Bosch, homicidios en Hollywood

Bosch pic 4

La figura del policía está visitada y revisitada en televisión, más que ninguna. Ganando al triunvirato que forma con médicos y abogados, es el oficio que más representación ha conseguido en televisión y se ha practicado toda aproximación posible a su concepto. Drama, comedia y todos los estados intermedios entre ambos géneros. Desde el enfoque más centrado en la acción como Hawaii 5-0 al más realista como The Wire. Desde las más malrollistas como The Following hasta su completo opuesto con The Closer.

¿Qué nos puede ofrecer entonces Bosch? En un año en el que no ha habido más ojos que para True Detective y en la que hasta series Gotham han elegido una aproximación estrictamente policial, ¿puede otra serie ser el referente de drama policial? Pues Bosch, que es la única apuesta del servicio video-on-demand Amazon para drama en este invierno, lo es. Y no solo dentro de ese macrogénero que es el policial en televisión, sino de las series que junto a la citada serie de HBO representan el neo-noir en televisión.

Cómos y porqués, tras el salto.

Bosch pic 2

Que para que a un espectador le guste Bosch le tiene que no resultar insoportable Titus Welliver es un hecho. La serie es un vehículo para su lucimiento, uno que uno de los mejores actores secundarios que tiene la televisión necesitaba y se merecía desde hace mucho tiempo. Pero tampoco hay que dejarse llevar demasiado por los sentimientos particulares que tenga uno con o contra Welliver, porque este debe ser el primer papel que consigue en el que no interpreta a un cretino de manual, sino a un personaje muy humano y muy bien desarrollado.

El partir de la saga de novelas del detective de Michael Connelly ayuda, porque además la serie no muestra los orígenes del personaje, sino que ya nos lo introduce como un policía veterano con muchos casos a sus espaldas. Es una pena perdernos algunos de los primeros grandes casos de Harry Bosch, pero esta versión del personaje tiene mucho más gancho de entrada que uno novato. Ya una celebridad en Los Ángeles, con muchas rencillas en el departamento y divorciado de su esposa con la que tiene una hija y que ahora es jugadora profesional de poker.

Nos quedarían en el pasado el caso que le hizo saltar a la fama y del que se hizo una película basado en este, cómo consiguió que su capitán le considerase su mayor enemigo y qué destruyó su matrimonio. Pero esta aproximación no es mala si alguno quiere acercarse a los libros y aún así descubrir algo nuevo. Como una relación con compañero el detective Jerry Edgar perfectamente desarrollada, una interacción muy real y conseguida de dos compañeros de trabajo que tienen un gran respeto el uno por el otro. A lo largo de estos diez primeros episodios les veremos discrepar, hablar de trivialidades, apoyarse el uno en el otro e incluso hacerse putadas.

Bosch pic 2

Precisamente su compañero está interpretado por Jamie Hector, uno de los actores que recordamos de The Wire con su Marlo Stanfield y que aquí el productor ejecutivo de aquella y esta Eric Overmyer recupera para un papel primordial. No será el único, al tener a Lance Reddick como el subjefe de policía Irvin Irving que representará la parte del juego político dentro del departamento. Pero no será de la única serie que encontremos varias caras conocidas, ya que de 24 también se han recogido a Sarah Clarke y Annie Wersching para interpretar a la ex-esposa y al interés romántico del protagonista respectivamente.

En concreto Wersching es una de las que más minutos en pantalla tiene, siendo su presencia hipnótica en cada uno de ellos. Pocas series le han logrado sacar tanto partido a la actriz como esta. Y de la misma forma su personaje es humano y no un mero acompañamiento al protagonista, tiene sus propios objetivos y forma de pensar y su camino se unirá y separará del protagonista tantas veces como difiera del de este. Un personaje que se aleja mucho de los cánones del género, al igual que el de la hija del protagonista. El personaje de Madison Lintz es la única adolescente de toda la televisión que no quiere ser un coñazo perpetuo.

E igualmente el antagonista Raynard Waits se convierte en uno de esos personajes que, siendo bastante arquetípico, tiene su propia personalidad. El actor Jason Gedrick tuvo bastante mala suerte con la cancelación de Luck, que prometía ser su oportunidad más allá de ser un secundario del montón de la televisión, y aquí puede haber encontrado algo de cuerda en su carrera. Su caracterización en paralelo a la del protagonista, como una especie de reverso oscuro de este, hace ganar mucho a la narración. Será el centro uno de los dos casos que se desarrollen a lo largo de la temporada y ha logrado hacerlo bastante interesante.

Bosch pic 1

Quizá no sea nada de lo mostrado en Bosch una novedad para el género policial. Ya abríamos esta entrada diciendo que existían millares de aproximaciones al género, por lo que bien parece una imposibilidad universal. Probablemente para el que haya sido un espectador de The Shield casi todo lo presentado en esta serie ya haya pasado una o dos veces por su pantalla, pero donde aquella era la fuerza bruta de las calles de Los Ángeles, aquí tenemos un drama más cerebral de mano de la personalidad de su protagonista. Y al mismo tiempo más humano.

Debido a su reciente estreno, Amazon todavía no se ha pronunciado en cuanto a la renovación de esta serie. Debería seguir el mismo camino de Transparent y Mozart in the Jungle, de la que este invierno también hemos hablado, aunque ha tenido mucho menos ruido mediático que sus dos predecesoras. Y en justicia tendría que tener más, ya que es más difícil montar una serie en la que todo ya esté visto y sin embargo funcione igual que dos comedias en las que ambas temáticamente tienen una tabula rasa delante. Es obvio que en esta casa queremos ya la renovación de Bosch, necesitamos más historias de Hyeronimus Bosch.

Especialmente con el final de su primera temporada, al que esperamos que nuestros lectores lleguen tras leernos.

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s