Cuatro series de animación que debes seguir

Bob's Burgers pic 2

Quizá las series de animación para adultos más conocidas como Los Simpson o Padre de Familia estén en decadencia y con la despedida definitiva de Futurama ya no exista un único referente de calidad en el género, pero porque la animación ya no esté viviendo una edad de oro no significa que a esta no la siga una edad de plata. La renovación hasta 2019 de South Park nos da a entender que todavía hay mucha demanda por este tipo de series, por lo que hemos decidido escoger cuatro de entre todas las que se emiten en la actualidad para recomendar a nuestros lectores.

Porque puede que la mayoría se decanten por la acción real, pero todavía hay muchos espectadores que tienen un hueco para la animación. De otra forma no se entendería el éxito de Hora de Aventuras, una serie de animación destinada en origen para un público infantil pero que sin embargo funciona a muchos niveles y que el público más adulto disfruta tanto o más que los más pequeños. Y al igual que esta serie, hay muchas otras igualmente metarreferenciales específicamente diseñadas para estos aficionados que no les importa el formato solo la diversión.

Pues bien, estas son nuestras elegidas.

Sigue leyendo

Anuncios

Archer reanuda las operaciones

Archer pic 3

No lo tenía fácil para convencer Archer con su sexta temporada. Durante las cuatro primeras temporadas se había convertido en una de las mejores comedias que tiene la televisión a pesar – o en ciertos casos, gracias a – de ser una serie de animación. Simplemente se las considera un escalón por debajo en importancia, especialmente ahora que toda la atención se la lleva ese género de comedia que directamente renuncia a la parte de hacer reír al espectador. Y durante su quinta campaña quiso ser algo distinto, lo que sin embargo con el cambio a Archer: Vice se perdió algo de la frescura de la serie.

Habíamos pasado de una parodia en toda regla del género de espías en particular y del cine de acción en general con múltiples referencias a toda la cultura popular de la segunda mitad del siglo pasado a una de las películas de narcotraficantes de los ochenta, con especial interés por las películas como Scarface o series como Miami Vice. Por así decirlo, para obtener algo nuevo se quiso cerrar el foco – ya que por esas ambientaciones ya se había pasado – y centrarse en el mundo de la cocaína. No estuvo mal, para nada, pero parte de la frescura y polivalencia de la serie parecía haberse esfumado con el cambio de escenario.

Vemos tras el salto cómo ha retornado nuestra comedia de animación favorita.

Sigue leyendo