La televisión es cosa de showrunners

Aaron Sorkin pic 1

Coincidiendo con el estreno de The Newsroom, sobre el que mañana hablará nuestro compañero Twedan si los mares nos lo permiten, llegan unas declaraciones de Aaron Sorkin en las que afirma que nunca más hará televisión. Lo que comenzó con Sports Night se terminará con The Newsroom habiendo dejado por el camino El Ala Oeste de la Casa Blanca y Studio 60 on the Sunset Strip. Habrá de dedicarse ahora en exclusiva al cine que también le ha reportado grandes éxitos como los guiones de Algunos Hombres Buenos o La Red Social.

Un cine y una televisión que hasta hace poco no compartían la figura de la persona que representaba el espíritu del producto, el cine siempre había tenido al director que era el que aportaba la visión de la película que era lo que el espectador terminaba por ver, una mano muy visible que guiaba todo el rodaje para que todo saliera tal y como este tenía en mente. La televisión siempre fue mucho más difusa, con un equipo de guionistas más amplio y directores cambiantes, hasta que llegó la figura del showrunner, esa cabeza pensante de cada una de las series en la actualidad.

Hablaremos de esa común figura televisiva a continuación.

Sigue leyendo

El desarrollo interrumpido de Ted Mosby

How I Met Your Mother season 9 photo

Las temporadas finales son difíciles. Más que las iniciales y mucho más que la jugada más arriesgada que puedas plantear en el desarrollo de la serie. En algunos casos porque la serie ya ha sucumbido al hartazgo de la audiencia, da igual lo que hagas que ya has pasado por ese punto de no retorno en el que tu historia ha perdido el interés, ¿qué puedes plantear en el final que recupere la ilusión por tu serie? Unos pensarían en el último tramo de Weeds como ejemplo.

En otros casos, más afortunados, son difíciles por las expectativas de los televidentes que han seguido desde el inicio y quieren ver redoblar los esfuerzos que hace la serie por sorprender en el último tramo. Breaking Bad se puso en esa situación y, según la opinión mayoritaria, salió airoso. Pero, ¿qué pasa cuando una serie se enfrenta a ambas situaciones? ¿qué sucede cuando tu audiencia está tan hibridizada que has de jugar a dos bandas para intentar no solo rescatar el interés por tu serie sino dar un final a la altura a tu número de fieles seguidores? Ese es el dilema de Cómo Conocí a Vuestra Madre.

Nuestro análisis de la solución que aporta la serie de la CBS, tras el salto.

Sigue leyendo