Aquarius, no merece la pena ni intentarlo

Aquarius pic 6

Ya no aceptamos cualquier cosa. Por mucho que quieran explotar la afinidad que tengamos por ciertos intérpretes o ciertas temáticas de moda, simplemente hemos llegado a un punto en el que tenemos tal cantidad de oferta que es de obligación ser selectivo con ella. Siempre tendremos un especial cariño por el canalla David Duchovny por haber sido Fox Mulder en The X-Files, pero si ya no congeniamos con una Californication de capa caída mucho menos lo haremos con esta interpretación genérica que realiza en Aquarius. Que ahora vuelva a estar ligado a la serie que le dio la fama dice mucho de su interés por la que ahora protagoniza.

De la misma forma Hannibal nos absorbe mentalmente, llegando al punto de la obsesión lo mucho que nos puede llegar a atrapar la serie de Bryan Fuller, pero NBC nunca nos convencerá de que formando esta pareja con aquella entenderemos que son productos similares. No lo son, Hannibal es un producto oscuro, sofisticado y con mucha personalidad, mientras que Aquarius es poco más que un genérico telefilm basado ligeramente en hechos reales. Puede que Hannibal Lecter sea el asesino en serie más célebre de la ficción del pasado siglo y Charles Manson el de la realidad de ese mismo período, pero hasta ahí llega la relación entre ambas.

Comentamos su piloto a continuación.

Aquarius pic 3

Tan genérico es que ni logramos poner nombre al actor que interpreta al infame Charles Manson – que ya fuera Renly Baratheon en Game of Thrones. No haremos el esfuerzo de buscarlo de la misma forma que su intérprete no hace el esfuerzo por resultar mínimamente interesante. Decimos esto porque el asesino en serie en cuestión basaba todo su movimiento en su propio carisma, en su capacidad para atrapar bajo el influjo de su personalidad a hippies pasados de rosca por las drogas y mujeres con una muy baja autoestima. Un hombre que chantajeaba con la misma facilidad a las altas esferas con la que hacía tratos con los bajos fondos.

Eso se intenta mostrar en este primer episodio. Alguno ya habrá deducido que fracasa estrepitosamente en ese intento, siendo el antagonista de la serie tan anodino como el resto de su reparto. Ni siquiera vamos a poner la excusa de un guión pobre y con poco espacio para el lucimiento, que también es válida, ya que ni aún firmándolo Shawn Ryan este actor anónimo podría sacarle partido. Y no es que el protagonista David Duchovny ponga tampoco demasiado empeño al interpretar a su Sam Hodiak, más bien parece unirse al pasotismo general del proyecto para no desentonar.

Algún espectador desorientado puede haber llegado a esta serie de la mano de actores propios de la cadena The CW como Grey Damon o Claire Holt. Esta caterva de actores adolescentes que han dejado ya de serlo hace unos años y que no tienen más recursos que su cara en pantalla pasado su período fandomero, ni carisma ni saber interpretativo. Pues bien, este es lugar entonces su lugar natural, una serie televisiva tan relevante como su participación en el medio. Habría que pedirle explicaciones a NBC sobre el momento en el que decidió que el espectador tendría que comparar entre esta serie y Hannibal a nivel interpretativo.

Aquarius pic 4

Puestos a seguir en esta línea, también tendríamos que contar con el guión y la ambientación. Se nos ha vendido como una serie de asesinatos y sin embargo es incapaz de mostrar uno solo en el piloto. Nada, ni un atisbo de la importancia histórica de estos eventos y ni un mínimo aliciente para seguir viéndola. Y no, ver a Charles Manson intentar violar a un hombre al final del episodio no es una forma de provocar o dar una visión alternativa al personaje, es simplemente un gancho fácil o truco burdo para quedar como serie provocadora. Comparar esto, una vez más, con la grandeza visual de Hannibal es un insulto.

Porque hasta en la estética es incapaz de decidirse, ya que quiere quedar a caballo entre aquel noir mezclado con hedonismo de L.A. Confidential y el retrato social de la época de los sesenta que logró Mad Men. Si ya hemos utilizado la palabra telefilm la repetimos aquí para que conste, ya que todo parece tan genérico y barato como en el producto menos apetecible de ese formato. Solo salvamos en este aspecto la utilización de la música, un goteo constante de grandes temas de la época que nos invita a tomar el episodio como si fuese un videoclip de cuarenta minutos, sirva I Can See for Miles de The Who como prueba.

Si NBC ha querido estrenar en su web los trece episodios de la serie tras la emisión de su piloto en directo, ha sido por algo. Querrán poner la excusa de probar un nuevo formato de emisión más propio de servicios video-on-demand como Netflix o Amazon, pero a pocos engañan cuando en verdad sabemos que lo que la cadena quiere o necesita es deshacerse pronto de un show que saben fallido desde hace mucho tiempo pero del que se han resistido a renunciar a tiempo. Al propio Duchovny poco le hemos visto de promoción de esta serie en comparación con el despliegue mediático que él y Gillian Anderson han desplegado para el retorno de The X-Files.

Por algo será.

Aquarius pic 5

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s