Comienza una nueva entrega de The Americans

The americans pic 5

No se puede juzgar muy duramente a las series por sus primeras temporadas. Si así lo hubiéramos hecho con series como Breaking Bad, The Good Wife o Person of Interest ahora hablaríamos de ellas como series del montón, interesantes en el planteamiento pero no más. Con The Americans a día de hoy podemos decir que estamos ante un caso similar, una primera temporada interesante y entretenida pero que no lograba alcanzar esas cotas de calidad que a día de hoy les pedimos a la series de cable, algo que remediaron con una segunda temporada con mucho mejor ritmo.

Cierto es que la serie depende casi enteramente de sus dos actores protagonistas, Keri Russell y Matthew Rhys, pero es una dependencia que ha logrado sacar lo mejor de ambos intérpretes – a los que por cierto las nominaciones a los premios han ignorado indebidamente – y con ello elevado la calidad del show. Una vez somos capaces de ver más allá de las pelucas, algo que en otras series de FX como por ejemplo The Strain es imposible superar esa barrera, tenemos un gran show de espionaje con una tensión por episodio que muchas otras series envidian.

Comentamos ahora, con spoilers, qué tal ha empezado esta tercera temporada.

The Americans pic 6

Sabíamos que el asunto de la hija Paige Jennings iba a traer división al matrimonio de espías soviéticos. Ya en la season finale pasada cuando se planteaba el dilema de si esta debería entrar a formar parte de un programa de entrenamiento de espías ilegales de segunda generación este generaba una dicotomía de pensamientos en la pareja, ya que Phillip no quiere que su hija tenga que pasar por lo que ellos han pasado mientras que Elizabeth considera que puede ser una buena forma de dar respuesta al vacío existencial que tiene la adolescente.

Ambos se prometieron dejar las cosas como estaban por el momento y él dejó muy claro a sus compatriotas que su hija era intocable, aunque el KGB no es que haya quedado muy conforme con esto. La toma de contacto con su antiguo mentor Gabriel, interpretado por ese Frank Langella al que teníamos tantas ganas de ver en esta serie, vuelve a poner el tema en primer plano al transmitirle este el deseo de seguir adelante por parte de los soviéticos con el plan de su hija. Algo que parece que Elizabeth ya tenía en marcha, aún no se sabe si como tapadera para tranquilizar a su marido o a sus patrones.

Porque no está siendo un momento especialmente bueno para el bando ruso en la Guerra Fría, el jaleo de Afganistán está a punto de estallarles en la cara y convertirse en su Vietnam particular como bien apuntaban en la serie. Los agentes de la CIA en el terreno están preparando a las milicias locales y eso está haciendo que las tropas de la Unión Soviética caigan a manos de estas por decenas. Cualquier movimiento por parte de los agentes para ralentizar o impedir esta sangría es necesario, por eso toman más riesgos que nunca a la hora de conseguir información del enemigo.

The Americans gif 1

Esta situación casi desesperada está haciendo que los agentes soviéticos, hasta el momento metódicos y muy cuidadosos, estén tomando menos precauciones o corriendo riesgos que jamás tomarían por esa información vital. Precisamente arranca el episodio con Elizabeth Jennings con su tapadera casi desvelada, teniendo que enfrentarse físicamente a los agentes de contrainteligencia del FBI por la posesión de la preciada lista de agentes de la CIA. Para que al final ambas partes recibieran una buena paliza y ninguno de ellos tuviera acceso real a esa lista.

También Phillip está teniendo que asumir algún que otro riesgo con sus activos, ya que siempre se había preocupado por estos y había intentado asegurar su bienestar, pero en cuanto un agente del ISI pakistaní parece tener información vital sobre la CIA en el terreno presionará más a una Annelise que parece estar enamorada de él para que le consiga esos detalles. Todo ello con un resultado fatal esperado, lo que situará al propio agente del ISI en una situación para que pueda ser reclutado. No sabemos exactamente si esto era lo esperado por Phillip Jennings, pero ha demostrado un nivel de frialdad impropio de este.

Quizá los hechos de la pasada temporada hayan endurecido aún más a los ya de por si curtidos agentes soviéticos infiltrados. O que la alternativa sea utilizar a su hija como activo también les haya obligado a correr más riesgos porque el resto de opciones funcionen. De cualquier forma, esta season premiere continúa muy en la línea de la anterior, incluyendo el que el personaje de Noah Emmerich sea un patán irredimible que solo se preocupe por ser un gañán con su ahora ex-esposa y no sepa ver todo lo que tiene delante de sus ojos. A ver si logran que aporte algo esta temporada, aunque sea un poco.

Que promete ser bastante buena o eso esperamos.

The Americans pic 4

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s