Ray Donovan, el delicado equilibrio

Ray Donovan pic 1

Algo que nos quedó claro el verano pasado es que Ray Donovan estaba destinada a convertirse en la reina del período estival. No fue la mejor, ni siquiera la más novedosa, pero si ese producto que sin ser redondo tiene lo suficiente para convertirse en una serie que genere un ruido de fondo entre los aficionados a la televisión, que en muchas ocasiones se pronuncie la frase “¿y Ray Donovan qué?”. No siempre para bien, especialmente por el tramo medio de su pasada campaña demasiado tedioso, pero tampoco nunca para mal.

Ya sea por incluir a mitos eróticos del colectivo lésbico como Kate Moenning o personales como Paula Malcolmson – viene de tiempos de Deadwood y se afianzó con Caprica – o por el tirón que Scandal tiene entre los norteamericanos siendo esta una alternativa seria y creíble hasta cierto punto. O por regalarnos el que probablemente sea el mejor secundario del cable norteamericano, Jon Voight como Mickey Donovan. Lo quisiéramos o no, la serie de Showtime tenía algo.

¿Lo ha mantenido con el retorno de su segunda temporada? Lo comentamos a continuación.

Sigue leyendo