En memoria de Robin Williams

The Crazy Ones pic 1

Being a functioning alcoholic is kind of like being a paraplegic lap dancer — you can do it, just not as well as the others, really.

Hoy teníamos con nosotros una de las noticias más funestas que podríamos imaginar, una de esas que en nuestra semana de aniversario del blog no quisiéramos tener que haber vivido. Pero el actor Robin Williams, uno de los intérpretes más virtuosos dentro de la comedia e igualmente diestro dentro del drama, con el que muchos hemos crecido con sus películas, ha fallecido la madrugada de ayer a los 63 años de edad. Las circunstancias de su muerte apuntan al suicidio, aunque nosotros quisiéramos glorificar lo que nos dejó en vida cuyo legado perdurará para siempre.

Los problemas de alcoholismo le habían seguido durante gran parte de su vida, aunque eso no le había impedido ser una de las personas que puso un empeño más sincero en simplemente hacer reír a sus congéneres, un hombre querido por todos sus compañeros de profesión y por todos los espectadores. Podría decirse que el único que no llegaba a quererlo del todo era él mismo. Pero ahí están El Indomable Will Hunting y El Club de los Poetas Muertos, Señora Doubtfire y Una Jaula de Grillos o Hook y Jumanji, recuerdos imborrables de su talento y carisma.

Nosotros queremos rememorarlo aquí desde su trayectoria en la televisión.

Sigue leyendo

El Salto del Tiburón en Yemen

Episode

Por todos es sabido que en las series de una determinada duración, cuanto más largas más fácil que esto ocurra, existe la posibilidad de que el nivel general de calidad decaiga. Llegado el momento, hasta las series de más renombre sufren un desgaste tanto a nivel creativo como en el interés de la audiencia por estos productos. Existen algunas excepciones, como The Good Wife, en el que el crescendo narrativo es tal que ya en su quinta temporada, lejos de decaer, mejora capítulo a capítulo; sin embargo, en la gran mayoría de series es un fenómeno natural.

A pesar de esto, no es lógico que se repita como un mantra, a tenor de ciertas series actuales que se hayan discutidas como en el caso de Homeland, sobre cada producto en baja forma el concepto de que este ha saltado el tiburón o su expresión original anglosajona jumping the shark. Si bien es un fenómeno que suele ser un síntoma de una profunda decadencia, no se da siempre y ha de utilizarse con precisión.

Pero, ¿qué significa saltar el tiburón? Más sobre este asunto, a continuación.

Sigue leyendo