Hannibal, ganas de comer

hannibal0

Más de lo normal hemos tenido que esperar este año para tener de vuelta al Dr. Lecter, sin embargo el cambio no ha hecho mella en él. La nueva temporada de Hannibal ha vuelto igual que cómo se fue, por todo lo alto. Con serenidad, con la cabeza fría, la serie y el personaje nos recuerdan una vez más porque es una de nuestras favoritas.

Escenas medidas al milímetro acompañadas por  primeros planos que invitan al espectador a disfrutar de la serie con todos los sentidos. Lo que viene siendo la tónica habitual. Hannibal nos tiene malacostumbrados, pero diablos, que siga siendo así.

A continuación y con posibles spoilers, comentamos en líneas generales el retorno del Destripador de Chesapeake.

hannibal1

Ni que decir tiene que Mads Mikkelsen ha hecho suyo el personaje que en su día dio a conocer Jack Nicholson. Las comparaciones que podríamos hacer en la primera temporada son agua pasada, el actor ha dado una personalidad propia al Dr. Lecter haciendo que olvidemos las películas. A estas alturas estoy convencido de que ya nadie duda de esto, sin embargo nunca está de más recordarlo. Hasta ahora habíamos visto al buen Doctor como alguien manipulador y meticuloso, pero incluso capaz de mostrar algo parecido a una emoción humana. En esta nueva temporada tenemos a un Hannibal desatado, habiendo abandonado toda esa fachada que podía tener para con Will Graham, ahora lo que tenemos es al demonio desatado que vive entre los hombres.

Precisamente es su relación con Will Graham lo que le ha llevado a esa nueva situación. No el hecho de que Will fuese capaz de atisbar su verdadera naturaleza, sino el hecho de que existía una amistad entre ellos. Con el objetivo de abandonar tal cosa el Dr. Lecter deja salir a la bestia, abandonando prácticamente la totalidad de sus emociones humanas. Sin embargo para abrazar completamente su verdadero yo, Hannibal tendrá que aceptar a Will a su manera particular, y terminar comiéndolo. Sólo así se sentirá completo.

Hannibal2

En su gira europea descubrimos como sus necesidades son cada vez más acuciantes, visitando Paris y luego Florencia se hace pasar por un erudito de la Italia clásica, permitiendole esto relacionarse con los círculos sociales más prominentes de ambas ciudades, y por tanto con los personajes más exquisitos.

Descubrimos además que su alianza con la Dra. Du Maurier no era tal, es el miedo de ella lo que le empuja a seguir a su captor, mostrando una de las relaciones más siniestras que podamos recordar y que imagino que un análisis Freudiano recordaría la infancia del Dr. Lecter con su hermana. Pero mucho que la Dra. sea una víctima más, no deja de ser también un cómplice. Tal vez no sea participe de la particular dieta de su captor, sin embargo es una observadora, al igual que lo somos nosotros.

El propio Hannibal, en los momentos finales hace referencia a esa posición de observador, acusando que esa permisividad nos hace participes y cómplices, invitándonos a formar parte de ese siniestro ritual y aceptar de una vez por todas la naturaleza que durante dos temporadas han sembrado en nuestro interior.

Hannibal3

Falta ver que ha sucedido con Will Graham y el resto de sus compañeros, pero hasta ahora el Dr. Lecter ha demostrado por que nunca debió irse. ha vuelto para que tengamos uno de los veranos más deliciosos que podamos imaginar. Llevábamos mucho tiempo con hambre y ganas de más, por fin podemos saciar nuestras ganas.

Anuncios

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s