Cinco razones para ver la segunda temporada de Arrow

Arrow

Interrumpimos nuestra programación habitual. El Capitán se ha visto trasladado a un mundo ficticio llamado Grand Theft Auto V y la anarquía está a punto de apoderarse del barco. Por suerte aún quedo yo, el segundo de a bordo, por lo que agilizaré el proceso para que eso ocurra.

Cada año hay una serie cuyos avances o propuestas no atraen al espectador, pero que, sin embargo, con cada capítulo va ganando más y más seguidores. Una auténtica sorpresa. El año pasado una de estas series tapadas fue Arrow. Aparentemente la típica serie de The CW con un protagonista macizo enseñando musculatura y una multitud tías buenorras que se pegan por él. Los fans del cómic Green Arrow se tiraban de los pelos ante lo que podía suceder con el bueno de Oliver Queen. Las adolescentes se frotaban las manos ante lo que sería un nuevo guaperas televisivo. Los seriéfilos solo pensaban que se trataba de un producto mas de The CW.

Conforme avanzaban los capítulos todos los que pensaban que iba a ser un fracaso se alegraban de ver que estaban equivocados. Sin dejar de ser más o menos fiel al cómic, incluía bastantes elementos propios. Si bien es cierto que algunos de estos elementos eran para telenovelizar la serie, la verdad es que funcionaban bien, encajaban. Los fans del cómic, las groupies y los seriéfilos estaban contentos. Se trataba de un producto que no buscaba ser más de lo que era, entretenimiento para todos. Por eso, a tres semanas de que empiece la segunda temporada, os proponemos cinco motivos para ver esta nueva entrega del defensor de Star Starling City.

Sigue leyendo