Tres ejemplos de adaptaciones que no deberían hacerse

Habitualmente en otros medios y especialmente en este blog siempre se buscan nuevas fuentes de contenido para un medio con un hambre voraz como es la televisión. Está probado que los contenidos originales son los que más calidad pueden llegar a desarrollar pero no se producen a un ritmo lo suficientemente alto como para cubrir todas las expectativas de nuevas series de todas las cadenas, ya sean networks o de cable. Por eso ahora cada cadena busca tener al mismo tiempo su Boardwalk Empire y su Game of Thrones o su Breaking Bad y su The Walking Dead.

Esa estrategia de tener un producto propio reputado y su adaptación de masas ha tenido grandes resultados, pero también fallos estrepitosos. Se está llegando al punto de que se empiezan a adaptar películas, libros o cómics sin ton ni son y series ridículas como Dominion ya han llegado a nuestras manos. Si, por suerte esto también está produciendo verdaderas obras de arte como Fargo, de ahí que veamos urgente la necesidad de establecer unos criterios a la hora de lo que se debería adaptar y lo que no.

Esperamos que nuestros siguientes cuatro ejemplos sean ilustrativos en esa línea.

Sigue leyendo

Adaptaciones que nos gustaría ver en televisión (II): Videojuegos

Bioshock Infinite photo

Empezamos a navegar por aguas realmente peligrosas, tras una travesía tranquila tras repasar en la primera parte los libros que nos gustaría ver en televisión, llegamos a un punto negro de las adaptaciones audiovisuales, los videojuegos. No nos gusta ser reduccionistas, pero la realidad nunca se ha resumido mejor en una única frase: nunca se ha hecho una buena adaptación de un videojuego. Todas las películas que Hollywood ha hecho basadas en licencias de videojuegos, especialmente si el director Uwe Boll está implicado, han sido de echar a correr y no querer ver atrás.

Por eso, y tras las declaraciones de Avi Arad en las que afirma que a licencias como las de Metal Gear Solid o Mass Effect aún les quedan años para llegar al cine, animamos a las productoras a hacer un segundo intento pero esta vez en la televisión. La interacción entre la pequeña pantalla y la industria del videojuego ha sido muy puntual, con Defiance como el único ejemplo reciente y que fue el colmo de la irrelevancia en ambos mundos, por eso viendo que la estructura de la televisión está muy arraigada en algunos títulos – como L.A. Noire o Alan Wake – a continuación lanzamos nuestras propias propuestas de productos que funcionarían perfectamente en cualquier cadena.

Sigue leyendo