Cinco reboots que no queremos ver ni en pintura

Heroes Reborn pic 1

La semana pasada, tomando el ejemplo de Expediente-X que volverá con seis episodios a FOX, hablábamos de los reboots de las series que si nos gustaría ver. Ya sea por nostalgia, por actualizar algunos fenómenos o por darle segundas oportunidades a series que no supieron aprovechar todo su potencial, hay ciertas series que si merecen tener un hueco en una parrilla actual. Pero tal y como gustamos de hacer mucho en este blog, también queremos ofrecer el caso contrario.

Al igual que hay reboots que si serían deseables, existe otra clase de estos que no quisiéramos verlos ni en pintura. Estos quizá sean los más numerosos y los que más fácilmente iluminan la memoria de los espectadores. De los más desastrosos como ese El Coche Fantástico sin un KITT ni un Michael Knight reconocible a una Nikita tan a medio gas como su serie original pasando por una Dallas que fuera de los retornos del reparto original nada podía aportar. Y ahora llega Heroes Reborn para que no nos relajemos.

Pues aquí os dejamos otros cinco para echarse a temblar.

Sigue leyendo

Agents of S.H.I.E.L.D., la importancia de llamarse Joss Whedon

CLARK GREGG, MING-NA WEN, BRETT DALTON

Hay series cuyo piloto ya nos entusiasma y a partir de ahí es una comunión perfecta con el espectador, como Masters of Sex o The Good Wife; hay series que necesitan unos cuantos episodios para coger ritmo y a partir de ahí dar un buen nivel, como Fringe o Community; e incluso hay series que necesitan una temporada entera, como Justified o Parks and Recreation. Pero lo que tenían todas ellas en común, de la más iluminada a la más rezagada, era un gran potencial desde el principio.

Ya fuese por su planteamiento inicial o por los nombres implicados en el proyecto, a todos se le veían atisbos de ser grandes series – a pesar de que la mitad de las citadas sufrieran o sufran un destacado ocaso – y llegaron a dar grandes momentos televisivos. Pedir que haya algo que rascar bajo una superficie algo más anodina suele ser uno de los hábitos del aficionado a la televisión. El problema es cuando los defectos iniciales no se ven compensados por una buena evolución posterior.

¿Es Agents of S.H.I.E.L.D. un ejemplo de esto? La respuesta a esto, a continuación.

Sigue leyendo