Brooklyn Nine-Nine, la única esperanza de comedia

Brooklyn Nine-Nine pic 1

En este buque tenemos dos preocupaciones principales: que se nos acabe el alcohol y que se nos acaben las comedias. Por fortuna el primero de nuestros temores parece lejos de cumplirse, siempre hay algún nuevo brebaje que catar aunque sea improvisado, pero el segundo cada vez está más cerca de llamar a nuestra puerta por las noches para quitarnos el sueño. Televisivamente hablando, claro. Las buenas comedias, las que combinando inteligencia y humor hacen reír al espectador, son una especie en peligro de extinción.

Si, las cadenas de cable producen una serie de nuevas comedias de calidad de forma regular, pero no es lo mismo. Louie es una maravilla digna de adorarse en cualquier panteón, pero se sale completamente de esos cánones de la sitcom de veinte minutos que te deja con una carcajada y que tanto se prodigaban en la última década por televisión. Parks and Recreation es la única superviviente de aquella época en la que teníamos 30 Rock y The Office en antena – y Community a pleno rendimiento – y parece que solo Brooklyn Nine-Nine continuará el legado de estas.

Prodigamos esta tesis a continuación.

Sigue leyendo