The Expanse, la próxima space-opera de SyFy

Leviathan Wakes SyFy pic

Tras habernos decepcionado este año con Helix, una serie de la que esperábamos mucho y cuyo piloto prometía pero que terminó por ser un esperpento que no nos merecíamos, SyFy añade otra serie más a la larga lista de proyectos que tiene pendientes para la próxima temporada. Junto a los ángeles de Dominion – adaptación de la película Legion – llegará la space-opera The Expanse.

Esta serie contará con diez episodios en su primera temporada que adaptarán Leviathan Wakes, el primer libro de la saga de ciencia ficción del escritor James S.A. Corey. Así la cadena retorna al género que la encumbró con Battlestar Galactica pero que en la actualidad no termina de cuajar en Defiance.

El argumento y más detalles, a continuación.

Sigue leyendo

Anuncios

La Mesa del Capitán: Capítulo 0016 La Galactica que nos Amó

Battlestar Galactica pic

Capitán Valverde: En pocas horas se cumplirán diez años de la emisión original en SyFy de la miniserie que reimaginaba la Battlestar Galactica original de los setenta. Diez años del momento en el que se puso en marcha, sin consciencia alguna del fenómeno en el que se convertiría, la más perfecta serie de ciencia ficción de la televisión.

OhJara: Encima tenían a Apollo, un hombre que en la reimaginación servia para todo. ¿Pilotar? Apollo. ¿Comandar? Apollo. ¿Litigar? Apollo. Eso no era un hombre sino un Cadillac humano. Y junto a él muchos otros, hombres y cylons a los que queremos por igual.

CV: Aunque sea el mejor ejemplo de space opera que ha dado el siglo XXI, mucho más tiene que ver con Homeland que con Star Trek. La serie que mejor supo retratar la paranoia, la dualidad civil y militar y el extremismo religioso de una sociedad tocada y hundida moralmente por el 11S, lo hizo a bordo de las últimas naves estelares de las doce colonias de Kobol.

OJ: Una serie que supo adelantarse a su tiempo, que no vio fronteras. Poner a su propia Cospedal como almirante de la Pegasus y que su comportamiento fuera el mismo que el que luego tendría la autóctona en España, su gran acierto como visionaria. Pero no solo sirvio como ejemplo de una sociedad, sino también como ejemplo de relaciones entre personas. Una serie de personajes, que diría Lindelof. Sólo que esta con un final a la altura. Además, nos ha dado una de las mejores tensiones sexuales no resueltas que hemos podido ver en los últimos años.

CV: Un ejemplo de cómo la ciencia ficción no es un género menor y que puede albergar historias tan reflexivas e introspectivas como otros menos denostados. La serie que sacó a Edward James Olmos del limbo de policía secundario que había adquirido con Corrupción en Miami y que nos descubrió que un plan a largo plazo no implica dejar el día a día de lado, siendo los entresijos de sociedades disfuncionales, con sus figuras mesiánicas, tan importantes como los grandes misterios.

OJSo say we all. No solo dieron una segunda vida a personajes olvidados, también permitieron que Richard Hatch volviese a formar parte de la flota. Solo que en esta ocasión como un terrorista activista político, en vez de como el polifacético Apollo que esta vez vendría de la mano de Jamie Bamber. Sin duda alguna el punto de inflexión que supuso Galactica en cuanto a la forma de concebir series supuso un gran cambio, para el sci-fi, para los remakes y para mucho más. Muchas otras deberían seguir el camino que marca la Flecha de Apolo.

CV: A pesar de que no todas han seguido ese ejemplo como debieran, como vamos a ver. Porque al igual de que la miniserie fue solo un breve adelanto de lo que llegaría a ser Battlestar Galactica, este sencillo homenaje es solo el preludio del especial que le dedicaremos en el año que viene con motivo del inicio de su primera temporada. Ahora, otros asuntos televisivos nos ocupan, buena caza.

Sigue leyendo

Noticias de Ultramar: Semana XVI (del 30 de noviembre al 6 de diciembre)

Scandal pic

Tras el erial de noticias que atravesamos la semana pasada, en esta primera de diciembre las cadenas se han puesto las pilas y han puesto sobre la mesa bastantes asuntos concernientes al futuro de sus series. Tenemos desde las ya comentadas fechas de estreno a renovaciones, pero especialmente muchos trailers de nuevas propuestas. 

Aún así, el caso especialmente llamativo es el de Scandal. La serie de Shonda Rhimes para ABC, de la que conocemos que tiene un alto número de aficionados aunque no formemos parte de ellos y desconozcamos completamente sus razones para serlo, ha visto sin mediar palabra reducido el número de episodios de actual temporada de veintidós a dieciocho. Sin ninguna razón aportada, parece ser que el avanzado embarazo de Kerry Washington dificulta el rodaje de las escenas.

Una explicación no habría estado mal por parte de la cadena, no por nosotros que nos da igual, sino por esa legión de aficionados que se excitan cada vez que oyen la expresión “gladiadores en traje”. Y no será la única legión de la que hoy hablemos, atentos a las noticias que vienen.

Sigue leyendo