El Ministerio del Tiempo, en el momento exacto

ministerioPic0

En los origines de este blog comentábamos cuales eran las cosas que mas necesitaba la televisión española. Destacábamos sobre todo el nivel argumental de los productos televisivos patrios. Estamos hartos de ver la típica serie de policias, o tener cincuenta y siete series de época. Sobretodo estamos hartos de los dramas románticos en los que se suelen convertir todos estos productos. La semana pasada pudimos ver un rayo de esperanza para llevarnos al cambio. Pudimos ver El Ministerio del Tiempo.

Con sólo dos capítulos no podemos decir que rumbo seguirá la serie, pero hasta ahora lo que hemos visto nos ha gustado. Una historia novedosa para el público generalista de España, caras nuevas y caras conocidas. Tramas sencillas que hacen que los setenta minutos de cada capítulo se pasen volando para el espectador. El Ministerio del Tiempo parece haber dado en el clavo.

Como viajeros en el tiempo experimentados, damos nuestra opinión de estos primeros capítulos, no se lo pierdan.

ministerioPic1

Si hay algo que hay que agradecerle al Ministerio es arriesgar. Puede que la serie se quede en unos pocos capítulos porque no termina de cuajar, puede que en un par de meses la olvidemos, pero lo que nunca se le criticará es el no haberlo intentado. Lo que han conseguido los hermanos Olivares con esta serie no es sencillo, llevar la ciencia ficción a todos los hogares Españoles, y de paso unas clases de historia que sin duda ayudarán a más de uno. Uno podría pensar -y estaría en lo cierto- que los viajes en el tiempo levantan dolor de cabeza. Paradojas por aquí y por allá, realidades alternativas, efectos mariposas,… Aquí en principio todo es muy sencillo. Tenemos un tiempo lineal que fluye en una única dirección y por cuestiones que no nos importan podemos visitar todos los lugares por los que ese tiempo ha pasado. Elegante y sencillo, no es desde luego la opción más bonita para explorar, pero para romper el hielo con el espectador, que me aspen si no es más que suficiente.

ministerioGif2

Con una trama novedosa y personajes carismáticos, el mayor fallo que encontramos en el ministerio es en cuanto al reparto y el problema es el de siempre. No vamos a decir ahora que todo el reparto cojea, para nada, pero sí que encontramos que en algún momento la serie se ve lastrada por la sobreacutación de alguno de los actores, sobretodo por lo que a Calletana Guillén Cuervo y a Rodolfo Sancho respecta. Tenemos también la otra cara de la moneda, Nacho Fresneda ha conseguido que Alonso de Entrerríos le siente como un guante, si bien es cierto que es posiblemente el personaje más carismático de la serie. De hecho, puede que ese sea el problema del resto de actores, el personaje de Calletana Guillén apenas ha tenido minutos en pantalla como para encajar con el espectador, mientras que Rodolfo Sancho se ve más suelto a cada minuto. Con el tiempo puede que este lastre se haga menor permitiendo a la serie avanzar.

Desde luego, este no es el único problema de la serie, podemos ver agujeros en el guión -sobretodo en cuanto a los viajes temporales- o algún plano innecesario, sin embargo las virtudes de la serie superan con creces a las partes negativas. Los efectos visuales con su limitado presupuesto, los guiones ligeros, las referencias continuas a la cultura popular. La serie está plagada de partes positivas, y esto se ve alimentado por la rica historia de España, que permite a los creadores la posibilidad de llevarnos de visita desde la época romana hasta la Segunda Guerra Mundial. ministerioPic3

Lo positivo se ve acrecentado por el gran abanico de posibilidades que puede ofrecer, ya no sólo respecto a las distintas épocas, sino en cuanto al juego que dan los viajes temporales. ¿A quien no le gustaría un capítulo donde mostrasen la España actual si los republicanos hubiesen ganado la guerra?. ¿Y que me decís de la busqueda a lo Carmen Sandiego de Natalia Millan como principal enemigo?. No sólo eso, en los avances hemos podido ver que habrá un cruce con otra producción de TVE, Isablel. Más merito para ellos, por arriesgar y seguir una camino a la altura de los americanos.

En definitiva, no sabemos que nos va a deparar El Ministerio del Tiempo, pero hasta ahora nos ha dado todo lo que le podríamos pedir a una serie española. Desde aquí seguiremos la serie mientras la corriente temporal lleve a buen puerto, y de paso disfrutaremos del viaje.

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s