The Brink, una serie necesaria

The Brink pic 1

Si tenemos que comenzar con una afirmación a la hora de comentar por primera vez esta serie, ha de ser la siguiente: The Brink no va a gustar a muchos. Casi desde su concepción parece una de esas series echas para un público muy determinado, con unos actores muy característicos y una temática muy particular. La serie de HBO va a dejar fuera a una gran parte del público solo por el mero hecho de existir, que a su vez harán como si la serie ni existiera. Pero ahí está, una comedia política que bien pudiera estar en un universo compartido con Veep por la familiaridad en el tono de ambas o ser un spin-off no oficial de esta.

Precisamente con Veep sucede algo semejante, si bien la crítica estadounidense siente un amor incondicional por la serie y por su protagonista Julia Louis-Dreyfus, existe un público generalista que o bien desconoce su emisión en el gigante de cable premium o simplemente nunca ha sentido interés por la serie más allá de su piloto. A nosotros nos ha gustado este piloto de The Brink pero entendemos que viva una situación semejante o que incluso, a pesar de su llamativo reparto, acabe cayendo en la ignominia por las razones expresadas.

Y a pesar de todo, es una serie que necesitábamos que estuviese en emisión.

The Brink pic 2

Quizá esto no lo compartan los fans acérrimos de Veep, que los hay y son muy ruidosos, pero le va a venir bien tener un reverso meramente masculino como sucesor espiritual más allá de una repetición de la fórmula. Una cosa es cierta, si a la serie llega algún radical del test de Bechdel esta serie va directa a la condenación en el infierno para él. Ya que no solo carece de cualquier protagonista femenina o interacción entre personajes femeninos, sino que los pocos que tienen presencia no son más que un mero accesorio o comparsa para alguno de los cuatro protagonistas masculinos.

Sin embargo la consideramos necesaria por el hecho de ser la primera serie de alto presupuesto en tomar la decisión de no tomarse tan en serio el género del thriller de espionaje. La comparábamos con Veep por afinidad y la cadena en la que se emite, pero bien podría considerarse una parodia directa de la última temporada de Homeland o una versión humorística de lo que Madam Secretary quiso hacer de forma ligera pero con formas de serie intensa. El que aquí escribe vive y se desvive por el género, pero llegados a este punto se necesita una visión desmitificadora y que decida que también hay espacio para la comedia en la política internacional.

The Brink pic 3

Una comedia que se construye y se sostiene gracias a sus cuatro actores protagonistas. Las caras más reconocibles de este reparto son Jack Black y Tim Robbins, que han buscado un hueco en sus carreras para rodar esta serie de media hora juntos en los que interpretan a un agente del gobierno y a un Secretario de Estado muy atípicos. No es que la figura del fumeta descarado o el alcohólico mujeriego sean novedosas de por si, sino todo lo contrario, pero si que aplicadas a figuras tan típicamente solemnes en el cine y la televisión nos dan un poco de respiro con respecto a los lugares comunes de la ficción.

Junto a estos y entre otro alto número de caras conocidas están el actor indio Aasif Mandvi, un intérprete que esperamos que siga la estela de Kumail Nanjiani dentro de la cadena ya que tiene grandes dotes para la comedia, y Pablo Schreiber que justifica así su prácticamente nula participación en la última temporada de Orange is the New Black. Uno es el chófer local pakistaní al que el personaje de Jack Black mete en medio de su tejemaneje para hacerse importante dentro del gobierno aprovechando el golpe de estado en el lugar mientras que otro es un piloto de caza drogadicto al que se designa como líder de misión aérea.

The Brink pic 4

Tomando unos pocos elementos de la comedia de enredo y sin buscar la carcajada constante, se nos otorga una primera media hora realmente entretenida. Algo que quizá provenga de la experiencia de su creador Roberto Benabib en series como Weeds o Ally McBeal con las que comparte un tono muy similar aún teniendo una personalidad muy propia. Una que como decimos probablemente no sea plato del gusto de todos los públicos, dependiendo mucho de la afinidad del espectador por los intérpretes y la propuesta y que aún así ha de requerir cierta predisposición para esta visión deconstructiva del mundo de los espías y la alta política.

Una que, con el mayor respeto y apreciación por el género, animamos a nuestros lectores a tener.

Un comentario en “The Brink, una serie necesaria

  1. Casi todas las críticas y reseñas que leí sobre The Brink han sido negativas, sin embargo me gustó mucho, sobre todo los personajes Jack y Tim creo que hacen buenas actuaciones, es una forma de tratar un tema tan delicado de manera humorística.

¡Arrr, marinero! Di lo que tengas que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s