra en el segundo grupo y que solo veía la serie por inercia, por estar tan próxima a su final y sentir cierta curiosidad al respecto de su final. Somos conscientes de la legión de fans que arrastra la serie de FX, que estos besan todo suelo que Kurt Sutter pisa y que hasta piden galardones para Charlie Hunnam. Nos perdonarán que nuestra posición al respecto de la serie se halle en las antípodas de la suya.

Porque si ha habido show que entrara en una espiral descendente tan pronunciada de la que nunca llegaría a salir ese fue Sons of Anarchy. Lo que en su momento fue una gran serie que heredaba ese espíritu de The Shield desde una perspectiva del forajido moderno, termino ser un esperpento argumental que por tanto querer homenajear a la tragedia de William Shakespeare terminó enredada en un culebrón sin final en el que las bandas y los líos familiares terminaron por no aportar nada más que la mera continuidad de la serie.

Tras el salto y con obvios spoilers, hablaremos de su final.

Sons of Anarchy pic 13

Antes que Sons of Anarchy ya llegó Dexter y estábamos completamente curados de espanto con respecto a series excesivamente alargadas que terminaban por tener un final irrelevante. Los menos afines a las dinámicas de la serie ya habíamos tenido nuestra ración de satisfacción al ver morir a Gemma Teller y a Juice un episodio atrás, dos de los personajes más sobreexplotados por la serie y que no era hasta un paso antes de la línea de meta cuando se encontraban la merecida piedra que los sacaba de la carrera. Como pasó con el personaje de Ron Perlman la temporada pasada, aceptamos mucho esas muertes, pero llegan unas temporadas tarde.

Pero claro, Katey Sagal es la mujer de Kurt Sutter y no iba a llevarse sino la mayor de las glorias en su serie, teniendo Gemma la dignidad en su fallecimiento que le fue denegada en su momento a Tara Knowles – más bien lo contrario – o justo unos minutos antes a un Wayne Unser que prácticamente pasaba por allí y cuya muerte no respondía a nada más que la necesidad de los guionistas de sacárselo de en medio por no saber qué hacer por él. En mitad de una noche luminosa y en un jardín de flores, como las antiguas batallas de los samurai, así cae la manipuladora y traicionera Gemma Teller.

Será que no la comprendimos como debiéramos a la matriarca de un clan roto, pero la evolución que se aplicó al que era el buque insignia de la serie fue en la dirección contraria a la hora de generar empatía con el espectador. De una forma muy similar a lo que ha pasado con su hijo un episodio después, que queriendo hacer una especie de homenaje a los doce trabajos de Hércules a realizar antes de morir – de alguna forma como ya hiciera Breaking Bad – pone a su protagonista a atar cabos sueltos antes de provocar él su propia muerte.

Sons of Anarchy pic 14

Pero Sons of Anarchy no es Breaking Bad, ni mucho menos. Jamás llegó a alcanzar ni un ápice de la claridad narrativa de la serie de Vince Gilligan y por eso su conclusión es torpe y deslabazada en comparación con la fuerte lógica que regía el final de la protagonizada por Bryan Cranston. Todas sus intenciones se pierden en un exceso de camaradería no homo de Jax Teller con sus compañeros moteros y una serie de exaltaciones de la figura del outlaw contemporáneo como si fuese una alegoría de la figura del propio Sutter en televisión.

Como los antiguos vaqueros que en vez de caer bajo los disparos de sus enemigos prefiere cabalgar hacia el horizonte buscando su final, así se va un protagonista que pasó de ser una buena referencia del espectador dentro de un mundo criminal violento a ser el más sanguinario de estos criminales, rompiendo totalmente la conexión con ese espectador. Es muy difícil también empatizar con la muerte del personaje – a diferencia de lo que pasaba con Walter White – cuando ya no te queda nada a lo que aferrarte en él. Personajes como Tig o Chibbs logran mantener mucho más el apego del espectador en estos minutos finales que la estrella del partido.

Más aún cuando lo que se suponen que eran enemigos formidables de SAMCRO, gente como August Marks o los reyes del IRA al que había que recurrir a toda la astucia y habilidad para derrotarlos, terminan reducidos a aparecer, tirotearlos y marcharse. ¿Para qué iba la serie a molestarse en construir un halo de invulnerabilidad alrededor de estos líderes de bandas si luego acabar con ellos era tan fácil como echarse una manta a la cabeza de forma literal? Sirva este ejemplo del poco interés que tenía Sons of Anarchy para ser coherente consigo misma, nosotros nos despedimos de ella pensando el que pudo ser y nunca terminó siendo.

Se arrojó literal y figuradamente debajo de un camión que pasaba por ahí – pobre Michael Chiklis, no le dan cameo bueno.

Sons of Anarchy gif 37

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s