Fargo y el cine en televisión

Fargo Martin Freeman pic

THIS IS A TRUE STORY. The events depicted in this film took place in Minnesota in 2006. At the request of the survivors, the names have been changed. Out of respect for the dead, the rest has been told exactly as it occurred.

Siempre somos cautos con el tema de las adaptaciones. Si bien hay unas cuantas que nos interesarían, solemos mirar con recelo ciertas vacas sagradas del cine que corren peligro de ser destrozadas vilmente en las manos inadecuadas. Fargo es sin duda alguna una de esas reliquias que deben ser preservadas a toda costa, una de las mejores comedias negras de los noventa y probablemente la mejor película de la filmografía de los Coen.

Por eso llevar a la pequeña pantalla tan magna película parecía casi un suicidio, con grandes posibilidades de atentar contra una obra de culto o, en caso de que aún así fuese una adaptación digna, teniendo poco que aportar a los que ya vieran la película o a los que se planteasen ver una u otra. Un laberinto de difícil salida para Noah Hawley, que ha optado por un recurso mucho más imaginativo de lo esperado para salir de ese atolladero.

Los cómos y porqués os los explicamos tras el salto.

Sigue leyendo