Galavant, el musical desenfadado

Galavant pic 1

Hay muchas veces que los prejuicios entra a la hora de decidir si ver una serie o no. Por suerte con el tiempo los espectadores más curtidos cada vez abandonamos más esos prejuicios, pero no por ello somos inmunes a estos. Y sabemos que es muy probable que exista un gran número de personas que no se acerque a Galavant por numerosas razones. La principal de estas por ser un musical, un género que han decidido descartar todos aquellos que se consideran demasiado serios como para que les convenza un show cuyo principal reclamo son canciones.

Luego también está por la ambientación de cuento medieval, algo que daría lugar a que una cadena de Disney como es ABC nos trajese otro de esos cuentos del amor verdadero entre el caballero y la princesa con el malvado tirano que lo quiere impedir a toda costa. Básicamente, un Once Upon a Time con música. Si esa serie ya es mala de por si, no habría nada que nos haría asomarnos a esta. Pero como ya introducíamos, algunos preferimos despojarnos de esos prejuicios aunque solo sea para saber de primera mano si tenemos algo entretenido y visible ante nosotros.

Y sí, Galavant es muy divertida, algo que ampliamos a continuación.

Galavant pic 2

No se tarda mucho en cogerle el punto a la serie. Obra de Alan Menken, un veterano en cuanto a películas Disney se refiere ya que ha sido el encargado de las canciones de un gran número de clásicos así como de sus adaptaciones musicales de Broadway, se nos introduce ya desde el principio con una canción que establece el tono de la serie. Es una parodia. Aquí el héroe valiente es un borracho maloliente, la princesa a rescatar es una amargada cazafortunas y el tirano malvado es un amargado calzonazos. Algo así como rescatar esa visión deconstructiva del cuento de hadas de Shrek y hacerlo un musical en ocho episodios.

Básicamente todo espectador que se asome a Galavant podrá decidir en los primeros dos minutos de episodio si la serie es para él o no. Si es capaz de entrar en el juego humorístico de la serie con ese primer número musical – algo que es muy fácil, pocas comedias me han parecido tan accesibles como esta – probablemente ya sea fan de la serie en el primer instante. Que a mayores los episodios tengan una estructura ágil de veinte minutos ayuda mucho a que estos se mantengan frescos. Cada uno tiene su propia narrativa de principio a fin, como pequeños actos dentro de una obra musical.

También ayudará a que el conjunto de la serie sea más compacto el que el total de episodios sean ocho y que estos sean emitidos de dos en dos a lo largo de cuatro semanas. Simple y directo. En este aspecto si que somos perfectamente capaces de entender que se le aplique el concepto de event series. Esto no es Glee, principalmente porque los números musicales si que hacen gracia – algunos son desternillantes – y porque se quiere aprovechar para contar una historia.

Galavant pic 3

El protagonista Joshua Sasse lo cierto es que no es muy conocido. Para un servidor y supongo que para la mayoría de espectadores seguramente este actor británico sea la primera vez que les aparece en pantalla, pero ayuda el no tener en mente algún otro papel del actor para que de forma instantánea sea este desastroso caballero Galavant una caracterización instantánea. Algo que con su contrapartida Timothy Omundson no ocurre, ya que para muchos todavía es el Detective Lassiter de Psych. Sin embargo ambos funcionan perfectamente en sus posiciones, lo que es de agradecer.

Con la protagonista femenina Mallory Jansen pasa un poco lo mismo, aunque pueda recordar a muchas otras caras, no la ubicamos en ningún papel concreto y ya para nosotros es la terrible Madalena. Nos hace gracia por otra parte ver cómo Vinnie Jones ha terminado por recalar aquí. El que fuera el futbolista más violento del fútbol británico y que pasase a ser un habitual en las películas del también británico Guy Ritchie aquí es Gareth, el secuaz del Rey Richard. En este caso por el contraste entre la propia persona y el ambiente en el que está – ya que el personaje está a su medida – también funciona bastante bien en escena.

Y a mayores también se nos han prometido diversos cameos a lo largo de la temporada. Ya en su segundo episodio tenemos a un John Stamos que encarna a un caballero al que, a pesar de estar ya en el siglo trece, todavía le encanta hacer bromas sobre madres. A lo largo de los seis episodios restantes tendremos a actores como Hugh Bonneville y Sophie McShera de Downton Abbey o cómicos como Ricky Gervais y Weird Al. Promete ser una cita semanal con el humor y el entretenimiento, lo que últimamente venimos echando bastante en falta.

Por nuestra parte, no ha habido prejuicios y nos quedamos con Galavant sin dudarlo.

Galavant gif 2

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s