The Breakthrough Club, estrellas de Hollywood que se merecen una serie (I)

Bill Murray TV pic

Hubo un tiempo en que actores de cine con mucho talento pero sin proyectos de interés decidieron pasarse a la televisión, de lo que salió que Steve Buscemi protagonizase Boardwalk Empire, Kevin Spacey hiciese lo propio con House of Cards o William H. Macy triunfase con Shameless. Sin embargo cuando ya Ashton Kutcher decidió que igual él también se merecía su hueco o cuando Ashley Judd pensó que íbamos a pasar que nunca hubiese sabido actuar, todo se torció.

A partir de ahí se inició la actual avalancha de estrellas del cine de los ochenta y noventa buscando carne fresca en la televisión, viendo como Susan Sarandon, Robin Williams, Meg Ryan, Michael J. Fox, Billy Crystal, Paul Giamatti, Bill Murray, Kevin Bacon o Jamie Lee Curtis pillaban su propio proyecto. Si hasta Halle Berry ha pescado una serie. No nos malentendáis, compramos una serie de Bill Murray en HBO con los ojos cerrados e incluso nos ha hecho gracia el show de Robin Williams – que ahora volverá a ser la Sra. Doubtfire – en CBS, pero creo que tendría que haber un límite de estrellas venidas a menos en televisión.

O por lo menos que sean actores que interesen, como los que proponemos a continuación.

Sigue leyendo

Anuncios

Downton Abbey, los líos de los Crawley

Downton Abbey Christmas special 2013 pic

Downton Abbey gusta de tener una buena costumbre y es la de dar un epílogo a la temporada cada Navidad donde cristalizan los argumentos que se han desarrollado toda la temporada. Un hacer muy británico imposible en territorio continental en la actualidad, con esa división tan férrea entre la temporada de otoño y la midseason y ese invento que son las finales de mitad de temporada. Hablamos de los christmas special.

Sin embargo nos tendremos que conformar con que lo hagan solo series como esta o Doctor Who, a pesar de lo muy a favor que estamos de tener algo fresco que ver en plenas festividades. Más aún cuando estos episodios tienen un aroma especial, una estructura autocontenida y una sensación de evento televisivo propias del momento en el que se emiten. Aunque eso no significa que siempre salga todo como debe.

Para saber si Lord Grantham y su prole han tocado las teclas adecuadas, os invitamos a que a continuación leáis nuestro análisis.

Sigue leyendo